• Compartir
  • Whatsapp de SrPerro

La rehabilitación y nueva vida de una perra con miedo a todo, una perra rescatada tras pasar siete años en un cobertizo

La rehabilitación y nueva vida de una perra con miedo a todo, una perra rescatada tras pasar siete años en un cobertizo

En EEUU algunas de las grandes protectoras, como la ASPCA y Best Friends Animal Society, organizaciones que tienen muchos más recursos que las protectoras en nuestro país, dedican parte de su presupuesto a una labor crucial, a la rehabilitación de perros que cuando son rescatados no son aptos para ser dados en adopción. Canes con miedo, poco sociables, perros que -normalmente debido a situaciones de maltrato de diversa gravedad- no son capaces de interactuar sus congéneres o con los humanos. Muchos perros que en otras circunstancias serían sacrificados encuentran así una verdadera segunda oportunidad. Como Lily Jane.

La Universidad Canina de Adopciones: un proyecto pionero en España

En 2017, los voluntarios de una protectora apropiadamente llamada The Grateful Dog rescataron a unos 70 perros que malvivían, posiblemente debido a un síndrome de Diógenes, dentro de un cobertizo, entre suciedad y oscuridad. Algunos llevaban allí más de siete años. Entre ellos estaba Lily Jane, una mestiza de Border Collie.

Una vez a salvo, los responsables de The Greatful dog cuidaron de los perros hasta que pudieron ser adoptados. Pero algunos de ellos, como Lily Jane, se mostraban temerosos ante las personas, ante casi cualquier estímulo nuevo debido a la falta absoluta de socialización en la que habían vivido durante demasiados años.  

En esas condiciones no podían ser considerados aptos para ir a ningún hogar y por eso conctactaron con la ASPCA puesto que esta organización tiene un centro de rehabilitación para trabajar con perros como Lily Jane.

En el reportaje que han compartido podréis ver cómo estaba la perra cuando llegó a la ASPCA: estresada, asustada...  Lo pasaba fatal si tenía que salir a pasear con correa, no quería interactuar con nadie, lo único que buscaba era esconderse en alguna esquina. 

En su caso, explican en la ASPCA, como estaba más cómoda con perros, fue así como empezaron a ayudarla a dejar atrás sus miedos: en colaboración con un can tranquilo y amistoso que estaba a gusto en cualquier situación. Él hacía que Lily Jane se mostrara poco a poco más sociable, más cómoda. 

A lo largo de nueve semanas y a través siempre del refuerzo positivo, Lili Jane fue mejorando hasta que llegó el momento en el que pudo ser adoptada.

Y, como veréis en el vídeo, ahora no solo disfruta  de la vida junto a su nueva humana, que cuida de ella como se merece, sino que Lily Jane se ha convertido en una ayudante canina para la RSPCA, ahora es ella la que consigue que otros perros con miedos logren aprender a volver a ser perros. 

 

Te puede interesar

Porque a veces no puedes avanzar tu solo: perros que necesitan un amigo perro

La rehabilitación de Justice, un Pit Bull que había participado en peleas de perros

De las peleas de perros a las rascadas de barriga: la rehabilitación de Trinity

"Los campeones", un documental sobre la rehabilitación de los perros de pelea

Utilizamos cookies para personalizar y mejorar tu experiencia en nuestra web, tanto con respecto al contenido y utilidades de SrPerro como a los anuncios que muestran en nuestra web nuestros socios publicitarios. Mira nuestra Política de Privacidad, actualizada en mayo 2018, para conocer más detalles sobre nuestras prácticas de recopilación de datos. Al hacer clic en Aceptar, nos autorizas a usar cookies para los fines enumerados. Aceptar