TODOS LOS TEMAS
Salud perruna

Síndrome de Disfunción Cognitiva en Perros: diagnóstico y estrategias de tratamiento

Susana Le Brech, Marta Amat, Xavier Manteca Companion Animal Welfare Education Centre (CAWEC) Universitat Autònoma de Barcelona (UAB)
Compartir

Como resultado de los avances en nutrición y medicina veterinaria de los últimos años, la expectativa de vida de nuestros perros ha aumentado considerablemente. Este fenómeno va de la mano con un incremento de la incidencia de patologías frecuentes durante el proceso de envejecimiento, incluyendo enfermedades neurodegenerativas como el Síndrome de Disfunción Cognitiva (SDC).

Pese a que es relativamente frecuente, el SDC puede ser desconocido para la mayoría de dueños de perro y dado que la detección temprana es clave para poder ofrecer un tratamiento útil, que mejore la calidad de vida de los canes afectados, compartimos aquí un extenso e interesante artículo de Companion Animal Welfare Education Centre (CAWEC) sobre el SDC en el que desgranan los síntomas más frecuentes que suele presentar, así como posibles tratamientos.

¿QUÉ ES Y CÓMO SE MANIFIESTA EL SDC?

El SDC es un conjunto de síntomas que se asocian a la pérdida gradual y progresiva de la capacidad cognitiva en perros viejos. El mismo se asocia a cambios patológicos bien definidos similares a los experimentados por personas que padecen enfermedad de Alzheimer.

El SDC puede manifestarse mediante cambios de comportamiento, disminución de la capacidad de aprendizaje y memoria, disminución de la respuesta a estímulos y confusión. Esta patología puede afectar severamente la calidad de vida del animal y el vínculo con su propietario.

Los signos clínicos que pueden aparecer se agrupan en varias categorías utilizándose el acrónimo DISHAA para referirse a cada una de ellas (como podréis ver en la siguiente tabla). Algunos perros pueden presentar un solo síntoma clínico perteneciente a una sola categoría, mientras que otros pueden exhibir varios síntomas en una variedad de categorías.

La prevalencia del SDC varía entre un 14 y un 35% de los animales geriátricos. Sin embargo, la mayoría de los casos no se diagnostican. Varios estudios demuestran que la mayoría de los propietarios no reportan a su veterinario cuando tienen un perro con síntomas compatibles con SDC, a menos que se les pregunte activamente.

Esta baja tasa de reporte podría estar relacionada con propietarios que no se dan cuenta de los signos sutiles o que los ven como intratables, insignificantes, o típicos del envejecimiento. Los propietarios podrían no notificar a su veterinario sino hasta que los signos hayan avanzado tanto que tengan un impacto negativo sobre el propietario y que sea evidente que el perro está sufriendo.

Esto es desafortunado si se tiene en cuenta de que cuanto más rápido se diagnostica el problema y se pone en marcha un tratamiento, más probabilidades hay de mejorar los síntomas, enlentecer la progresión de los mismos y mejorar el bienestar del perro.

DIAGNÓSTICO

El diagnóstico del SDC es de exclusión, es decir, que, para diagnosticar este síndrome, en primer lugar, deben descartarse problemas médicos que puedan ser la causa directa de los cambios de comportamiento o bien que puedan agravarlos.

Tal y como mencionábamos antes, la mayoría de los propietarios de perros con síntomas compatibles con el SDC no suelen consultar con el veterinario, especialmente si los síntomas son leves.

En este sentido, los cuestionarios diseñados para diagnosticar conductas compatibles con SDC, suelen ser de gran utilidad para el diagnóstico proactivo de este síndrome. Los mismos pueden ser provistos a los dueños antes de la visita o en el momento de esta. La tabla que podéis ver a continuación muestra la Escala de Evaluación Cognitiva Canina (EECC) desarrollada por el equipo de CAWEC bajo el patrocinio de Nestlé Purina Petcare.

Esta escala consta de 17 preguntas que se agrupan en distintos grupos que corresponden a diferentes categorías del DISHAA. La misma permite no solo detectar síntomas compatibles con SDC sino también determinar el grado de déficit cognitivo que presenta el animal.

 

ESTRATEGIAS DE TRATAMIENTO

No existe un tratamiento curativo para el Síndrome de disfunción cognitiva pero sí existen varias estrategias que pueden mejorar la calidad de vida del animal y ralentizar la progresión de la enfermedad.

La mayoría de estas medidas serían adecuadas también para los animales de edad avanzada para prevenir la aparición de este problema.

El objetivo principal del tratamiento de este síndrome es frenar el avance del daño neuronal y muerte celular y aliviar los síntomas clínicos. La utilización de dietas, suplementos dietéticos y fármacos pueden ser utilizados para mejorar la neurotransmisión y reducir el daño oxidativo e inflamación.

Enriquecimiento ambiental y manejo del entorno

El enriquecimiento ambiental continuo (social y ocupacional) puede ayudar a mantener la función cognitiva o enlentecer el déficit cognitivo. La combinación de la suplementación dietética y el enriquecimiento ambiental provee mejores resultados en la función cognitiva que si se utilizan estas medidas por separado.

Algunos perros geriátricos y con déficit cognitivos pueden estar socialmente aislados porque demandan menos atención. Se debería incentivar a los propietarios a interactuar con su perro más a menudo. Esto puede incluir invitación al juego o a darles caricias.

Incentivar el juego con otros perros también puede resultar beneficioso, siempre y cuando el perro lo disfrute.

Además del contacto social, es importante ofrecer la oportunidad de que el animal esté ocupado durante buena parte del tiempo. Para ello, se pueden usar diferentes estrategias como juguetes dispensadores de comida, juguetes para masticar, rompecabezas, sesiones de entrenamiento, etc. Ésto sumado a rutinas de ejercicio físico, en forma de paseos, juegos con el propietario y otros perros, natación, entre otros.

Por último, se debe tener en cuenta que los perros viejos suelen tener dificultades para localizar y acceder a los recursos que necesitan. Algunas medidas destinadas a mejorar la accesibilidad del ambiente son las siguientes: agregar platos de agua adicionales y cerca del área de dormir, agregar lugares para dormir, colocar rampas para que el perro pueda tener acceso a diferentes sitios.

En el caso de perros ciegos, se pueden colocar alfombras de modo que indiquen al perro el camino a seguir hasta los recursos más importantes (agua, comida, lugar de dormir, etc.) y evitar además que choque con los muebles, dejar la radio encendida o colocar ambientadores con olores diferentes en ambientes donde el perro tenga sus recursos de manera que pueda localizarlos. Además, es importante establecer rutinas predecibles para que el perro tenga una sensación de control y que se sienta más seguro.

Dietas y suplementos dietéticos

Existen en el mercado alimentos y suplementos formulados especialmente para perros senior. Los suplementos tienen muy pocos efectos colaterales, pueden combinarse con la mayoría de los fármacos, y normalmente pueden utilizarse en animales enfermos (p.ej., enfermedad renal, hepática o cardíaca).

Existen evidencias de que la suplementación dietética con antioxidantes puede ser utilizada para mejorar la función metabólica mitocondrial y mejorar los mecanismos de oxidación, que suelen verse afectados por la excesiva liberación de radicales libres que es propia de animales con SDC.

Además, la suplementación con triglicéridos de cadena media en alimentos de mantenimiento o dietas proporciona una fuente de energía alternativa a las neuronas envejecidas que se traduce en una mejora de la capacidad cognitiva

Terapia farmacológica

En algunos casos, es necesario complementar el tratamiento con la utilización de un fármaco. La elección del fármaco depende, en parte, de los signos de comportamiento que muestra el animal.

 

Evidentemente, cualquier tratamiento para el SDC ha de ser pautado por un veterinario.  

+ Información sobre el SDC en la web de CAWEC y fuentes

Utilizamos cookies para personalizar y mejorar tu experiencia en nuestra web, tanto con respecto al contenido y utilidades de SrPerro como a los anuncios que muestran en nuestra web nuestros socios publicitarios. Mira nuestra Política de Privacidad, actualizada en mayo 2018, para conocer más detalles sobre nuestras prácticas de recopilación de datos. Al hacer clic en Aceptar, nos autorizas a usar cookies para los fines enumerados. Aceptar