TODOS LOS TEMAS
Salud perruna

Lavar la boca con agua o suero, clave para evitar lesiones tras el contacto con la procesionaria del pino

Compartir

Investigadores franceses de la Universidad de Lyon acaban de compartir su análisis sobre los efectos de la procesionaria del pino en perros tras el primer estudio (retrospectivo) sobre los efectos y consecuencias del contacto con las orugas.


En España la procesionaria llega antes cada año: aunque, en teoría, es en primavera cuando hay que estar particularmente alerta no se puede bajar la guardia ni en enero. Hay plagas en muchas localidades y si vais a salir al campo es primordial andar con cuidado en esta temporada.

¿Por qué es tan peligrosa esa oruga? Pues porque cada una tiene unos 500.000 pelos o tricomas especiales que son como pequeños dardos o flechas envenenados. Son pelos realmente minúsculos que se desprenden con facilidad por lo que además del riesgo de urticaria por contacto directo existe un riesgo añadido, aunque menor, por contacto vía aérea.

Cuando un perro (o un humano) toca esos dardos envenenados, sufre una reacción alérgica, una dermatitis urticante que puede ser más o menos grave: pueden dar problemas oculares, bronquiales e incluso anafilaxia severa.

 

Aquí os contamos cómo reconocer a las procesionarias 

Y aquí cómo actuar si vuestro perro las toca.

 

El propósito del estudio era describir las manifestaciones clínicas y los factores de riesgo relacionados con la exposición a la procesionaria. Los investigadores han analizado los datos de 109 perros que habían entrado en contacto con la procesionaria entre los años 2000 y 2016. 

- Se observaron lesiones en la lengua en 94 de los 109 perros: las lesiones variaron entre edema y necrosis severa. 

- 52 perros sufrieron vómitos, 6 disnea, 4 hipovolemia y sólo 2 diarrea.

Los investigadores dividieron a los perros en tres grupos, en función del tiempo transcurrido desde que el can entró en contacto con las orugas y el momento en el que se llevó a cabo el lavado oral, en casa o en el veterinario. Y esta es la clave, precisamente, para evitar secuelas según se desprende del estudio: la progresión de las lesiones necróticas es más graves cuanto más tiempo transcurre hasta que se lava la boca al can.

Los perros del primer grupo, un 35%, recibieron el lavado bucal en 2 horas. Los perros del segundo grupo entre 2 y 6 horas. Y los canes del tercer grupo tras más de 6h. 

La necrosis de la lengua se produjo con mucho más frecuencia en los perros del grupo 3 tanto en el primer momento de ser atendidos (45% de los casos frente a 5% y 5%), como posteriormente, tras ser ingresados en una clínica (65% grupo 3, 21% grupo 1 y 31% grupo 2). 23 perros tuvieron necrosis persistente y definitiva, sin mayores consecuencias sobre su calidad de vida.  

 

 

La tasa de supervivencia después de la exposición fue del 97%: es decir, lo normal es que los perros se recuperen pero en un porcentaje pequeño, no logran superar la reacción alérgica y mueren. 

 

¿Qué puedes hacer si tu perro entra en contacto con la procesionaria? Estos son los consejos de los expertos de Advantix:
 

- Intenta sacar al perro de la zona donde haya orugas: es fácil que por nerviosismo o dolor se produzcan nuevos contactos, empeorando las lesiones. 

- Abrir la boca para observar el estado de la lengua y de las mucosas orales para localizar el área afectada.

Lavar la zona afectada. Lo ideal sería con suero fisiológico pero dado que hay que hacerlo cuanto antes, sirve el agua del grifo, a poder ser tibia, ya que el calor disminuye la actividad de la toxina.

-  Lavar la zona de forma que el perro no la trague el agua sino que vaya de dentro hacia fuera para intentar arrastrar los pelos de las orugas al exterior. Si tienes una jeringa, te puede ayudar porque podrás meter el agua por el lateral de la boca, dirigiéndola hacia adelante. Lo mismo nos sirve para los ojos, que pueden lavarse bien con agua o con suero fisiológico abundantes.

Evitar frotar la zona porque romperíamos los pelos facilitando la liberación de más toxina

-  Acudir a un veterinario cuanto antes: así podrán tratar a tu can y evaluar si necesita ser ingresado.

 

 

 

 

 

 

Utilizamos cookies para personalizar y mejorar tu experiencia en nuestra web, tanto con respecto al contenido y utilidades de SrPerro como a los anuncios que muestran en nuestra web nuestros socios publicitarios. Mira nuestra Política de Privacidad, actualizada en mayo 2018, para conocer más detalles sobre nuestras prácticas de recopilación de datos. Al hacer clic en Aceptar, nos autorizas a usar cookies para los fines enumerados. Aceptar