TODOS LOS TEMAS
Perro Urbano

Cómo viajar en transporte público con perro: el bozal, las escaleras, los ruidos...

Compartir

Gracias al especial talento de PAT Educadora Canina para comunicar de forma sencilla cómo enseñar a nuestros canes a navegar por la ciudad y por entornos pensados para los humanos seguro que hay muchos más SrsPerros tranquilos y felices. Ella ha compartido con nosotros una serie de consejos sobre cómo viajar en tren, metro, tranvía, etc. que seguro os resultan particularmente útiles. PD: Podéis seguir a Patricia en facebook, en su web, o en instagram. Y si ya habéis asistido a alguno de sus cursos y queréis dejar alguna opinión sobre la experiencia, esta es su página de SrPerro.

Viajar en tren con perro en España: las normas de RENFE

En Cercanías se puede viajar con perro en toda España y en Metro, poquito a poco se van sumando ciudades. en Barcelona es muy cómodo, en Madrid hay más restricciones...

Lo recuerdo siempre pero, por si acaso: Colega iba sin correa y sin bozal para las fotos, luego va como debe.

 

¿Quieres enseñar a tu perro a viajar en transporte público?

 

Seguramente, cuando piensas en viajar en transporte público lo primero que te viene a la cabeza es el bozal pero hay mucho más.

Nosotros estamos tan acostumbrados que no nos damos cuenta de todos los ruidos, la gente, otros perros,  el hecho de tener que estar quietos en un espacio muy pequeño…

Mi nombre es Patricia Guerrero, de PAT Educadora Canina y juntos vamos a desglosar lo que tenemos que entrenar para que nuestro perro esté tranquilo y realmente disfrute del viaje en transporte público.

Así que tendremos que acostumbrar a nuestro perro:

- A llevar bozal
- A los ruidos del metro/tren/tranvía
- A las puertas y escaleras de la estación
- A estar tranquilos entre mucha gente y perros.

Aquí puedes ver mis consejos en vídeo y después te los iremos detallando para que tengas toda la información.

 

 

Acostumbrar a nuestro perro al bozal

 

Para nuestro perro llevar bozal debería ser como para nosotros llevar gafas. 

 

¿Qué bozal elijo? En algunas ciudades la normativa especifica el tipo de bozal que debes utilizar. Es el caso de Barcelona, aquí la Ordenanza indica que sólo se pueden usar bozales de cesta para permitir al perro abrir la boca, pero cerrados por delante con reja para impedir la mordedura. Y se prohibe el uso de bozales que impiden que el can abra la boca, como los bozales de tela…

¿Por qué? pues porque ese tipo de bozales pueden resultar peligrosos, sobre todo si hace calor y el perro se agobia. Ten en cuenta que sus mecanismos para regular la temperatura de su cuerpo son menos efectivos que los nuestros y necesitan poder abrir la boca para, justamente, jadear y liberar calor. Así que, aunque no estés en Barcelona, mi recomendación es ¡cambia de bozal! Usa un bozal de cesta, tu perro te lo agradecerá.

Quizá el bozal tipo cesta es estéticamente más feo: nuestros perros parecen Hannibal Lecter, dirás... pero a ellos la estética les trae sin cuidado y este tipo de bozales les resulta mucho más cómodo: pueden beber, respirar tranquilamente, coger premios e incluso jugar con el mordedor.

Nunca pondremos el bozal a la fuerza: podríamos originar el sentimiento opuesto, que nuestro perro no sólo no le gustara sino que odiara el bozal.

En este artículo estamos usando el bozal para poder viajar en metro pero si realmente es por seguridad tienes que revisarlo bien para garantizar que no puede quitárselo en momentos de estrés.  Y aunque no sea así, es importante que no pueda quitárselo por él mismo, sino luego siempre lo intentará.


¿Cómo consigo que mi perro le guste llevar el bozal?


PASO 1: Muestra el bozal a tu perro, y cada vez que muestre curiosidad prémiale.

PASO 2:  Colocando premios dentro del bozal para que meta el morro y se acostumbre a la textura del bozal. Incluso cuando lo haga por su cuenta puedes ponerle un comando. En mi caso, les digo: póntelo ;)

PASO 3: En el momento que ya introduzcan el morro sin problema, incluso se quede dentro unos segundos. Empezamos a acostumbrar a tenerlo abrochado. Es decir, aguantaremos detrás, en este paso aún NO se lo pondremos del todo.

PASO 4: Una vez nuestro perro está acostumbrado a meter el morro y tener algo en la nuca. Empezaremos a dejarlo abrochado algunos segundos e iremos premiando que esté tranquilo.

PASO 5: Sólo pueden llegar a este paso los que hayan superado los pasos anteriores.

En este paso empezamos a poner el bozal más tiempo y realizamos con él actividades que le gusten: jugar, correr, nadar, pasear ….. ¡Es lo bueno de este tipo de bozales, que pueden realizar actividades muy diversas!

 

Acostumbrar al perro a los ruidos del metro/tren/tranvía

 

Lo ideal sería que desde cachorro nuestro perro estuviera socializado con todo tipo de sonidos. Pero muchas veces por desconocimiento, porque hemos adoptado de adulto a nuestro perro, malas experiencias, y una infinidad de razones esto no ocurre.

En la estación de tren/metro/tranvía hay sonidos muy característicos. Vamos a trazar un plan para que el primer viaje en transporte público no sea una experiencia negativa.

Te recomiendo que vayas visitando asiduamente la estación. Algunas están abiertas, y puedes estar allí sin pagar billete. Simplemente para que tu perro vea normal que pasen personas con maletas, que hablen por los altavoces, el paso de los trenes, las puertas abriendo y cerrando.

 

 

 

Por ejemplo, en Barcelona me gusta entrenar en la estación de Francia o en cualquier estación del tranvía.

Poco a poco ves aumentando el tiempo de espera en el andén, sube al vagón, viaja solo una parada y poco a poco ves aumentando el tiempo de viaje.

 

Acostumbrar a un perro a las puertas y escaleras en las estaciones

 

Seguro que ni has pensado que a tu perro le puede dar miedo pasar por las puertas de acceso a los trenes. Es algo nuevo, y muchas veces no lo ven claro.

Yo personalmente, siempre me coloco de manera que si la puerta se cerrara me cogería a mi y no a mis perros. Alguna vez se ha cerrado antes de tiempo. Esto podría originar que cogiera miedo a pasar o incluso que se hicieran daño.

Lo mismo pasa con las escaleras. Por supuesto, No hablo de las escaleras automáticas: Son muy peligrosas para nuestros perros.

Las escaleras de las estaciones suelen ser estrechas y hay muchas personas. Es normal, que puedan ponerse nerviosos. Algo que podríamos entrenar es que aprendieran a subir/bajar poco a poco.

 

Acostumbrar a un perro a estar tranquilo entre mucha gente y otros perros

 

Este punto va a depender de lo sociable que sea nuestro perro. Como hemos dicho anteriormente lo ideal sería haber socializado correctamente desde cachorro.

Si tu perro tiene comportamientos agresivos hacia personas o perros, te recomiendo que antes de viajar en transporte público acudas a un profesional que pueda ayudarte a solucionarlo.

Es cierto, que aunque tu perro sea sociable quizá no está acostumbrado a estar en un lugar reducido lleno de gente. ¡Muchas veces ni yo misma me acabo de acostumbrar!

Para lograr que vaya tranquilamente iremos visitando diferentes lugares que recrean esa situación. Por ejemplo, puedes empezar probando a ir a bares o restaurantes donde admiten perros, como los que encuentras en SrPerro.com: así, tu perro aprenderá a estar tranquilo en un lugar público con más personas.

Para que mi perro no entorpezca al resto de viajeros le enseño a viajar entre mis piernas. Sobretodo a Bongo, mestizo de bóxer grandote. 

Seguramente te encontrarás a otros canes en la estación o incluso en el vagón (sobre todo en Madrid porque aquí la normativa, cuando finalmente dejen subir al metro, es que tenemos que ir todos en el último vagón)

Así que es importante que tu perro esté tranquilo en el momento de encontrarse con los demás. Para ello, podemos practicar antes de llegar al momento del viaje en otros lugares en los que nos encontremos perros. Por ejemplo, siéntate en un banco con tu perro en un lugar que pasen perros, y entrena que esté quieto bajo tus piernas.

Siempre que quieras conseguir realizar alguna nueva actividad con tu perro, desglosa en todas las partes que tu perro tenga que adaptarse y entrena una a una progresivamente. De esta manera, ¡seréis imparables!

Aquí puedes ver el vídeo de nuevo y... ¡a entrenar! Felices viajes con tu can.

PAT Educadora Canina en SrPerro

 

Te puede interesar:

 

Perros en el metro de Barcelona: con bozal, con horarios pero sin transportín

 

¡Guau! Los perros suben al Metro en Madrid...

 

Viajar en tren de cercanías con perro: sí, y además es gratis

 

Transporte urbano en Barcelona con perro

Utilizamos cookies para personalizar y mejorar tu experiencia en nuestra web, tanto con respecto al contenido y utilidades de SrPerro como a los anuncios que muestran en nuestra web nuestros socios publicitarios. Mira nuestra Política de Privacidad, actualizada en mayo 2018, para conocer más detalles sobre nuestras prácticas de recopilación de datos. Al hacer clic en Aceptar, nos autorizas a usar cookies para los fines enumerados. Aceptar