TODOS LOS TEMAS
Nutrición

¿Cómo son las cacas de tu perro? Pistas para saber si lo alimentas correctamente

Compartir

Parece que sólo hablemos de cacas caninas para llamar la atención a los dueños de perros que optan por dejar regalitos aquí y allá, fastidiándonos a todos… Pero lo cierto es que las cacas son importantes por otras razones, tienen un papel crucial para averiguar si nuestro SrPerro se está alimentando correctamente.

Parece que sólo hablemos de cacas caninas para llamar la atención a los dueños de perros que optan por dejar regalitos aquí y allá, fastidiándonos a todos… Pero lo cierto es que las cacas son importantes por otras razones, tienen un papel crucial para averiguar si nuestro SrPerro se está alimentando correctamente.

El tamaño, frecuencia y color de las cacas de tu perro te pueden dar pistas importantes.

Nos lo explican desde Nutro, marca de alimentación natural para perros con la que SrPerro colabora para educar y concienciar sobre nutrición.

 

En este caso, el tamaño sí importa

 

El tamaño de las heces y la frecuencia de defecación en un perro pueden darnos pistas sobre la calidad de la alimentación que está consumiendo.

Raul Sancha es miembro del equipo veterinario de Nutro y está implicado en el proyecto de divulgación y educación sobre nutrición canina Nutro Expertos. Él nos cuenta porqué las heces pueden ser un indicador bastante fiable de la calidad del alimento que ingiere un perro:

“El mayor tamaño y frecuencia de las heces indica, por lo general, una menor absorción de nutrientes por parte del perro. Por lo tanto, puede ser señal de una dieta inapropiada”.

La dieta no es una cuestión de opinión. Cada especie animal tiene su organismo preparado para alimentarse de una manera determinada. Desde el tamaño de sus intestinos hasta la forma de sus dientes marcan los alimentos para los que está mejor preparado y, por tanto, digiere mejor. + info sobre la dieta apropiada para los canes.

 



 

La digestibilidad, la clave

 

La digestibilidad es la porción del alimento consumido que no aparece en las heces.

Por lo tanto, es aquella fracción que el organismo del perro ha considerado útil y ha decidido absorber y no excretar.

Ese es el motivo por el cual la digestibilidad sirve como medida para determinar la calidad de la dieta y de las materias primas que la componen.

 


Subproductos y otros enemigos

 

La calidad de los ingredientes es muy importante para el resultado de la digestibilidad.

Los alimentos que contienen ingredientes de pobre calidad, como por ejemplo los llamados subproductos de animales (las patas, cabezas, intestinos, etc), o los denominados “cereales de relleno”, son menos digestibles.

“Aunque es cierto que un pico de pollo, por ejemplo, contiene una alta cantidad de proteínas, el sistema digestivo del perro no es capaz de absorberlas. Se trata de proteínas de baja calidad, con un valor biológico muy reducido para el perro”, explica Raul Sancha.  


Equilibrio nutricional para un carnivoro no estricto

 

Es importante que las fuentes de nutrientes sean de calidad, pero también es necesario tener en cuenta la naturaleza del perro que, a diferencia de los humanos, es un carnívoro no estricto: su aparato digestivo está preparado para cubrir sus necesidades nutricionales fundamentalmente a partir de la ingesta de carne.

Sancha nos aclara: “La mayoría de las personas asocian las verduras y las frutas como alimentos muy saludables, y no les falta razón puesto que lo son para los humanos, sin embargo no son algo natural en la dieta de los perros.

Es decir, no todos los alimentos saludables para el hombre necesariamente han de serlo para el perro puesto que somos especies diferentes.

La clave está en el equilibrio nutricional: un alimento con un nivel adecuado de proteína animal, y que incorpore una fuente de hidratos de carbono y proteína vegetal adecuadas y en las proporciones correctas”.


¿Cómo tiene que ser el color de las “cacas”?

 

Hemos hablado de la frecuencia y del tamaño, pero el color también es importante. Las heces siempre deben ser de color marrón, y no blanco o amarillo.

El color marrón se debe al pigmento obtenido por la descomposición natural de los glóbulos rojos envejecidos.

Cualquier tipo de decoloración en las heces de un perro puede estar indicando un problema en el hígado, la vesícula o el páncreas.


Consejos útiles

 

Lo dicho: aunque asociar el tema cacas con la nutrición de los perros pueda sonar a chiste, no lo es: vigilar el tamaño, el color y la frecuencia de defecación de los SrsPerros es una buena manera de cuidar de su alimentación y su salud.

 

Este artículo ha sido elaborado por SrPerro a partir de la información proporcionada desde Nutro.

 

¿Te ha quedado claro? Demuéstralo en Nutro Expertos resolviendo un quiz sobre este contenido y podrás ganar un lote de productos de Nutro y Greenies.

Más sobre Nutro en Facebook & en Twitter.

 

 

Utilizamos cookies para personalizar y mejorar tu experiencia en nuestra web, tanto con respecto al contenido y utilidades de SrPerro como a los anuncios que muestran en nuestra web nuestros socios publicitarios. Mira nuestra Política de Privacidad, actualizada en mayo 2018, para conocer más detalles sobre nuestras prácticas de recopilación de datos. Al hacer clic en Aceptar, nos autorizas a usar cookies para los fines enumerados. Aceptar