• Compartir
  • Whatsapp de SrPerro

HelaDOGs: perros felices y fresquitos & helados y polos que podrías compartir con tu can

HelaDOGs: perros felices y fresquitos & helados y polos que podrías compartir con tu can

Hay algo hipnótico y feliz en contemplar a perros rechupeteando felices algún helado ¿no os parece? Para comprobarlo, nada como mirar a todos estos guapos perros disfrutar de un rico polo en Dogs Trust Irlanda. ¡Esas caras! Son impagables... a ver si el vídeo se hace viral y así algún humano decide darle un buen hogar a todos estos locuelos del helado.

Don Paletto, una heladería para humanos en México DF, tiene también incontables fans caninos: han lanzado una línea de helados para canes y humanos. Sí, sus HelaDOGs están pensados para los perros pero todos los ingredientes son aptos para consumo humano así que, en teoría, le puedes dar un lametazo al helado de tu can :-)

Los perros dan su total aprobación a la idea de Mauricio Montoya, el responsable de Don Paletto. Los polos para canes, con el fabuloso nombre de HelaDOGs, tienen yogur orgánico sin lactosa y sin azúcar. Llevan miel y diversas frutas, además de ciertos agentes probióticos que son buenos para la digestión.

Así que una opción para compartir un rato refrescante y delicioso con el can es tomar un avión con el can rumbo al DF y plantarse en Don Paletto, claro, pero no es necesario :-)

La otra opción mucho más rápida y sencilla es ponerse manos a la obra y hacer en casa algún helado apto para canes y humanos. Muchos de ellos quizá no te sepan tan ricos como un buen helado de, por ejemplo, Sweetaly, pero como poder, puedes compartirlos con tu can :-)

Como ya compartimos en este consejo con recetas de helados para perros, la base casi siempre suele ser similar: por un lado están los helados hechos con yogur y algunos extras, normalmente frutas y quizá algo de mantequilla de cacahuete o miel. Y por otro, los helados/polos hechos con caldo (bajo en sal y que no tenga cebolla).

 

1. Helados con yogur / Zumo natural / Agua

 

- Lo ideal es que sea un yogur sin azúcar y orgánico. Hay quien usa yogur griego (también sin azúcar).

Y puedes elegir entre plátano, fresa, arándanos, manzana, sandía... cualquiera de estas frutas son apatas para los canes. Y se pueden mezclar varias, por supuesto, por ejemplo plátano + zumo de manzana (natural). Elige los sabores que más te gusten a ti y así podréis compartir el resultado :-)

Una vez machacada la fruta junto al yogur prueba a añadir un poco de miel y otro poco de mantequilla de cacahuete (siempre que consigas la que no tiene azúcar añadido y que no esté edulcorada con xilitol). No son ingredientes imprescindibles pero seguro que harán que el resultado sea aún más delicioso.

Esa mezcla la puedes meter en una cubitera o en algún molde que puedas meter en el congelador.

Hay quien recomienda el helado de calabaza porque la calabaza es realmente buena para los canes. En ese caso sería como hacer un helado de plátano, pero añadiéndole a la mezcla unos cuantos trozos de calabaza (también machacada, claro), junto con la miel y la mantequilla de cacahuete. 

Y hay quien hace chuches heladas, no puede ser más fácil: sólo con yogur o con yogur y algún tipo de fruta, como siempre. Colocar pequeñas porciones en un papel de plata y, zas, al congelador.

Si no quieres darle demasiado yogur a tu can puedes optar por mitad yogur + mitad agua.

También hay una opción aún más light, que es con agua y frutas, directamente. Si tu perro tiene problemas de peso así podría rechupetear algo fresquito. Si crees que no le va a tentar en exceso, pon más fruta y menos agua. Incluso solo fruta: si a tu perro le gusta la sandía, por ejemplo, pues corta cubitos de sandía y déjalos en el congelador y ya está :-)

 


O puedes usar zumo de manzana (mejor si lo haces tú) y trocitos de fruta. Esta macedonia express está estupenda y es apta para humanos y canes.

2. Polos perrunos

Esta otra opción no sé yo si la compartiría con Tía, todo será intentarlo :-)

Tirado de fácil de hacer: el asunto está en echar a un vasito de plástico caldo bajo en sal y sin cebolla, después puedes añadir trocitos de carne de pollo o de salchichas o jamón... Y para terminar, puedes si quieres colocar un hueso perruno, preferiblemente un nervio de toro, para que haga de palito. Y al congelador.

¡Sácale una foto a tu can cuando pruebe el resultado y compártela! Seguro que se le ve extra feliz.

3. Kong
 

Una tercera opción, esta pensada sólo para los canes, es usar un Kong en vez de una cubitera o molde. Puedes meter trocitos de salchicha en su Kong o machacar sardinas (cómpralas bajas en sal y con aceite de oliva) e, igualmente, introducir esa masa en el Kong. Y directo al congelador. Tu can pasará un rato bien entretenido rechupeteando el contenido del Kong, una vez que se haya congelado.

 

 

Te puede interesar

Recetas fáciles de helado para perros y el resultado... ¡perros muy felices!

 

 

 

Utilizamos cookies para personalizar y mejorar tu experiencia en nuestra web, tanto con respecto al contenido y utilidades de SrPerro como a los anuncios que muestran en nuestra web nuestros socios publicitarios. Mira nuestra Política de Privacidad, actualizada en mayo 2018, para conocer más detalles sobre nuestras prácticas de recopilación de datos. Al hacer clic en Aceptar, nos autorizas a usar cookies para los fines enumerados. Aceptar