• Compartir
  • Whatsapp de SrPerro

Más de 30.000 personas piden a Netflix que cancele su nuevo programa sobre educación canina, Terapia Canina

Más de 30.000 personas piden a Netflix que cancele su nuevo programa sobre educación canina, Terapia Canina

Aún no se ha estrenado el programa Terapia Canina -Canine Intervention- y ya hay más de 30.000 personas que le han pedido a Netflix que lo cancele porque consideran -consideramos- que la plataforma se convertirá en un altavoz para técnicas de educación canina que pueden ser muy perjudiciales para los perros y sus familias.

Los programas de TV sobre educación canina entretenidos, educativos y éticos

¿Cómo es posible que tanta gente haya sumado su firma a esta petición sin siquiera haber visto el programa, que se estrena el 24 de febrero 2021?

No es porque el trailer del programa se enfoque hacia el espectáculo en el que suele convertirse a la modificación de conductas caninas en la TV, eso es lo habitual.

No es porque ya se esté "vendiendo" que en este programa se logra reformar a perros más duros o violentos del mundo.  

El problema está en la base, en los métodos que el educador estrella, Jas Leverette, utiliza para educar a los perros. Tal y como él explica en su web y como se muestra en algún vídeo en sus redes, Leverette utiliza castigo, el refuerzo negativo, además de collares de ahogo, etc. porque él sigue defendiendo técnicas y conceptos que han quedado desfasados (líder de la manada, macho alfa, etc) y que, además, se ha demostrado que pueden ser peligrosos y perjudiciales para los perros y sus dueños.

Eso es lo que ha hecho saltar las alarmas. Esta es, por ejemplo, la reflexión de Steve Dale, un profesional de la etología con una trayectória profesional que abarca más de dos décadas:

"Si tanto conocimiento sobre perros como dice, entonces ¿por qué afirma con orgullo que utiliza técnicas que se basan en el castigo y son aversivas? Como demostró César Millán, a los efectos de la televisión, se puede modificar el comportamiento de un perro. ¿Pero con qué fin? Hay una razón por la que Petco simplemente dejó de vender collares electrónicos (e-collars) y siguen prohibidos en muchos países en todo el mundo. Incluso en el caso de que pudiera argumentar que en sus manos ese collar podría ser útil para salvar vidas, entonces ¿qué pasa con los espectadores sin su experiencia que intenten hacer lo mismo en su casa? Además, ¿hay alguna razón, sabiendo lo que sabemos hoy, para ser violento con los perros? Estudio tras estudio demuestra que la respuesta es sencillamente "no"."

No necesitamos a otro Cesar (Millán): así ha lanzado esta petición pública dirigida a Netflix la educadora canina canadiense Nicole Bartnett.

 

Petition: https://www.change.org/WeDontNeedAnotherCeasar Goals: 1. Cancel Canine Intervention (at least in countries...

Posted by We Work for Treats on Friday, January 29, 2021

"El programa Canine Intervention cuyo estreno ha sido anunciado en Netflix para el 24 de febrero está protagonizado por un educador canino que demuestra el uso de collares de estrangulamiento, collares de castigo y collares eléctricos en varias plataformas de redes sociales. No necesitamos otro entrenador mostrando técnicas de entrenamiento inhumanas"

En SrPerro, sabiendo que llegaba este programa a Netflix, aprovechamos para charlar con la etóloga Ángela Gonzalez Martínez recientemente sobre el mito del líder de la manada y el tipo de técnicas de educación canina que utilizan los profesionales, como Jas Leverette, el protagonista de Terapia Canina.

Aquí podéis escuchar todo lo que nos contó para entender porqué es TAN peligroso que se vuelva a dar visibilidad en una plataforma tan importante como Netflix a técnicas de educación canina desfasadas y anticuadas.

Si queréis, podéis sumar vuestra firma a la petición en Change.org pinchando sobre la foto:

Y os recomendamos leer detenidamente lo que explican desde GrETCA sobre la teoría de la dominancia aplicada a la educación canina (en esencia, lo que hacen Millán o el protagonista del nuevo programa de Netflix:

"A pesar de la evolución en la concepción del problema dentro del ámbito clínico y científico, el discurso sobre la teoría de la dominancia y el macho alfa sigue calando en la sociedad, haciendo que se perpetúen estas ideas.

El arraigo de estas creencias es tan marcado, que incluso conductas como la demanda de atención (ladrar o dar con la pata), pasar primero por las puertas o tirar de la correa son interpretadas como  “dominancia” sobre el propietario.

La percepción equivocada del origen de estos problemas justificaría el uso de técnicas aversivas de adiestramiento basadas en el castigo o la fuerza para “mostrar al perro quién es el jefe”, como tumbar y mantener al perro boca arriba (alfa-roll) o de lado (dominance down). Precisamente, se ha demostrado que el uso de estas técnicas y otras como pegar al perro o cogerle del pescuezo conllevan con frecuencia respuestas agresivas por parte del perro, incrementándose por tanto el riesgo de los propietarios de ser mordidos."

 

Te puede interesar

 

Utilizamos cookies para personalizar y mejorar tu experiencia en nuestra web, tanto con respecto al contenido y utilidades de SrPerro como a los anuncios que muestran en nuestra web nuestros socios publicitarios. Mira nuestra Política de Privacidad, actualizada en mayo 2018, para conocer más detalles sobre nuestras prácticas de recopilación de datos. Al hacer clic en Aceptar, nos autorizas a usar cookies para los fines enumerados. Aceptar