• Compartir
  • Whatsapp de SrPerro

Turismo con perros en España: puede contribuir a la desestacionalización pero requiere un cambio cultural

Turismo con perros en España: puede contribuir a la desestacionalización pero requiere un cambio cultural

Última actualización del articulo el día 30/08/2023

En España hay más de 9 millones d perros, según el estudio de Censos 2021 de la Asociación Nacional de Fabricantes de Alimentos para Animales de Compañía (ANFAAC) y Veterindustria. Obviamente, cada vez más personas eligen viajar con sus canes, algo que debería generar un cambio de paradigma que aún no se ha producido.

El director del curso de verano de la Universidad de Cantabria (UC) sobre turismo y patrimonio cultural, Ángel Herrero, considera que las cifras muestran que "hay una oportunidad para el turismo con perros pero requiere, desde el punto de vista de la oferta, infraestructuras, estar preparado para tener perros en los alojamientos, y, desde el punto de vista de la demanda, un cambio cultural".

Compartimos aquí un resumen del análisis que ha ofrecido Herrero sobre el turismo con perro en el marco del curso Valorización del Patrimonio Cultural a través del Turismo, que ​se celebra estos días en Santillana del Mar. 

La clave para un armónico desarrollo del turismo con animales, en su opinión, pasa por extremar la responsabilidad sobre ellos y el respeto hacia los demás, posean o no animales, les gusten o no.  

“Tiene que haber un cambio de mentalidad grande" que fomente la responsabilidad de todas las personas con perro, explica el catedrático:

El turismo con perros “exige que todos sus propietarios sean muy responsables porque, con un 5 o 10 por ciento irresponsable, con un 10 por ciento que no recoge las cacas, aunque las recoja el 90 por ciento, se genera rechazo. Los perros pueden ser molestos para otros turistas o para los residentes del destino si no se los gestiona adecuadamente". 

“Aunque algunas playas permitan el acceso de perros, tenemos que ser conscientes de que estamos conviviendo con otras personas, y comportarnos de forma consecuente. Especialmente cuando los perros están sueltos, pueden ser imprevisibles y generar caos a su alrededor si no están bien educados".

El catedrático observa un “déficit" en materia de educación por parte de los dueños de algunos canes que, en ocasiones, conecta con “una excesiva antropomorfización, por tratar a los perros como personas". 

Herrero considera que "a veces la gente reacciona mal porque no está acostumbrada a estar con perros, porque hay perros que se portan mal y eso penaliza a los que se portan bien". 

Y sin duda, agregamos desde SrPerro, esto es así, pero hay que tener muy en cuenta también la reducidísima oferta que hay en estos momentos para las personas con perro: quizá el hecho de que nos releguen, por ejemplo, a las peores playas y que haya tan pocas playas caninas afecta a esa convivencia... El camino siempre tiene que estar pavimentado por el respeto y la educación -de personas y perros, se tendría que apostar y fomentar esto, también desde las instituciones.

El turismo con perro genera oportunidades interesantes, destaca Herrero:

Cada vez hay más gente con perros y muchas de las personas que tienen perros no tienen niños. Esto es muy importante para la desestacionalización [del turismo], porque tú puedes viajar con tus perros los 12 meses del año pero no puedes viajar con tus hijos los 12 meses del año)".

“Desde una perspectiva egoísta, tenemos que ser responsables porque cuanto mejor gestionemos a nuestro perro más aceptará la gente que esté en contextos que ahora no son para perros y a más sitios podremos llevar a nuestros perros. Puede parecer una lógica egoísta, pero creo que es lo que funcionará" concluye Herrero.

Su análsis sobre el futuro del turismo con perro en España es, sin duda, interesante puesto que señala -aunque tímidamente- los beneficios que tendría para el sector. Sí, nosotras -las personas con perro- tenemos la enorme responsabilidad de demostrar que nuestros canes están listos para acceder a todos los sitios a los que queremos ir en su compañía  pero también es importante reseñar los enormes escollos que nos siguen planteando: la dificultad para viajar con perro, especialmente si el tuyo supera los 10kg, la muy limitada oferta de alojamientos y de opciones de ocio, la tendencia a crear guetos para personas con perro en vez de integrarlas en la sociedad...

Desde SrPerro esperamos que charlas como la ofrecida en este curso de la Universidad de Cantabria sirvan para que tanto los ayuntamientos como las empresas del sector turístico, hoteles, apartamentos, restaurantes y demás atiendan a las necesidades de esta nueva realidad: en España hay más familias con perro que familias con niños. Un nicho de mercado crucial.

La nueva Ley de Bienestar Animal también ha tenido en cuenta esta cuestión y aunque no la regula sí la incentiva y fomenta, como ya hemos comentado en más de una ocasión, en diversos ámbitos: transporte, acceso a edificios públicos, acceso a bares, hoteles, restaurantes, playas...

Queda mucho por hacer pero es cada vez más evidente que ignorar como hasta ahora a las familias con perro es ignorar su potencial para generar ingresos a través del turismo.

Te puede interesar