TODOS LOS TEMAS
Salud perruna

Los riesgos de jugar a tirarle un palo a nuestro perro: astillas y accidentes bastante más serios

Compartir

Aunque sea un clásico y aunque se haya hecho toda la vida no quiere decir que sea un entretenimiento inocuo: tirarle un palo a nuestro perro puede terminar con una visita a urgencias. Es algo sobre lo que advierten múltiples veterinarios en todo el mundo porque sucede con mucha más frecuencia de lo que pudiéramos sospechar y porque puede traducirse en lesiones muy graves.

Es lo que le ha ocurrido a este jovenzuelo Border Collie llamado Dash: con el ansia de atrapar el palo acabó tragándoselo entero como podréis observar en la radiografía.

Él ha tenido suerte, los veterinarios de Animal Referral Hospital pudieron retirar el palo y todas las astillas y el can se ha recuperado. Pero no siempre la historia termina así de bien, como refleja un estudio llevado a cabo por el Royal Veterinary College de Londres porque esas astillas pueden causar infecciones que en algunos casos llegan a ser mortales.

Los accidentes de este tipo son demasiado frecuentes.

En este extenso artículo la (gran) educadora canina británica, Patricia McConnell habla de la cuestión. Su consejo es claro: es improbable sí, pero no imposible que un perro se lastime si le tiramos palos constantemente y por eso ella, para evitar el riesgo, se ha pasado a otro tipo de juguetes, palos de plástico, etc.

Diversos veterinarios advierten que el tipo de accidentes que llegan a sus consultas son graves y demasiados comunes: pueden atender varios casos al mes. En Australia el Colegio de Veterinarios también ha emitido una seria advertencia al respecto al igual que la asociación de veterinarios británicos.

Esta perra se tragó un palo sin que su dueña se diera cuenta: por la noche comenzó a vomitar sangre y acabaron en urgencias. Así descubrieron que un palo le había causado una grave obstrucción en el esófago, incluso perforándolo.

¿Por qué es tan peligroso? Además de los accidentes más evidentes, cuando un perro va corriendo y se clava el palo, palos que se quedan atascados en su boca, etc. también hay un grave riesgo debido a las astillas: se pueden clavar en su lengua o en su paladar, se las puede tragar y si se infectan esto puede dar lugar a un serio problema médico. también pueden llegar a perforar órganos vitales.

A Max, por ejemplo, se le atascó el palo en el paladar:

Es importante ser conscientes de los riesgos y tratar de utilizar otro tipo de juguetes durante los paseos, una pelota o incluso la alternativa creada de caucho de Kong, la marca conocida por sus juguetes resistentes: ellos comercializan el "safestix", o palo seguro.

Es como una vara de caucho cuyas puntas son redondas: así ni astillas ni palos clavados. Lo podéis encontrar en Tiendanimal.es

 

Utilizamos cookies para personalizar y mejorar tu experiencia en nuestra web, tanto con respecto al contenido y utilidades de SrPerro como a los anuncios que muestran en nuestra web nuestros socios publicitarios. Mira nuestra Política de Privacidad, actualizada en mayo 2018, para conocer más detalles sobre nuestras prácticas de recopilación de datos. Al hacer clic en Aceptar, nos autorizas a usar cookies para los fines enumerados. Aceptar