TODOS LOS TEMAS
Perro Urbano

Alquilar un piso cuando tienes perro: pistas y consejos para que sea (un poco) menos complicado

Compartir

Si ya de por sí es complicado encontrar un piso en alquiler a un precio razonable en muchísimas ciudades españolas, cuando la búsqueda es con perro entonces parece que se convierta en misión imposible. Hace un par de años, un conocido portal inmobiliario compartió datos concretos y poco auspiciosos para los humanos perrunos: sólo el 3% de los anuncios de pisos en alquiler permiten animales de compañía, mientras que el 20% los prohíbe expresamente.

La oferta es menor, eso es evidente, porque sigue habiendo mucho rechazo a los perros alegando que van a molestar con sus ladridos o que destrozarán, mancharán, etc.

Compartimos aquí algunos consejos para que la tarea sea algo más llevadera.

Cuando empiezas la búsqueda de tu nueva morada puedes plantearte elaborar un "Curriculum Canino" con referencias: es una manera útil de que los caseros sepan que eres un dueño de perro responsable y que tu can es un miembro más de tu familia y no causará ningún problema.

Es algo cada vez más frecuente en el mundo anglosajón, tanto en EEUU como en Australia o el Reino Unido; seguro que terminará por implantarse aquí también.

¿Qué información debe contener un Curriculum Canino? Nombre y edad de tu can, si está esterilizada / castrado, un par de buenas fotos que sean simpáticas, datos sobre su salud y vacunas...

Y, además, referencias: habla con tu veterinario y que escriba un párrafo describiendo a tu perro, contacta quizá con algún educador canino que pueda certificar el comportamiento de tu can, si te estás mudando de otro piso podrías incluso pedirle a algún vecino que añada su opinión sobre la convivencia con tu perro en el edificio. Y, por supuesto, al anterior casero.

Si normalmente contratas a un paseador para que se ocupe de tu can cuando pasas más tiempo fuera también lo deberías indicar.

Así tendrán más puntos para confiar en que tu can y tú seréis los perfectos inquilinos.

Además, podrías considerar contratar un seguro de hogar: si lo indicas de partida, en este "Curriculum Canino", generaría aún más confianza indudablemente. Un plus adicional para ti es que muchos seguros multirriesgo incluyen explícitamente la responsavilidad civil, algo que es obligatorio tener para nuestros canes en CCAA como Madrid.

También podrías indicar que una vez que termine el contrato de alquiler estás dispuesto a contratar a una empresa profesional de limpieza para dejar el apartamento tal y como te lo hayan entregado.


Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) permite al propietario de un piso elegir si permite o prohibe el alquiler con perro. Conviene mirar bien la letra pequeña del contrato porque no será la primera vez que alguien se encuentra con la sorpresa de que su casero es anti canes... 

En cualquier caso, es mala idea tratar de "colar" al can en un piso sin haberlo consultado: tanto si el contrato lo prohibe expresamente como si no, el dolor de cabeza está asegurado puesto que te podrían echar alegando que se puede dar por finalizado un contrato de alquiler si se considera que en la vivienda han tenido lugar actividades molestas, insalubres, nocivas, peligrosas o ilícitas.

También lo puede prohibir la comunidad de vecinos aunque, explican en 20 minutos, incluso si el reglamento de una comunidad señala de modo rotundo que no se aceptan animales, se puede impugnar.

En cualquier caso, conviene tener cuidado en las zonas comunes del edificio para que no surjan conflictos inesperados dada la animadversión que algunos sienten hacia los canes.

En el Reino Unido, la protectora Dogs Trust tiene una web dedicada a esta cuestión donde ofrecen diversos consejos: ellos sugieren a las agencias o a los caseros es que se anuncien como pet friendly de forma que atraigan a un máximo de potenciales inquilinos y que luego elijan caso por caso.

 

Utilizamos cookies para personalizar y mejorar tu experiencia en nuestra web, tanto con respecto al contenido y utilidades de SrPerro como a los anuncios que muestran en nuestra web nuestros socios publicitarios. Mira nuestra Política de Privacidad, actualizada en mayo 2018, para conocer más detalles sobre nuestras prácticas de recopilación de datos. Al hacer clic en Aceptar, nos autorizas a usar cookies para los fines enumerados. Aceptar