• Compartir

“No mereces ni que gaste un cartucho contigo, eres una porquería de perro”

La historia de Flan, un bellezón de perro que espera encontrar acogida o, aún mejor, un buen hogar para siempre, la ha compartido la protectora que no solo ha salvado al perro de una muerte segura sino que se ha hecho cargo de él, Salvando Ángeles Sin Alas. Y es una historia única pero al mismo tiempo demasiado común: la que une a todos los perros de caza que son maltratados, abandonados o peor cada día del año en nuestro país. Pese a todo, Flan ha tenido mucha suerte.

Flan es un guapérrimo cachorrote de Grifón azul de Gascuña, un perro de raza, sí, pero de raza de caza a su pesar.

Fue rescatado por de puro milagro, cuando una voluntaria de Salvando Ángeles sin Alas estaba intentando rescatar a un podenco, un rescate que no surtió efecto. Antes de irse a casa tenían que hacer un ultimo recado en una aldea un poco apartada de la mano de Dios, "cuando acabaron, decidieron ir a dar la vuelta a la última casa del pueblo, y allí, el destino caprichoso, había colocado un montoncito de huesos y pelo, debajo de un banco de madera a la sombra de un castaño, con dos ojitos hundidos, pero muy brillantes, Flan."

Se bajaron del coche, y acto seguido el pequeño se levantó como pudo y movió el rabito hacia ellos, sus pasos apenas sonaban, ya que no había peso en su cuerpo que los hiciera resonar, el único ruido provenía de un maldito cencerro que llevaba atado al cuello, junto con un viejo y roído collar, atado con un trozo de alambre para que hiciera su función, comprobaron como la pata del animal se encontraba totalmente doblada, torcida completamente para el lado contrario, como fracturada por la mitad.

Una vecina salió a su encuentro cuando los vio ayudando a levantarse al gordito. Les dijo que hace días oyó unos gritos y se asomó a la ventana. 

Contó ver a un cazador gritándole al perro: “No mereces ni que gaste un cartucho contigo, eres una porquería de perro” mientras lo bajaba a empujones del carro que llevaba acoplado al todo terreno, cerró la puerta del mismo, y se marchó del camino de tierra, llevándose con él la indiferencia y el desprecio, dejando atrás la mirada más triste del mundo y restos de polvo del camino sobre el pelo y el hocico de Flan."

Esa vecina contempló esta escena un domingo y al volver el jueves siguiente, el perro seguía ahí, bajo el mismo banco de madera donde lo habían dejado tirado.  Cinco días. Obviamente de no haber sido encontrado fortuitamente por la voluntaria de Salvando Ángeles sin Alas este can no habría sobrevivido.

Flan tuvo que quedarse unos días en casa de la madre de la voluntaria, donde estuvo cuidado y mimado y empezó a engordar un poco. 

En cuanto pudieron organizar el traslado y tras pasar por el vete una primera vez, ahora ya está en Madrid en Salvando Ángeles sin Alas. "Ha cogido unos kilitos, y mueve su rabito loco en todas las direcciones posibles."


 

"En el momento de su llegada tenía una anemia importante, y le faltaban tantos kilos, como restos miedo había en su mirada.

Seguimos controlando que remita esa anemia, y con las visitas al traumatólogo para valorar la mejor opción para el bienestar de nuestro enano y su pata chula.

Nos tiene completamente enamoradas, con la mirada más tierna y limpia que hemos visto jamás. Y con esos ladridos que le hacen tan especial, nos parece el animal con el alma más bonita que ha pasado por nuestras manos."

 

"Y para ti cazador, también tenemos unas palabras, te damos la gracias, porque sin tu decisión de mierda de dejarle abandonado, le has salvado la vida alejándolo de ti, has puesto una estrella en su camino, al despreciar su vida. Ojalá todas tus acciones, estamos segura que no es la primera vez que haces esto, te pases factura en un futuro, y la gente que te rodea, te deje igual de tirado, y acabes tus días solo, y rodeado de pena, y con falta de empatía el resto de tu vida."

"Ahora nuestro cachorrete vive feliz, rodeado de perros con los que jugar y pasar las horas, y gente que le da toneladas de mimos y amor, pero todavía no ha a aparecido en su vida, la familia que le haga saber que es el calor de un hogar, y el significado y el compromiso de las palabras “para siempre”. ¿Quieres ser tu su ángel?" 

 

 

Por cierto, este año en Salvando Ángeles sin Alas van a tener un calendario extra bonito porque la autora de los retratos es ni más ni menos que Maider, Mestizaa, Sierra. Una fotógrafa magnífica de la que somos muy fan en SrPerro :-)

La presentación oficial será el 13 de noviembre de 16:00 a 22:00 en el Paseo de Ginebra, 35, de Madrid (Metro Las Rosas) y, además de poder conseguir el calendario también podréis echar una pata a esta prote comprando su lotería, sudaderas y demás merchandising. Prometen que habrá bebidas y un poco de picoteo :)

Si no podéis ir a la presentación, el calendario también estará disponible en su tienda online.

 

Te puede interesar

 

Utilizamos cookies para personalizar y mejorar tu experiencia en nuestra web, tanto con respecto al contenido y utilidades de SrPerro como a los anuncios que muestran en nuestra web nuestros socios publicitarios. Mira nuestra Política de Privacidad, actualizada en mayo 2018, para conocer más detalles sobre nuestras prácticas de recopilación de datos. Al hacer clic en Aceptar, nos autorizas a usar cookies para los fines enumerados. Aceptar