TODOS LOS TEMAS
Salud perruna

El coronavirus y los animales de compañía: consejos e información para veterinarios y dueños de perros

Compartir

La WSAVA, La asociación Mundial Veterinaria de Pequeños Animales, ha emitido un completo comunicado con respuestas y recomendaciones en base a la información científica disponible para ayudar a los veterinarios de todo el mundo a resolver las dudas que puedan surgir sobre el nuevo COVID-19 y los animales de compañía. Desde WSAVA recalcan que siendo conscientes de los problemas relacionados con el abandono de perros y gatos en China, esperan que esta información sea de utilidad para hacer frente a esta grave crisis y evitar que algo así pueda suceder en otros países. En resumen: no hay ningún caso de ningún animal de compañía que se haya infectado por el COVID-19 (el perro de Hong Kong en el que sí se detectó una baja carga viral no mostraba síntomas clínicos de la enfermedad). Dado que todo sigue evolucionando a gran velocidad, la recomendación oficial es que las personas enfermas con COVID-19 reduzcan el contacto con animales de compañía.

A continuación compartimos casi en su totalidad la traducción oficial del documento compartido por WSAVA el 5 de marzo 2020 que podéis leer íntegro aquí:

En enero de 2020, la Organización Mundial de la Salud (OMS) nombró temporalmente al nuevo virus como nuevo coronavirus 2019 (2019-nCoV). Sin embargo, el 11 de febrero se denominó definitivamente SARS-Cov-2 y la enfermedad causada por este virus se denominó "Enfermedad de Coronavirus 2019" (abreviado "COVID-19").

El coronavirus canino, que puede causar diarrea leve y el coronavirus felino, que puede causar peritonitis infecciosa felina (FIP), son ambos alfa-coronavirus. Estos coronavirus no están asociados con el brote actual de coronavirus. La información más actualizada relacionada con la salud animal se puede encontrar aquí, en la web de la Organización Mundial de Sanidad Animal.

En respuesta a este brote, los Comités Científico y One Health de WSAVA han preparado la siguiente lista de preguntas frecuentes para los miembros de WSAVA en colaboración con individuos interesados en One Health en todo el mundo.

¿Cómo puedo ayudar a protegerme a mí mismo y al personal de mi clínica?

Visite la página de Prevención y tratamiento de COVID-19 para obtener información sobre cómo protegerse de enfermedades respiratorias, como COVID-19 (https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/about/prevention-treatment.html)

¿Puede COVID-19 infectar a las mascotas?

Actualmente no hay evidencia de que los animales de compañía puedan infectarse o propagar COVID19. Esta es una situación en rápida evolución y la información se actualizará a medida que esté disponible

¿Debo evitar el contacto con mascotas u otros animales si estoy enfermo con COVID-19?

Los CDC recomiendan lo siguiente: “Debe restringir el contacto con mascotas y otros animales mientras esté enfermo con COVID-19, tal como lo haría con otras personas.

Aunque no ha habido informes de mascotas u otros animales que se enfermen con COVID-19, aún se recomienda que las personas enfermas con COVID-19 limiten el contacto con los animales hasta que se sepa más información sobre el virus.

Cuando sea posible, haga que otro miembro de su hogar cuide a sus animales mientras esté enfermo. Si está enfermo con COVID-19, evite el contacto con su mascota, incluyendo caricias, acurrucarse, ser besado o lamido, y compartir comida. Si debe cuidar a su mascota o estar cerca de animales mientras está enfermo, lávese las manos antes y después de interactuar con las mascotas y use una máscara facial ”.

Compruebe si hay nuevas actualizaciones en el sitio web de los CDC en este enlace: www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/faq.html#2019-nCoV-and-animals

Si mi mascota ha estado en contacto con alguien que está enfermo por COVID-19, ¿puede transmitir la enfermedad a otras personas?

Si bien aún no lo sabemos con certeza, no hay evidencia de que los animales de compañía puedan infectarse o propagar el SARS-Cov-2.

Tampoco sabemos si podrían enfermarse por este nuevo coronavirus. Además, actualmente no hay evidencia de que los animales de compañía puedan ser una fuente de infección para las personas. Esta es una situación en rápida evolución y la información se actualizará a medida que esté disponible.

¿Qué debo hacer si mi mascota desarrolla una enfermedad inexplicable y estaba cerca de una persona con infección documentada por COVID-19?

Todavía no sabemos si los animales de compañía pueden infectarse por SARS-Cov-2 o enfermarse con COVID-19.

Si su mascota desarrolla una enfermedad inexplicable y ha estado expuesta a una persona infectada con COVID-19, hable con el funcionario de salud pública que trabaja con la persona infectada con COVID-19.

Si su área tiene un veterinario de salud pública, el funcionario de salud pública consultará con ellos u otro funcionario apropiado.

Si el veterinario de salud pública del estado u otro funcionario de salud pública le aconseja llevar a su mascota a una clínica veterinaria, llame a su clínica veterinaria antes de ir para informarles que está trayendo una mascota enferma que ha estado expuesta a una persona infectada con COVID-19.

Esto le dará tiempo a la clínica para preparar un área de aislamiento. No lleve al animal a una clínica veterinaria a menos que se lo indique un funcionario de salud pública.

¿Qué se debe hacer con las mascotas en áreas donde el virus está activo?

Actualmente no hay evidencia de que las mascotas puedan infectarse con este nuevo coronavirus. Aunque no ha habido informes de mascotas u otros animales que se enferman con COVID-19, hasta que sepamos más, los dueños de mascotas deben evitar el contacto con animales con los que no están familiarizados y siempre lavarse las manos antes y después de interactuar con los animales.

Si los propietarios están enfermos con COVID-19, deben evitar el contacto con animales en su hogar, incluso acariciar, acurrucarse, ser besado o lamido, y compartir alimentos.

Si necesitan cuidar a su mascota o estar cerca de animales mientras están enfermos, deben lavarse las manos antes y después de interactuar con ellos y usar una máscara facial. Esta es una situación en rápida evolución y la información se actualizará a medida que esté disponible.

¿Deberían los veterinarios comenzar a vacunar a los perros contra el coronavirus canino debido al riesgo de SARS-Cov-2?

Las vacunas de coronavirus canino disponibles en algunos mercados mundiales están destinadas a proteger contra la infección por coronavirus entérico y NO tienen licencia para protección contra infecciones respiratorias.

Los veterinarios NO deben usar dichas vacunas ante el brote actual pensando que puede haber alguna forma de protección cruzada contra COVID-19.

No hay absolutamente ninguna evidencia de que la vacunación de perros con vacunas disponibles en el mercado proporcione protección cruzada contra la infección por COVID-19, ya que los virus entéricos y respiratorios son variantes claramente diferentes de coronavirus. Actualmente no hay vacunas disponibles en ningún mercado para la infección por coronavirus respiratorio en el perro.  

¿Cuál es la respuesta de WSAVA a los informes de que un perro ha sido "infectado" con COVID-19 en Hong Kog?

Informes de Hong Kong el 28 de febrero indicaron que el perro de un paciente infectado había dado un resultado "débilmente positivo" a COVID-19 después de las pruebas de rutina.

El 5 de marzo, el Departamento de Agricultura, Pesca y Conservación de la RAE de Hong Kong (AFCD) informó que se analizaron muestras nasales, orales, rectales y fecales del perro. El 26 y 28 de febrero, los hisopos orales y nasales fueron positivos, mientras que el 2 de marzo, solo los hisopos nasales mostraron resultados positivos. Las muestras rectales y fecales resultaron negativas en las tres ocasiones.

Las pruebas realizadas tanto en el laboratorio veterinario del gobierno (AFCD) como en el laboratorio de diagnóstico de CoV humano acreditado por la OMS en la Universidad de Hong Kong (HKU) detectaron una baja carga viral en los hisopos nasales y orales.

Ambos laboratorios utilizaron el método de reacción en cadena de la polimerasa de la transcriptasa inversa en tiempo real (RT-PCR) y los resultados indican que había una pequeña cantidad de ARN viral COVID-19 en las muestras. Sin embargo, no indica si las muestras contienen partículas virales intactas que son infecciosas, o solo fragmentos del ARN, que no son contagiosas.

El perro, que no muestra signos clínicos relevantes, fue retirado del hogar, que era la posible fuente de contaminación el 26 de febrero. Se realizó una nueva prueba después de poner al perro en cuarentena para determinar si el perro estaba realmente infectado o si su boca y nariz estaban contaminadas con el virus COVID-19 de la casa. El documento del AFCD establece que todavía no hay evidencia en este momento de que los animales domésticos mamíferos, incluidos perros y gatos, puedan ser una fuente de infección para otros animales o humanos.

WSAVA insta a los dueños de mascotas en áreas donde se conocen casos humanos de COVID-19 a que sigan la información contenida en su Aviso, incluido el lavado de manos al interactuar con sus mascotas y, si están enfermos, usar máscaras faciales a su alrededor. La situación está evolucionando rápidamente y la información se actualizará a medida que esté disponible.

Las recomendaciones de la Organización Mundial de Sanidad Animal van en el mismo sentido, como podréis leer:

  • ¿Qué se sabe sobre el COVID-19 y los animales de compañía?

La propagación actual del COVID-19 es el resultado de una transmisión de humano a humano. Hasta la fecha, no existe evidencia de que los animales de compañía puedan transmitir la enfermedad. Por consiguiente, no existe justificación alguna para tomar medidas contra los animales de compañía que puedan afectar a su bienestar.

Los Servicios Veterinarios de la Región Administrativa Especial de Hong Kong de la República Popular de China informó a la OIE de que un perro dio positivo al virus COVID-19 tras una estrecha exposición a sus dueños afectados por el COVID-19 ‒ véase Notificación Inmediata (01/03/2020)  y Informe de seguimiento no.1 (09/03/2020).

La prueba, realizada mediante PCR en tiempo real, mostró la presencia de material genético del virus COVID-19. El perro no mostraba ningún síntoma clínico de la enfermedad.

Actualmente no existe evidencia alguna de que los perros tomen parte en la transmisión de la enfermedad en los humanos, como tampoco existe evidencia de que estos animales se enfermen. Se requieren más investigaciones para establecer si ciertos animales pueden verse afectados por el virus COVID-19 y si es así, de qué manera. La OIE continuará compartiendo actualizaciones en cuanto la información esté disponible.

No existen pruebas que avalen las restricciones al tráfico o comercio de animales de compañía.

  • ¿Qué medidas preventivas deben tomar los dueños cuando los animales de compañía u otros animales están en contacto directo con humanos enfermos, o posiblemente enfermos, por el virus COVID-19?

No se han notificado casos de animales de compañía u otros animales afectados por el COVID-19 y, por lo tanto, en la actualidad no existen pruebas de que desempeñen un papel epidemiológico significativo en esta enfermedad de humanos.

Sin embargo, teniendo en cuenta que los animales y los humanos en ocasiones pueden verse afectados por las mismas enfermedades (denominadas zoonóticas), se recomienda que las personas enfermas con COVID-19 reduzcan el contacto con animales de compañía u otros animales hasta que se disponga de más información sobre el virus.

En el contacto y cuidado de animales, se deben tomar siempre medidas básicas de higiene. Estas medidas incluyen lavarse las manos antes y después de estar o manipular animales, su comida o sus artículos, así como evitar besar, recibir lametazos o compartir comida.

Siempre que sea posible, las personas que estén enfermas o bajo atención médica debido al COVID-19 deben evitar el contacto directo con sus mascotas y dejar su cuidado a otros miembros del hogar. Si estas personas deben ocuparse de sus mascotas, deben respetar buenas medidas de higiene y utilizar una mascarilla en la medida de los posible.

  • ¿Qué hace el Servicio Veterinario Nacional con relación a los animales de compañía?

Las autoridades nacionales de Salud Pública, así como el Servicio Veterinario deben trabajar en colaboración utilizando el enfoque Una Sola Salud con el fin de compartir información y realizar la evaluación de riesgos cuando una persona afectada por el virus COVID-19 informa estar en contacto con animales de compañía u otros animales.

Si tras la evaluación de riesgos se decide realizar las pruebas a un animal de compañía que esté en contacto directo con una persona/dueño infectado por el virus COVID-19, se recomienda su realización mediante RT-PCR en muestras orales, nasales y fecales/rectales.

Mientras no existan pruebas de propagación de la infección por COVID-19 de un animal a otro, se considera una buena práctica mantener alejados a los animales que hayan dado positivo al virus COVID-19 del resto de animales.

  • ¿Cuáles son las responsabilidades internacionales de las Autoridades Veterinarias en este asunto?

La detección del virus COVID-19 en animales reúne los criterios para ser notificada a la OIE vía el WAHIS, conforme al Código sanitario para los animales terrestres, como una enfermedad emergente.

Asimismo, debe notificarse a la OIE toda detección del virus COVID-19 en un animal (incluyendo información sobre la especie, las pruebas de diagnóstico e información epidemiológica relevante).

Es importante para las Autoridades Veterinarias mantenerse informadas y cooperar estrechamente con las autoridades de salud pública y las responsables de la vida silvestre con el fin de garantizar la coherencia y pertinencia de la comunicación y gestión de los riesgos.

Es de vital importancia que el COVID-19 no lleve a la toma de medidas inapropiadas que pudieran afectar a los animales domésticos o silvestres, comprometiendo su bienestar y salud, o ejercer un impacto negativo en la biodiversidad.

Terminamos con los consejos del Colegio Oficial de Veterinarios de Valencia para los veterinarios:

 

 

1- CITA PREVIA: Organizar el trabajo en el centro mediante cita previa para evitar aglomeraciones en la sala de espera.

2- UNA PERSONA POR ANIMAL: Informar a los clientes que el animal deberá acudir al centro con un solo acompañante.

3- DESINFECCIÓN AL ENTRAR Y SALIR DEL CENTRO: Ofrecer a los clientes un spray desinfectante para utilizarlo al entrar y salir del centro.

4- MEDIDAS DE PRECAUCIÓN EN LA SALA DE ESPERA DEL CENTRO:
- Mantener al menos 1 metro de distancia de seguridad entre las personas.
- Es preferible no sentarse o dejar una silla vacía entre clientes.
- En caso de aglomeración, esperar fuera del centro.

5- NO ACOMPAÑAR AL ANIMAL AL CENTRO SI SE TIENE SÍNTOMAS: Informar al cliente que, en caso de tener síntomas compatibles con el COVID-19, deberá contactar con el centro y ser otra persona sin síntomas quien tenga que acompañar al animal al veterinario.

Información relacionada

 

Utilizamos cookies para personalizar y mejorar tu experiencia en nuestra web, tanto con respecto al contenido y utilidades de SrPerro como a los anuncios que muestran en nuestra web nuestros socios publicitarios. Mira nuestra Política de Privacidad, actualizada en mayo 2018, para conocer más detalles sobre nuestras prácticas de recopilación de datos. Al hacer clic en Aceptar, nos autorizas a usar cookies para los fines enumerados. Aceptar