TODOS LOS TEMAS
Curiosidades

Si tienes un buen apego, un buen vínculo con tu perro, ¡le ayudarás a dormir mejor!

Compartir
Whatsapp de SrPerro

Última actualización del articulo el día 01/06/2022

Lo habitual es preguntar a las personas si duermen bien cuando duermen en compañía canina, que para algo somos una raza profundamente egocéntrica. Y seguro que habéis leído alguno de los estudios que hemos compartido en SrPerro sobre cómo la presencia de los canes en nuestra cama o en nuestro dormitorio pueden afectar la calidad de nuestro sueño.

La conclusión suele ser que nos aporta bastantes beneficios, por mucho que los perros puedan despertarse más veces y quizá, sin querer, despertarnos a nosotros.

Pero nunca antes, que sepamos, se había analizado la cuestión ¡desde la perspectiva de los perros! Por eso es tan interesante este nuevo estudio del departamento de etología de la Universidad Eötvös Loránd, un estudio que ha demostrado que el apego es la clave para determinar la calidad del sueño de los perros.

Los perros, se ha demostrado, forman lazos de apego hacia sus humanos de forma análoga al apego entre una madre y su bebé.

Se sabe que ciertos parámetros del sueño están asociados con los rasgos relacionados con el apego de un individuo. Y lo que han querido analizar en este estudio es si el apego de los perros hacia su dueño está asociado con la estructura del sueño (el tiempo que pasan en las diferentes etapas), así como con su actividad cerebral mientras duermen.

"El sueño juega un papel importante en procesos como el aprendizaje, el procesamiento de las emociones y el desarrollo. Cuando un ser humano (o un perro) duerme, es importante que duerma 'bien', de forma reparadora. La calidad del sueño se puede medir con diferentes parámetros, por ejemplo, por la fragmentación del sueño o la duración del sueño profundo.Por eso estábamos interesados ​​en cómo el vínculo entre el perro y el dueño influye en la calidad del sueño", explica Vivien Reicher, estudiante de doctorado en el Departamento de Etología, ELTE.

La respuesta se buscó mediante estudios paralelos del comportamiento de apego y el EEG del sueño de los perros.

El vínculo de apego de 42 perros con sus dueños se midió utilizando la versión adaptada de la Prueba de Situación Extraña, desarrollada por psicólogos para evaluar el vínculo entre madre e hijo humano.

El sueño de los perros se examinó durante una siesta con el dueño en un lugar desconocido, en el laboratorio del sueño de la Universidad, usando un método de electroencefalografía (EEG) completamente no invasivo (similar al que se usa en humanos).

Y según han podido comprobar, al igual que sucede en las personas, cuando los perros duermen en un lugar diferente al habitual y lo hacen en presencia de sus humanos, las diferencias en su vínculo de apego se reflejan en las características del EEG del sueño.

Los resultados son claros: los canes que tenían un mejor apego con sus humanos pasaron más tiempo en un sueño profundo, conocido como la fase de sueño más relajante. Es decir, pese a estar en un lugar desonocido, lograron dormir mejor gracias a la fortaleza del vínculo con su humano.

“Dormir en un lugar nuevo por primera vez puede ser estresante. Pero estos resultados sugieren que los perros con un mejor apego duermen mejor, seguramente porque su tutor les proporciona un entorno más seguro y por eso pueden relajarse y dormir una buena siesta”, dice Cecília Carreiro, la autora principal de este fascinante estudio.

 

Te puede interesar