TODOS LOS TEMAS
Curiosidades

Los lametones y la saliva de los perros ¿pueden curar heridas? ¿generar alergias?

Compartir

Los lametones caninos son una constante para la mayoría de personas que conviven con un perro. Los hay más o menos besucones pero esas muestras de cariño llenas de babas son prácticamente inevitables. Hay quien advierte que estar en contacto directo con la saliva canina puede suponer un riesgo para los humanos debido a las bacterias. Pero también hay quien insiste en que esa misma saliva puede ser beneficiosa para nosotros... De hecho, un viejo refrán francés decía "Lengua de perro, lengua de médico". ¿Qué hay de cierto en todo ello? Es lo que os aclararemos aquí en colaboración con Nutro.

Si eres de los que está acostumbrado a recibir lametones perrunos lo primero es recalcar la importancia de cuidar la salud y la higiene de la boca de tu can.

Obviamente así sus besos no serán una bomba fétida pero lo realmente importante es que al evitar la acumulación de placa y sarro en los dientes de un perro y cuidar su salud dental podemos incluso prolongar su vida.

Alexandra Horowitz, profesora investigadora y etóloga además de autora de varios libros altamente recomendables (En la mente de un perro y Being a Dog) lo tiene claro: los canes que viven más tiempo son aquellos cuyas bocas y dientes han recibido los cuidados adecuados, al menos parte de su vida. 

Y es que la boca de un can es un buen termómetro sobre su salud: por eso mismo, si de pronto notas algún olor diferente cuando se acerca a darte un lametón deberías consultárselo a tu veterinario. Ten en cuenta que el 80% de los perros muestran signos de enfermedad periodontal a la edad de 3 años

En cuanto a la saliva de los perros, el mito de que es curativa tiene un cierto fundamento, pero conviene leer la letra pequeña puesto que hay aspectos positivos y también aspectos negativos en la saliva de los canes:

Cuando un perro tiene una herida suele intentar lamérsela, de ahí que muchos tengan que llevar puesto el cono de la vergüenza o algún vendaje que lo impida.

Ese detalle ya nos debería dar una pista importante al respecto: pese a que la saliva de los canes sí contiene algunas proteínas que pueden contribuir a limpiar una herida superficial, también contiene incontables gérmenes peligrosos que podrían infectarla.

También hay que tener en cuenta que en la mayoría de los casos lo más indicado es permitir que la herida se vaya secando y los lametazos húmedos del can no lo permitirían por lo que, en todo caso, la saliva empeoraría el estado general de la herida.  

Y si se trata de un perro que está lamiendo la herida de una persona entonces la advertencia es similar: lo normal es que chupen esa zona atraídos por el olor de la propia herida o de la sangre, con el mismo riesgo que en el caso canino, los gérmenes. 

Un problema adicional es que la textura rugosa de la lengua de los perros podría irritar aún más ciertas lesiones. 

En resumen, no es buena idea dejar que un perro se lama (o nos lama) una herida si pretendemos que cure antes pero... sí, hay un pero.

 

¿Hay beneficios curativos en la saliva perruna?
 

La boca de un perro tiene bacterias, sí, pero su saliva también tiene algunos componentes químicos que también la hacen, en cierta medida, beneficiosa:
 

- Actúa como Probiótico

- Favorece la cicatrización

- Tiene efectos analgésicos
 

Se cree que la saliva de los perros actúa como agente probiótico, es decir que contiene bacterias vivas que contribuyen al equilibrio de la flora intestinal y potencian el sistema inmunológico. O sea que cuando un perro nos lame puede estar pasándonos microbios que tengan un efecto positivo sobre nuestra flora intestinal y, en definitiva, mejoren nuestra salud.

Por otro lado, resulta que la saliva de perro también contiene una enzima denominada opiorfina que actúa como analgésico y reduce el dolor asociado a las heridas o lesiones.

Para terminar, la saliva canina contiene la enzima lisozina que tiene efectos cicatrizantes.

En este sentido, ¿podríamos decir que la saliva de los perros es curativa? No exactamente ya que, como hemos explicado, existe también el riesgo de que infecte las heridas y contagie bacterias.
 

¿La saliva del perro, puede causar infecciones o alergias?
 

En la saliva canina hay componentes antibacterianos por lo que es improbable que pueda causarnos una infección por sí sola, según indican algunos expertos, pero también insisten en que eso no significa que sea "limpia". Esa es la clave, la saliva de los canes no es del todo buena ni del todo mala:
 

Sabemos que la saliva contiene diferentes sustancias químicas que podrían reducir el riesgo de una infección, además de contener ciertas propiedades de tipo inmunitario, proteínas antimicrobianas y antifúngicas. Sin embargo, no todo lo que encontramos en la saliva es bueno, hay que tener en cuenta que la saliva también contiene numerosas bacterias que pueden contaminar una herida fácilmente.

 

Y la saliva de los perros también puede causar alergias. Según un estudio publicado en el European Journal of Allergy and Clinical Immunologyla saliva de perro contiene al menos 12 tipos de proteínas que pueden ser causantes de alergias. 

Cuando los perros se lamen el pelaje, la saliva se seca y esas proteínas pasan al medio aéreo. Algunos investigadores creen que es posible que la saliva sea un alérgeno más potente, incluso, que la caspa canina.

Algunas razas de perro como el Dogo de Burdeos y el Golden Retriever parecen tener saliva con menos capacidad de causar alergia, aunque los datos del estudio son insuficientes para determinar esto con claridad.

 

Te puede interesar

La importancia de una boca sana y cómo saber si tu perro necesita una limpieza dental


 

Contenido patrocinado por Greenies 

Utilizamos cookies para personalizar y mejorar tu experiencia en nuestra web, tanto con respecto al contenido y utilidades de SrPerro como a los anuncios que muestran en nuestra web nuestros socios publicitarios. Mira nuestra Política de Privacidad, actualizada en mayo 2018, para conocer más detalles sobre nuestras prácticas de recopilación de datos. Al hacer clic en Aceptar, nos autorizas a usar cookies para los fines enumerados. Aceptar