TODOS LOS TEMAS
Nutrición

Los guisantes, nueva clave en la posible relación entre la dieta y una enfermedad cardíaca en perros

Compartir

La miocardiopatía dilatada (DCM) es una enfermedad del músculo cardíaco que afecta tanto a humanos como a perros. En los canes se sabe que algunas razas son más propensas (Doberman, Gran Danés, Boxer, Cocker Spaniel...) pero, desde 2014, tras constatar un aumento significativo en los casos reportados entre perros de muchas otras razas y de todos los tamaños, la FDA está investigando un posible vínculo entre esta dolencia y ciertos alimentos para perros que contienen una elevada cantidad de legumbres, como guisantes o lentejas.

Entre estos alimentos se encuentran 16 marcas de pienso, la mayoría de alta gama puesto que, según los informes de la FDA, muchos de los casos afectan a perros que comían pienso grain free.

En agosto 2021 se han publicado los resultados de un nuevo estudio que busca dilucidar los mecanismos que llevan a que algunos canes desarrollen esta enfermedad que, en ciertos casos, puede llegar a ser mortal.

Los investigadores de Tufts University han realizado un perfil metabolómico de dietas asociadas con DCM canino, piensos secos que contenían 3 o más legumbres como ingredientes principales y que estaban entre las 16 principales marcas de alimentos para perros asociadas con mayor frecuencia con casos de DCM canino.

Han realizado el mismo proceso con otros piensos secos que cumplían con las recomendaciones de la Asociación Mundial de Veterinarios de Pequeños Animales y que no estaban asociados clínicamente con DCM en perros.

Tras este proceso han identificado unos 800 compuestos bioquímicos, algunos más elevados en las dietas asociadas con el DCM y otros más bajos.

Cuatro ingredientes de la dieta distinguieron los dos grupos (guisantes, lentejas, pollo / pavo y arroz). De estos ingredientes, los guisantes encabezan la lista de una mayor asociación con concentraciones más altas de los compuestos relacionados con esta dolencia cardíaca.

A fecha del 30 de abril 209, el 89% de las dietas asociadas con DCM reportadas a la FDA contenían guisantes y el 93% de las dietas contenían guisantes o lentejas. En este estudio las lentejas no se han asociado tan fuertemente con compuestos que eran significativamente diferentes entre los grupos de dieta, aunque sus patrones eran similares a los de los guisantes. Y tampoco ha sucedido con otras legumbres (garbanzos,etc.) que estaban presentes con mucha menos frecuencia que los guisantes en las dietas que se han analizado. 

Aún queda mucho por investigar, estos resultados son solo una pieza más del puzzle, en palabras de la investigadora principal, la Dra. Freeman, veterinaria experta en nutrición canina.

“Esta investigación nos permite reducir el número de ingredientes a analizar para centrarnos en las causas más probables y lograr respuestas lo antes posible para así evitar que más perros se puedan ver afectados."

Como recalcan desde la FDA las legumbres se han utilizado en los alimentos para perros desde hace años sin evidencia alguna de que sean intrínsicamente peligrosas pero el análisis de los datos indica que estos infredientes se utilizan en mayor proporción en las dietas "sin cereales". Es decir, no es que haya que descartar las dietas grain free o aquellas en las que pueda haber guisantes, lo que se sigue investigando son alimentos que tienen guisantes o lentejas, otras semillas de legumbres (legumbres secas) o patatas como ingredientes principales.

Y la FDA, de hecho, no ha pedido que se retire del mercado ninguno de los piensos o alimentos que se han relacionado con la DCM porque sigue sin estar claro que la dieta, por sí sola, pueda causar esta enfermedad.

Si queréis toda la información oficial sobre esta cuestión, está disponible en castellano en la web de la FDA.

 

Te puede interesar

 

Utilizamos cookies para personalizar y mejorar tu experiencia en nuestra web, tanto con respecto al contenido y utilidades de SrPerro como a los anuncios que muestran en nuestra web nuestros socios publicitarios. Mira nuestra Política de Privacidad, actualizada en mayo 2018, para conocer más detalles sobre nuestras prácticas de recopilación de datos. Al hacer clic en Aceptar, nos autorizas a usar cookies para los fines enumerados. Aceptar