• Compartir
  • Whatsapp de SrPerro

Aventuras nómadas en compañía canina: Sara y Gingy Mou, mejorando la vida de los perros en África

Aventuras nómadas en compañía canina: Sara y Gingy Mou, mejorando la vida de los perros en África

Ginger, más conocida como Gingy Mou, pasó de ser presunta -y totalmente fallida- perra guardián en un lugar donde su vida corria peligro a convertirse en viajera empedernida al lado de Sara, una humana empeñada en ayudar a los perros allá donde esté. Y aunque ambas pasan la Navidad en Barcelona, su lugar en el mundo está ahora en África, en Zambia. Si queréis sentir envidia de la buena, si queréis que os entren ganas irremediables de viajar y de achuchar a vuestro can todo en uno, entrad en la web de Sara, en su instagram Nomad Dog y seguid la pista al maravilloso proyecto educativo y solidario que han puesto en marcha, The Dziko Project. Sara nos ha contado algunas cosas sobre sus fabulosas -y también complicadas- aventuras, las que ella va compartiendo para inspirar y educar sobre la realidad de los perros en África.


Los destinos de Sara y Ginger, ahora conocida como Gingy Mou, se cruzaron en África a lo largo de casi dos años.

 

 

A post shared by Sara & Gingy Mou (@nomad.dog) on

 

"Soy Biologa y Primatóloga y fui a hacer las practicas del master a Zambia, a un santuario de chimpancés en 2015 -no era mi primera vez en Africa, con 16 años fui las Navidades con una ONG a Burkina Faso- y allí es cuando conozco a Ging."

La perra incluso acompañaba a Sara cuando iba a ver a los chimpancés; se convirtió en su asistente perruna, por así decirlo, bromea. En el santuario la habían llamado Ginger ya que de bebé era muy pelirroja (sí, es ella... ese bellezón con cara gruñona) pero como a Sara se le daba mal pronunciar el tono de la "e" de Ginger en inglés, ella se lo cambió por Gingy y de ahí... Gingy Mou. 

Sara pasó allí unos 9 meses y entonces regresó a Barcelona. 

"Después de los meses de escribir la tesis me di cuenta que estar aquí no era exactamente lo que quería en ese momento así que preparé la mochila, alquilé mi piso y me fuí hacia Zambia con billete solo de ida. ¿Porque Zambia? Porque Zambia es casa en Africa para mi. Africa no es nada fácil así que quería estar en un sitio que ya conocía muy bien para empezar a preparar mi viaje.

En ese momento es cuando me entero de lo que ha pasado con Ging -tras dejar el santuario, la tenían como perro guardián en una empresa minera; su hermana había muerto apaleada por ladrones y ella seguía allí, aterrorizada-, cojo el coche voy a verla y me la llevo. Tal cual.

 

 

A post shared by Sara & Gingy Mou (@nomad.dog) on

 

En ese momento por suerte ya había comprado el coche. Conocí una chica en el santuario y empezamos a viajar las 3.

La verdad que ha sido increíble, pero también muy, my duro. El peor momento del viaje fue cuando tuve malaria severa en Malawi. Creo que nunca he estado peor en mi vida y necesitaba ingresar en el hospital. Al tener a Ging tuvimos que buscar primero un sitio donde dejarla a ella para luego poder llevarme al hospital."

Lo ha contado (en inglés) en su blog: lo malo, lo extrermadamente complicado y lo bueno de viajar con un perro en África. Porque desde que sus destinos se unieron, no han parado. Y Gingy Mou, que al principio seguía siendo todo miedos e inseguridades, es cada vez más feliz. No hay más que verla disfrutar... 

Pero no solo exploran juntas parajes de belleza apabullante, Sara está decidida a cambiar las cosas y por eso ha lanzado una iniciativa realmente interesante, The Dziko Project, sobre lo que le hemos preguntado más detalles. Por un lado acude a los colegios para enseñar a los niños cómo se debe interactuar con los perros, fomentando la empatía hacia allos. Y por otro, no solo difunden casos concretos de canes que necesitan hogar sino que ayudan con las vacunas, medicamentos, comida... 

Esto es lo que nos ha contado Sara: 

"Después de estar en Malawi dos meses para rescatar un perro que habían abandonado en la playa, decidimos empezar este proyecto personal para ayudar a los canes y otros animales.

Las condiciones de los perros en Africa son terribles. Para que te hagas una idea: no les ponen nombre, nada de collares, las hembras sueles estar atadas (con cadena) para que no se queden embarazadas, si tienen bebés normalmente mueren en días... La gran mayoría sufren estados de malnutrición severa, son robados para ser vendidos en zonas donde se los comen, para control de rabia la policía mata con un tiro a los perros que parecen ser vagabundos o no tener papeles (una locura de peli total), si un perro mata a una cabra matarán al perro....

Los casos más increíbles que he visto yo son: romper la espalda a un cachorro literalmente (ahora arrastra las piernas de atrás) por matar a un pollo; atar a una madre con sus cachorros con cinta americana para que los monos se los comieran.... y podría seguir."

"Hemos empezado a ir a escuelas locales con programas de educación y con Ging para explicar a los niños qué son los perros, cómo los tratamos, qué les hace felices, qué no,.... básicamente trabajar la empatía hacia los animales.

Hemos rescatado, vacunado, esterilizado... "

Y ahí seguirán, en cuanto vuelvan a Zambia después de las Navidades. Una tarea titánica para cambiar el mundo de los perros en África día a día, gracias al ejemplo de Gingy y gracias al tesón de Sara.

A principios de año tienen previsto lanzar una campaña con Brott, creadores de estilosos y estupendos collares y correas perrunos, para ayudar a cuantos más perros mejor. Y también están preparando un libro ilustrado para niños sobre la historia de Ging...  

Os mantendremos informados para que les podamos echar una pata en cuanto tengan alguna iniciativa con la que se pueda colaborar. Porque proyectos así realmente merecen la pena. Porque gente así es a la que hay que apoyar. Gracias por darnos tanta envidia y gracias por inspirar, seguro, a otras personas a dar el paso y ayudar, como puedan, a los perros que tienen a su al rededor.

PD: Ya sabéis, entrad en la web de Sara, en su instagram Nomad Dog y seguid la pista al maravilloso proyecto educativo y solidario que han puesto en marcha, The Dziko Project.

 

Te puede interesar

10 cuentas de instagram de perros aventureros, 10 cuentas de instagram que inspiran viajes, sueños, cambios de vida...

#Vanlife con can: el movimiento de los que viven y viajan en una furgo con su perro

Perregrinos emocionados y felices: Cristina & Kira, Doginquieta en el Camino de Santiago

Utilizamos cookies para personalizar y mejorar tu experiencia en nuestra web, tanto con respecto al contenido y utilidades de SrPerro como a los anuncios que muestran en nuestra web nuestros socios publicitarios. Mira nuestra Política de Privacidad, actualizada en mayo 2018, para conocer más detalles sobre nuestras prácticas de recopilación de datos. Al hacer clic en Aceptar, nos autorizas a usar cookies para los fines enumerados. Aceptar