• Compartir
  • Whatsapp de SrPerro

Desventuras de un SrPerro en Metro de Madrid: Pitu (menos de 5Kg) no es bienvenido

Desventuras de un SrPerro en Metro de Madrid: Pitu (menos de 5Kg) no es bienvenido

En Barcelona ya es realidad, los perros pueden viajar en metro. Con bozal y horarios, pero sin transportín. Es decir, perros de todos los tamaños. Un gran avance, tal y como está el asunto del transporte público con canes en España, complicado tirando a imposible. En Madrid si tienes un perro de más de, digamos 6 kilos, por aquello de no machacar espaldas, no tienes más remedio que ir andando, en coche o en taxi (si te para alguno). Pero parece que incluso con canes más pequeños hay problemas. Esta es la historia de Pitu, 4.8 kilos de can, para que no haya dudas sobre su peso. Una historia que ha sucedido esta misma semana.

Antes de nada, aclaremos las normas oficiales ¿es posible viajar en Metro en Madrid con perro? Esto dice su web

1. Acceso con pequeños animales domésticos en receptáculos

"Se permitirá el acceso con pequeños animales domésticos, siempre que vayan transportados en receptáculos idóneos y no resulten peligrosos ni molestos por su forma, volumen, ruido y olor para el resto de viajeros.

El personal de Metro de Madrid será quien valore, según su prudencial criterio, el peligro o molestia que en cada caso suponga el animal o receptáculo de transporte, tal y como se viene haciendo con cualesquiera equipajes, objetos o bultos."

¿Hasta ahí todo claro? Bueno, pues no. Tal y como dice el texto, todo depende del criterio del personal de Metro de Madrid y de cómo cada cual interpreta la palabra "pequeño" y la palabra "receptáculo".

Y resulta que ni siquiera en Metro de Madrid pueden ponerse de acuerdo sobre sus propias normas.

En redes sociales dicen esto. Y luego... luego sucedió lo que nos cuenta Ruth:

"La cosa fue así. Pitu y Rubén cogieron el metro en Plaza de España sobre las 11.30 dirección Las Tablas. Ningún problema. En realidad en cinco años nunca hemos tenido ninguno. En LasTablas Pitu tiene su consulta veterinaria y a la salida volvieron a coger el metro.

Cuando estaban esperando en el andén sobre las 3 de la tarde (Pitu iba en su mochila, por supuesto) un empleado de Metro Madrid se acercó a ellos y le dijo a Rubén que no podía llevar el perro así. Al parecer era obligatorio el uso de transportín.

Rubén contestó que, por una parte, el resto de sus compañeros nunca le habían dicho nada; es más, nosotros lo hemos preguntado en varias ocasiones y nadie ha puesto reparo alguno. Por otra parte, en la normativa no dice nada de transportín.

Pero el empleado dijo que: "se sabía el reglamento de memoria y que ponía transportín". El trato fue correcto pero el resultado es que tuvieron que salir fuera de la estación.

A Rubén le devolvieron el billete y puso una reclamación, que curiosamente, escribió con el perro aún dentro de la mochila.

En ella pide unificación de criterios porque la realidad es que un empleado puede permitirte subir al metro para que después otro no te deje hacer el mismo trayecto de vuelta.

Si ya es bastante difícil ir con un perro por Madrid añádele a esto la incertidumbre de no tener garantías para volver a casa."

Pitu pesa 4.8 kg certificados por su veterinaria media hora antes.


Resumen... ¿Se puede viajar con perros pequeños en Metro de Madrid si van en un receptáculo correcto? Esta visto que depende.

¿Y eso es una norma? Pues no.

Si los humanos con perro pueden usar el Cercanías de RENFE sin problemas desde hace años ¿Por qué no es posible hacer algo así en METRO Madrid?

Facilitarle la vida a los dueños de perro urbanos para que puedan moverse junto a sus perros es una medida práctica que beneficiaría a miles de personas. A miles de perros. Que ayudaría a que muchos otros se puedan plantear adoptar.

En SrPerro lo tenemos claro: cuanto más fácil sea la vida urbana con perro, cuantos menos escollos haya en el día a día, más gente podría animarse a compartir su vida con un can.

Es uno de los grandes escollos actualmente en Madrid y en España: si tienes un perro mediano o grande, es prácticamente imposible moverse por la ciudad, salir de viaje...

Y, visto desde el otro lado, sin duda habría incontables turistas, tanto nacionales como internacionales, que optarían por venir a Madrid si en esta ciudad fueran más amables con los perros.

Han recogido fimas, han hecho incontables manifestaciones, sí ¡incluso la propia Alcaldesa llegó a decir que le parecía bien que los perros pudieran subir al transporte público! pero... todo sigue igual.

¿No se pueden establecer horarios, como van a hacer en Barcelona? ¿No se puede estudiar el tema perruno en otras ciudades europeas como Bruselas?

Sería un verdadero avance, sería una clara señal de que Madrid es una ciudad europea y moderna. Los dueños de perros en Madrid seguimos esperando a que los políticos se den cuenta y se ponga las pilas.

 

Utilizamos cookies para personalizar y mejorar tu experiencia en nuestra web, tanto con respecto al contenido y utilidades de SrPerro como a los anuncios que muestran en nuestra web nuestros socios publicitarios. Mira nuestra Política de Privacidad, actualizada en mayo 2018, para conocer más detalles sobre nuestras prácticas de recopilación de datos. Al hacer clic en Aceptar, nos autorizas a usar cookies para los fines enumerados. Aceptar