TODOS LOS TEMAS
Educación canina

¿Cómo prevenir mordeduras? Sobre el estrés que se acumula y el peligro de castigar a un perro por gruñir

Compartir
Whatsapp de SrPerro

Última actualización del articulo el día 25/04/2022

La iniciativa que han lanzado desde Dogs Trust Ireland, Be Dog Safe Week, es tan útil como necesaria y no solo en Irlanda, claro, dado que esta campaña busca compartir información clara para ayudarnos a entender la mejor manera de interactuar con perros, tanto los propios como los ajenos, para evitar mordeduras caninas.

Según los datos que cita Dogs Trust Irlanda, 320 personas fueron hospitalizadas en 2020 como resultado de mordeduras de perros en este país. Y, dado que el número de familias perrunas primerizas surgidas de los confinamientos y la pandemia ha aumentado exponencialmente, desde esta protectora temen que esas cifras aumenten también drásticamente.

De ahí la necesidad de educar sobre cómo interactuar adecuadamente con todos los perros para mantenerse fuera de peligroy de concienciar sobre las causas y riesgos de las mordeduras caninas

"El 64 % de las personas hospitalizadas por mordeduras de perros en 2020 tenían más de 20 años, lo que destaca la necesidad de que todos los grupos de edad sean conscientes del lenguaje corporal de los perros, especialmente las señales que muestran los perros cuando se sienten incómodos.

Como estas cifras no incluyen las visitas a la sala de emergencias o al médico de cabecera, sospechamos que la cantidad de personas tratadas por lesiones por mordedura de perro podría ser mucho mayor", dicen desde la protectora.

En este vídeo nos recuerdan que, al igual que las personas, los perros sufren estrés y que ese estrés se puede acumular,  dando lugar a comportamientos que nos resultan inesperados.

Es lo que en inglés se conoce como "trigger stacking", algo que es muy importante tener en cuenta y que está relacionado directamente también con la "escalera de la agresividad".

Un perro que ha estado expuesto a varios eventos que le han ido estresando acumula ese estrés: no tienen porqué ser eventos muy llamativos, puede ser desde un encuentro desagradable a un viaje en coche.

Es clave aprender a entender el lenguaje de los perros -las señales de calma- y entender cuando nos dicen que están incómodos. 

Y es muy importante entender que un gruñido es comunicación, no debe castigarse nunca. 

¿Por qué es tan peligroso castigar a un perro que gruñe? Los perros gruñen por diversos motivos, a veces al jugar, a veces incluso porque le gusta una caricia, como recuerda Alba, de SimiperroHablara. En cualquier caso lo importante es entender porqué ha gruñido y analizar cada situación.

Otro de los motivos habituales por los que un perro gruñe es, explica Santi Vidal de Más que Guau, para comunicarte que una situación le supera o le preocupa o le da miedo.

Entonces, si tú castigas al can por ello ¡le estás enseñando que comunicarse no sirve de nada!Esto no solo incrementará el estrés de tu perro sino que, a la larga, podría desembocar en un incidente más grave, en un mordisco dado que ese perro ha entendido que avisar previamente cuando se siente incómodo no tiene sentido, no sirve.

No hay que ignorar los gruñidos, pero no hay que castigarlos: hay que tratar de analizar con calma qué es lo que ha incomodado al can para evitar que vuelva a suceder.

Y, de nuevo, un gráfico que explica visualmente el concepto de trigger stacking que puede llevar a que un perro reaccione de manera inesperada ante un estímulo que cualquier otro día no le habría superado:

El perro es regañado por algo // el perro escucha algún sonido fuerte que le alarma // el perro va en coche a algún lugar desconocido // el perro se topa con un perro desconocido en un lugar desconocido. 

Todo lo anterior ha hecho que vaya aumentando su nivel de estrés, que se vaya acumulando en su cuerpo, hasta que... le supera y ese perro reacciona de manera mucho más explosiva. 

En la web de Dogs Trust Irlanda hay consejos básicos para toda la familia: dejar a los perros comer en paz, que tengan un lugar agradable y tranquilo donde descansar sin ser molestados.

Por supuesto supervisar, siempre, las interacciones de perros y niños.

Este semáforo es parte de los materiales que elaboran en Dogs Trust Irlanda para los colegios, para fomentar la educación sobre cómo interactuar con canes de manera segura. 

 

Te puede interesar