TODOS LOS TEMAS
Salud perruna

Listas de sonidos para ayudar a los perros que sufren por los petardos (a través de la desensibilización)

Compartir
Whatsapp de SrPerro

Última actualización del articulo el día 03/11/2022

¿Cómo lograr que un perro no lo pase mal cuando hay fuegos artificiales o petardos? Lo ideal sería poder enseñarle de forma muy gradual desde que es cachorro que no hay porqué temer esos estruendos.

Nos lo explicó en detalle el etólogo Jaume Fatjó: "La principal estrategia preventiva, la más importante, sobre todo es muy significtivo en los primeros meses de vida, hasta los seis meses, es que haya una exposición controlada. (...) No solo es importante hacer una exposición progresiva sino evitar sucesos catastróficos como los que ocurren sin querer en el entorno habitual."

Evidentemente esto no siempre es posible y, además, hay perros que desarrollan este miedo según se van haciendo mayores.

Pero la teoría sigue siendo la misma si queremos intentar conseguir que nuestro can adulto no lo pase tan mal: introducir de manera muy, muy gradual esos sonidos, en casa, cuando está tranquilo, para muy poco a poco ir aumentando el volumen.

Pero, como también nos advertía Fatjó, los programas de desensibilización requieren mucha dedicación y es imprescindible plantearlos con mucho tiempo y en momentos tranquilos, para que el perro esté en un estado emocional positivo.

Por si os puede ser de ayuda o queréis probarlo, compartimos las listas de sonidos elaboradas por Dogs Trust, la gran protectora británica, y por el Kennel Club de este país.

La "Terápia de Sonidos" de Dogs Trust no solo es útil para los perros que tienen miedo a los petardos, también han creado listas específicas para cachorros y para ayudar a que un perro se habitúe a la llegada de un bebé a casa.

Antes de nada compartimos su recomendación: hay perros que tienen tanto miedo a los petardos que en su caso lo ideal sería buscar ayuda profesional y no proceder con esta terapia.

Si tu can es de los que tarda días en recuperarse tras un episodio de petardos, si se muestra atemorizado incluso cuando suenan muy bajito, entonces deberías hablar con tu veterinario o con un etólogo para que te ofreciera consejos personalizados.

Desde Dogs Trust han creado unas instrucciones muy precisas y útiles para saber cómo y cuándo ir avanzando con esta lista. Es muy importante leer esas instrucciones antes de proceder. Están en inglés, os traducimos aquí los puntos principales:

La lista de sonidos contiene cuatro pistas para tratar el miedo a los fuegos artificiales: la de silbidos, la de explosiones y estallidos, la de fuegos artificiales completos y la de fuegos artificiales individuales. 

Si reproduces una de las primeras tres pistas, notarás que hay un período de aproximadamente cinco segundos de silencio al principio, seguidos de un aumento gradual en el volumen del sonido. Esto es para que puedas bajar el volumen en caso de que accidentalmente lo hayas puesto demasiado alto.

- Elige una habitación donde tu perro se sienta seguro y pase mucho tiempo relajado y descansando. El mejor momento para proceder con la terapia es cuando tu can esté tranquilo pero no dormido. Y por supuesto no es buena idea si tu perro ya está asustado o crees que pueden producirse estruendos en el exterior.

- Deja la puerta abierta para que si tu perro se angustia, pueda salir.

- Puedes hacer toda su desensibilización y contracondicionamiento en este lugar para empezar pero después deberías hacer un poco más de contracondicionamiento en otros dos sitios para que tu can entienda que los ruidos no son una amenaza dondequiera que ocurran...

Mire la lista para ver qué sonidos le asustan a su perro. Estos son los que deberías usar en la terapia. Algunos canes tienen más miedo a los estruendos de los fuegos artificiales que a los silbidos o viceversa.

Lo mejor es trabajar primero con los sonidos a los que tu perro tiene menos miedo. Si tienes claro que tu can no reacciona a los silbidos, puedes entonces omitir la pista 1. 

+ info en Dogs Trust.

 

El Kennel Club Británico ha compartido estos recursos en Spotify con unas breves instrucciones.

La idea es similar, presentar estos ruidos primero a un volumen muy bajo e ir aumentándolo progresivamente, sin causar malestar a tu perro. Puedes darles chuches entre tanto, o un hueso para que se entretengan mordisqueando y asocien la experiencia a algo positivo...

Pero siempre hay que tener presente que incluso si nuestro perro se muestra cómodo con los sonidos grabados, podría seguir asustándose al escuchar los ruidos reales.

Y, por supuesto, hay que acompañar a nuestro perro si lo está pasando mal, claro que puedes acariciarle: el miedo NO SE REFUERZA.

El Kennel Club también ha creado una lista adicional con sonidos calmantes, estos temas serían los idóneos para ponerlos cuando fuera estén tirando petardos.

 

Te puede interesar