TODOS LOS TEMAS
Educación canina

El carnet cívico para perros y el buen ciudadano canino: las iniciativas que "certifican" que un perro está bien educado

Compartir

En diversas ciudades españolas se ha planteado crear un carnet que de alguna manera certifique el buen comportamiento de los perros para que así tengan más ventajas en la urbe, desde subir a los autobuses urbanos en Madrid (una medida que se anunció en 2019 pero que aún no se ha puesto en marcha) a acceder a más espacios públicos en Barcelona (de nuevo, una medida que solo existe sobre el papel). El Buen Ciudadano Canino existe (impulsado por diversas sociedades caninas como la catalana) o el test de sociabilidad de la Real Sociedad Canina Española, igual que la prueba de Ciudadano Canino Ejemplar, un certificado similar pero en este caso promovido por la Asociación Nacional de Adiestradores Caninos Profesionales, pero la realidad es que no están tan asentadas en España como en EEUU, donde este programa nació en 1989, o el Reino Unido, donde el Kennel Club comenzó a certificar el buen comportamiento de los canes en 1992.

Desde hace más de 25 años, en EEUU, el American Kennel Club emite certificados de "Buen ciudadano canino" a los perros que pasan un test, incluyendo un test específicamente diseñado para los perros urbanos, que es un poco más complicado que el certificado básico.

Por si alguien quiere ir practicando para que su can sea el perfecto ciudadano canino en cualquier lugar del mundo, estas son las pruebas que deben superar los canes en EEUU para obtener su Certificado de Buen Ciudadano Canino Urbano:

1. Entrar y salir de edificios donde los canes son bienvenidos sin tirar de la correa.

2.  Andar entre la multitud en aceras urbanas, permitir que la gente se acerque y no reaccionar ante distracciones diversas (gente con sombreros, abrigos, hombres, mujeres, etc.) 

3.  Mostrar una reacción adecuada ante los estímulos habituales en la ciudad: ciclistas y corredores, skaters, ruidos de sirenas, de tráfico, etc. Andar sobre diferentes superficies...

4. Ser capaz de cruzar calles de forma adecuada, parándose en el lugar apropiado sin tirar y andando controladamente.

5. Ignorar la comida en la calle (basuras, restos y bolsas donde ha habido comida, etc.)

6. Mostrar una reacción adecuada si alguien se acerca y viene a saludar al perro. La persona puede llevar en brazos algún objeto pequeño o incluso un perro pequeño y no lo deja en el suelo antes de saludar. 

7. Dentro de un edificio donde son bienvenidos los perros anda controladamente sobre diversas superficies. Es capaz de quedarse esperando tumbado y quieto (al menos tres minutos) en el lobby o en alguna terraza exterior, o es capaz de esperar mientras el dueño se sienta a tomar algo.

8. Puede subir por las escaleras o en el ascensor con tranquilidad. 

9. No hace sus necesidades en el interior de un piso. 

10. Puede viajar en transporte urbano con tranquilidad, en el metro, en coches, taxis, etc.

El Good Citizen Dog Training Scheme impulsada por el Kennel Club británico tiene tres niveles: bronce, plata y oro.

Como podréis comprobar pinchando en los enlaces, en cada caso hay diversos ejercicios que van aumentando en complejidad y que implican tanto educación canina como educación humana porque el objetivo de este proyecto del Kennel Club es dual.

Ejercicio 1 - Paseo urbano 
El objetivo de este ejercicio es probar la capacidad del perro para caminar con correa. El guía y el perro deben caminar a lo largo de una acera, girar y luego detenerse en la acera donde el can debe permanecer tranquilo y bajo control. Las distracciones que encontrarán pueden ser vehículos o bicicletas, personas, sillas de ruedas, cochecitos, sillas de paseo, etc.

Ejercicio 2: Volver al lado del guía
En un paseo con el perro suelto cuando esté a menos de 10 pasos de distancia, el guía llamará al can para que vuelva a su lado y continúen andando juntos. 

Ejercicio 3 - Caminar suelto al lado del guía
El objetivo de este ejercicio es que el perro se mantenga cerca guía, según sea necesario, en un paseo por el parque. Esto es una prueba de control mientras camina con un perro suelto.

Ejercicio 4: quedarse quieto en un sitio
El objetivo de este ejercicio es mostrar que el can puede quedarse quieto en un sitio mientras el guía se aleja unos minutos. El can ha de permanecer tranquilo, en posición de tumbado, tanto si puede ver a su guía como si no puede verlo. 

Ejercicio 5: envía al perro a su sitio / a la cama
El objetivo de este ejercicio es demostrar un control que podría ser necesario en casa. El guía puede proporcionar la cama del perro, una manta, una colchoneta... El guía debe colocar la cama del perro en una posición determinada por el examinador y luego alejarse. Entonces enviará al can a su cama / a su sitio y el can debe quedarse ahí, tranquilo. 

Ejercicio 6 - Detener al perro
El objetivo de este ejercicio es que el guía pueda detener al perro a distancia en una situación de emergencia. Con el perro sin correa y a una distancia de unos 3 metros, se pedirá al guía que haga que su perro se pare.

Ejercicio 7 - Aislamiento relajado
El objetivo de este ejercicio es mostrar que el can está tranquilo cuando se queda solo. En esos momentos el perro no debe mostrarse estresado o ansioso. El perro puede moverse, etc. pero si se queja, aúlla, ladra, etc. entonces no habría pasado el ejercicio. 

Ejercicio 8 - Modales a la hora de comer
El guía ofrecerá comida al perro en la mano o en un plato. El perro debe esperar el permiso para comer. Después de una pausa de tres a cinco segundos, se le pedirá al guía que le dé al perro un comando para comer.

Ejercicio 9 - Examen físico del perro
El objetivo de este ejercicio es demostrar que el perro permite que un extraño, por ejemplo un veterinario, pueda tocarlo. Se requerirá que el perro con correa permita que toquen su boca, dientes, garganta, ojos, oídos, estómago... 

Ejercicio 10 - Responsabilidad y cuidado
El objetivo de este ejercicio es evaluar el conocimiento del guía sobre cuestiones específicas relacionadas con la tenencia responsable. Hay una extensa lista de temas sobre los que puede ser preguntado, incluyendo normativas, bienestar animal, la psicología tras el aprendizaje canino, salud...

Cada año, en Crufts, hay una demostración de los mejores alumnos del Good Citizen Dog Training Scheme:

¿Cómo lo ves?  Tu perro, ¿lograría su carnet?

Tía, ya lo certifico yo directamente, no lo conseguiría ni de guasa. Ha avanzado mucho desde que la adopté pero su lado Godzilla suele estar un poquito demasiado a flor de piel en algunas circunstancias.

En España hay muchos centros de educación canina que ofrecen cursos específicos enfocados a superar estas pruebas, porque las 10 claves planteadas por la mayoría de los certificados -tomadas como una guía y no como mandamientos que haya que cumplir a rajatabla- sencillamente buscan una integración positiva de los perros en la sociedad.

Esta otra infografía, elaborada por ACATH, muestra la batería de pruebas necesarias para conseguir en España el certificado de Ciudadano Canino Ejemplar o el de Buen Ciudadano Canino. 

 

 

Te puede interesar

 

Utilizamos cookies para personalizar y mejorar tu experiencia en nuestra web, tanto con respecto al contenido y utilidades de SrPerro como a los anuncios que muestran en nuestra web nuestros socios publicitarios. Mira nuestra Política de Privacidad, actualizada en mayo 2018, para conocer más detalles sobre nuestras prácticas de recopilación de datos. Al hacer clic en Aceptar, nos autorizas a usar cookies para los fines enumerados. Aceptar