TODOS LOS TEMAS
Viajar con perro

Animales de compañía y seguridad vial: riesgos y recomendaciones al viajar en coche con nuestro perro

Compartir

Viajar en coche es, para muchas familias, la única opción posible cuando planean una escapada o unas vacaciones en compañía de su can: otros métodos de transporte habituales, como el tren, el avión o el autobús, quedan descartados para aquellas personas cuyos canes pesen más de 10 kg. En AVLO, por ejemplo, ni siquiera se puede ir con perro, de ningún tamaño.

Por eso es tan útil saber cómo se ha de viajar en coche con un perro para cumplir la normativa y también para garantizar su seguridad, justamente lo que han analizado en profundidad desde Royal Canin y el RACE, con el apoyo de #eresresponsable del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), y de la DGT.

Porque, como ya hemos explicado en otras ocasiones, lo único que indica la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial es lo siguiente:

Artículo 13. Normas generales de conducción. (…) 2. El conductor de un vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente a la conducción, que garanticen su propia seguridad, la del resto de ocupantes del vehículo y la de los demás usuarios de la vía. A estos efectos, deberá cuidar especialmente de mantener la posición adecuada y que la mantengan el resto de los pasajeros, y la adecuada colocación de los objetos o animales transportados para que no haya interferencias entre el conductor y cualquiera de ellos. (…)

En el verano de 2020 un 36% de los conductores preguntados por el RACE y Royal Canin tenían previsto desplazarse en coche junto a sus canes pero el informe de  "Animales de Compañía y Seguridad Vial" de 2020 reveló que en el 12% de los casos viajan incorrectamente, "hasta el punto de poner en peligro tanto su vida como la del resto de ocupantes del vehículo".

Si bien ha aumentado el número de personas que cuentan con sistemas de seguridad cuando un animal viaja en el vehículo (un 87,4%), un 11,5% opta por colocar al animal en el maletero, separado de los ocupantes, sin utilizar ningún sistema de retención o protección. Y un 1,1% reconoce llevar al animal suelto en el vehículo o en brazos de un ocupante.

Un animal no sujeto puede convertirse en un gran riesgo, recalcan los responsables del informe: "No podemos olvidar que un perro de tamaño pequeño, de entorno a unos 5 kilogramos, en el caso de un accidente a una velocidad de 60 km/h, multiplica aproximadamente por 56 su peso debido a la inercia. Es decir, saldría disparado con un peso que equivaldría a un objeto de 280 kilogramos.

Los diferentes tests que han realizado han servido para que desde el RACE y Royal Canin puedan ofrecer consejos sobre los métodos más seguros para viajar con nuestros perros.

Se pueden usar diferentes sistemas de sujeción en función del tipo de vehículo.

Por norma general, el maletero o el espacio trasero en la zona de los pies ofrecen buenas opciones y buena protección, pero solo con el sistema de transporte y sujeción adecuado

 

El informe de Animales de Compañía y Seguridad Vial no solo habla de cómo han de viajar los perros sino también de los atropellos y de los accidentes causados por perros en la vía pública, tanto en carreteras como en la ciudad. Los datos compartidos en 2020 dejan claro que es importante seguir concienciando al respecto.

"Si tenemos en cuenta solo los datos de atropellos de perros en carretera, un accidente que supone un riesgo alto de siniestro con lesiones, y que muchas veces es provocado por el abandono de estos animales o por un despiste de su dueños, vemos como del año 2006 al 2018, estos accidentes se han multiplicado por dos, pasando de 2.067 a 3.884 (...)

En zona urbana, los siniestros con perros involucrados han pasado de 28 casos en el año 2006 a 201 en el año 2018, lo que supone siete veces más, según datos de la DGT."

En cuanto a los accidentes interurbanos, esta tabla del informe de 2021 refleja los puntos más peligrosos de la geografía española:

Y, de hecho, han creado un mapa de riesgo de atropellos que se puede consultar aquí.

 

¿Cómo viajar de forma segura con nuestros canes?

Estas son las recomedaciones básicas de Royal Canin y RACE para asegurar el bienestar de los animales durante los desplazamientos:

  1. Nunca se debe viajar con un animal suelto por el habitáculo.

    Existen riesgos importantes para él mismo y los demás ocupantes y, además, pueden representar un peligro para los equipos de rescate en caso de un accidente. Puede implicar una sanción de hasta 100 euros.
     
  2. Hay que elegir un sistema de retención adecuado.

    Entre los sistemas disponibles están los arneses de sujeción (podéis encontrar diversos modelos en tiendanimal, por ejemplo), los transportines o los separadores del habitáculo, que deben ser firmes y estar bien anclados para evitar desplazamientos.

    Los sistemas de retención de mascotas deben estar sometidos a ensayos de choque (y cumplirán los requisitos de las normas ECE R17 o DIN 75410-2) Los que se colocan en los asientos traseros (p. ej., arneses para perros) deberán tener un sistema de unión corto y estable para evitar que el animal choque con los asientos delanteros, lo cual tendría graves consecuencias. Y siempre hay que buscar el sistema que mejor se adapte al peso y a la envergadura del animal.
     
  3. Evitar colocar objetos junto al animal. En caso de impacto puedan salir despedidos.
     
  4. Controlar al animal en las paradas de descanso. al abrir el maletero o la puerta del vehículo el animal puede salir corriendo y provocar algún incidente.
     
  5. Nunca, bajo ningún concepto o circunstancia, dejar al animal en el interior del vehículo con altas temperaturas. Ni siquiera en una zona de sombra o con las ventanillas abiertas.
     
  6. Realizar paradas cada dos horas. Así el animal podrá orinar o defecar, pasear e hidratarse.
     
  7. Controlar el posible mareo.

    Si el animal tiene tendencia a marearse, es preferible no darle de comer o beber en las horas previas al viaje. En las paradas aprovechar para que beba, pero no una pequeña cantidad. + info aquí.
     
  8. Vigilar la temperatura del vehículo. Asegurando una ventilación adecuada en todo momento.
     
  9. Acostumbrar al animal al sistema de sujeción. Si suele desplazarse en su vehículo, acostúmbrele desde cachorro a viajar sujeto, en transportín o separado por un sistema que impida el acceso al habitáculo.
     
  10. Nunca sujetar al animal con su correa. No es un sistema de retención y supone un riesgo importante de lesiones, tanto para él como para el resto de los ocupantes. Tampoco hay que sujetarlo por el collar, esto implica un alto riesgo de lesiones en su cuello.

 

Te puede interesar

 

Utilizamos cookies para personalizar y mejorar tu experiencia en nuestra web, tanto con respecto al contenido y utilidades de SrPerro como a los anuncios que muestran en nuestra web nuestros socios publicitarios. Mira nuestra Política de Privacidad, actualizada en mayo 2018, para conocer más detalles sobre nuestras prácticas de recopilación de datos. Al hacer clic en Aceptar, nos autorizas a usar cookies para los fines enumerados. Aceptar