• Compartir
  • Whatsapp de SrPerro

La "profesora" de las protectoras sin cheniles: el proyecto Green Dog

La

Los perros, en la inmensa mayoría de protectoras y perreras en todo el mundo, están en cheniles. Algunos tienen la suerte de poder salir a correr y socializar en patios o campos cercanos pero -por desgracia- no siempre es así. Los recursos suelen ser muy limitados, a veces no hay suficientes voluntarios o no hay suficiente voluntad y los canes pasan días en espacios áridos y carentes de interés... Una de las consecuencias de esa soledad y falta de socialización y actividad, de esa ausencia de estimulación mental es que esos perros lo tendrán más complicado para ser adoptados. Y esa es una de las claves tras Green Dog Project, una protectora que tiene un enfoque muy diferente y donde, además de ocuparse de unos 100 canes, también se afanan por compartir su visión, dando seminarios, clases y lo que sea necesario para que otros centros apuesten por un modelo como el suyo.

El "pueblo" Pit Bull: una protectora construye casitas para alojar a perros rescatados

Hace ya unos 6 años, Colleen Combs y Douglas Keane crearon una protectora diferente, un lugar donde la mayoría de los perros pudieran interactuar constantemente y vivir sin cheniles. Es The Green Dog Project. 

Tienen claro que el estrés de estar en un entorno hostil exacerba tanto los posibles problemas de comportamiento como los de salud que, con frecuencia, sufren los perros en perreras o protectoras.

Los canes que lleguan a Green Dog Project son rescatados en su mayoría de perreras "High Kill" donde corrían el riesgo de ser sacrificados por falta de espacio. Y un 15% son entregados por sus familias.

En todo este tiempo han comprobado, sin lugar a dudas, que sus perros están más contentos y son más sociables, que pueden integrarse con mayor facilidad en una familia y ser adoptados con éxito. 

Obviamente no todos pueden estar sueltos y libres según llegan a Green Dog: ellos monitorizan su comportamiento cuidadosamente y eligen cuándo pueden dejar atrás el chenil (o el bozal) para integrarse con la manada.

Aquí también se ocupan de rehabilitar a los perros que necesitan esa ayuda extra antes de "volver a ser perros".  Es otro de los puntales de Green Dog Project, lograr salvar del sacrificio a esos perros que otros consideran demasiado complicados.

Además, Colleen Combs y su equipo viajan tanto dentro de EEUU como a otros países (acaban de estar en Japón y Bulgaría), para enseñar su modelo de protección animal a otras personas.

Su objetivo es inspirar un cambio, mostrar que otra forma de hacer las cosas es posible y aún más positiva que la actual.

Coombs enseña a otros voluntarios, a otras protectoras, cómo observar y entender el lenguaje de los perros y cómo plantearse crear un entorno más natural para los canes que esperan ser adoptados. 

Te puede interesar

Miles de personas exigen que se ponga fin al "maltrato en la perrera municipal de Barcelona"

La protectora de las butacas... ¡para perros!

Un programa de TV logra mejorar las vidas de cientos de animales al renovar las instalaciones de las protectoras

La finca de los canes felices: piscina, campo para correr, sofás y chimenea... ¡ellos también quieren unas vacaciones así!

Utilizamos cookies para personalizar y mejorar tu experiencia en nuestra web, tanto con respecto al contenido y utilidades de SrPerro como a los anuncios que muestran en nuestra web nuestros socios publicitarios. Mira nuestra Política de Privacidad, actualizada en mayo 2018, para conocer más detalles sobre nuestras prácticas de recopilación de datos. Al hacer clic en Aceptar, nos autorizas a usar cookies para los fines enumerados. Aceptar