TODOS LOS TEMAS
Salud perruna

Consejos para un Halloween de miedo ¡pero sin sustos perrunos!

Compartir

En este vídeo veréis con que desparpajo se toma el gran Maymo el asunto de los sustos especiales por Halloween, una fiesta importada de EEUU que no siempre resulta tan divertida para los perros.

Consejos para calmar a los perros en época de petardos

Por mucho que sea una noche dedicada al miedo, conviene tener ciertas precauciones para evitar sobresaltos inesperados e indeseados. 

 

Decoraciones, luces y velas

- Si en casa enciendes velas ojo, no dejes a tu perro solo en un cuarto donde pueda darle algún topetazo a alguna y causar un incendio.

- Si decoras tu casa o llevas a tu can a algún lugar donde coloquen decoraciones de Halloween (telas de araña, luces de colores, huesos... ) ten siempre vigilado al perro para evitar que, por curiosidad, pueda morder/comer algo que no debe.

Además, algunas decoraciones le pueden asustar, tenlo presente. Son formas extrañas que de pronto aparecen en casa y puede ladrar, o ponerse nervioso.

 

Los disfraces

- Los disfraces perrunos: lo primero, siempre, debe ser el bienestar de tu perro... Puede resultar de lo más chistoso vestirle de araña, pero ¿gracioso para quién?

Algo así sería insoportable para la gran mayoría de perros, de ahí sea peligroso que alguien, sin pensarlo, se inspire en este vídeo viral.

Cada cual debería conocer a su perro y saber en qué tipo de situaciones y con qué tipo de atuendos está cómodo o incómodo pero está visto que no; por algo la gran mayoría de las grandes protectoras desaconsejan disfrazar a los perros. 

Es el caso de Battersea en el Reino Unido: "Algunos perros pueden estresarse mucho si tratas de ponerles un disfraz, especialmente si implica meter sus patas en algo o cubrir su cabeza. Incluso el perro más equilibrado puede asustarse si ese atuendo está restringiendo sus movimientos o cubriéndose la cara".

Que un humano se divierta a costa de causar malestar a su propio can no tiene mucho sentido. Y eso que, como explica la experta en comportamiento canino y escritora Alexandra Horowitz, "los perros han aprendido a soportar pequeñas molestias para agradarnos a nosotros".

Es decir, hay canes dispuestos a aguantar ser disfrazados de calabaza a araña porque lo que valoran es tener la atención de sus humanoscontentarlos, y porque quizá sospechan que así, además, recibirán una merecida ración extra de chuches. 

Los perros acostumbrados a llevar prendas contra el frío o la lluvia seguramente acepten sin mayor problema llevar un disfrraz -siempre que no sea demasiado voluminoso o les impida moverse con normalidad

Hay algunos canes que no están acostumbrados a llevar ningún tipo de ropa y para ellos siempre será extra incómodo.  

Hay quien opta por crear los disfraces en casa y, pintar a su perro: mucho ojo con el tipo de pintura, verifica que no sea tóxica para los animales (ten en cuenta que podría chuparse). 

Si el disfraz tiene piezas que cuelgan, pedazos de plástico, etc., entonces podría incluso resultar peligroso porque podría morderlos.  

Nunca dejes a tu perro solo si está disfrazado. Y limita el tiempo que lleve puesto el disfraz.

Puedes, por ejemplo, disfrazar al can sólo un momento, para una foto... O ponerle solo un bandana de colores, una bufanda o una pajarita en el collar... Quizá una peluca que es como una bufanda. O dale algún juguete con aspecto terrorífico y saca entonces la foto.

 

Collar, correa y chapa por si se asusta

- Antes de salir a la calle, revisa bien su collar y correa: es fácil que os podáis topar con algún humano disfrazado que asuste a tu perro... podría pegar un tirón y escapar corriendo. 

Igualmente puede haber petardos o ruidos inesperados, de ahí la importancia de verificar que su collar y la correa no puedan romperse si tu perro trata de salir corriendo. 

Es también recomendable que le coloques una chapa con tu teléfono o, como mínimo, que lo escribas en su collar.

Por eso mismo, en la noche de Halloween cuanto antes le des el último paseo a tu perro, para que podáis estar tranquilos en casa antes de posibles ruidos inesperados, petardos, etc., memor.

 

La comida

 

Otra recomendación básica: Ojo con los chocolates, dulces, etc. No es comida apta para tu perro. Y si son dulces con formas extrañas o con olores tentadores quizá le resulten atractivos así que asegúrate de que no puede acceder a esas chuches.

Y ten cuidado también con los envoltorios o las bolsas de plástico, no los dejes donde tu perro pueda alcanzarlos. Las bolsas en particular son un peligro real.

Si además tienes planeada alguna comida especial en casa, con familia o con amigos, ojo: a veces todos dedicen compartir algo de su plato con tu perro y eso le sentará mal, seguro. Las sobras (especialmente en exceso) no son recomendables.

PD: Un corto especial para humanos perrunos en Halloween :-)

 

Te puede interesar

Cuando la estética desemboca en maltrato: tatuajes para perros, tintes...

Graban un vídeo asustando a su perra con pirotecnia y lo comparte en redes sociales

 

Utilizamos cookies para personalizar y mejorar tu experiencia en nuestra web, tanto con respecto al contenido y utilidades de SrPerro como a los anuncios que muestran en nuestra web nuestros socios publicitarios. Mira nuestra Política de Privacidad, actualizada en mayo 2018, para conocer más detalles sobre nuestras prácticas de recopilación de datos. Al hacer clic en Aceptar, nos autorizas a usar cookies para los fines enumerados. Aceptar