TODOS LOS TEMAS
Curiosidades

Contagio emocional entre perros y humanos: un experimento muestra cómo los canes intentan rescatar a sus dueños

Compartir

Pongamos que eres un perro y que tu humano está atrapado dentro de una caja y está pidiendo ayuda. ¿Serías consciente de su desesperación? Si lo fueras, ¿acudirías a rescatarlo? ¿realmente querrías rescatarlo? Estas algunas las preguntas que ha querido responder la investigación de Joshua Van Bourg y Clive Wynne, de ASU Canine Science Laboratory. Un experimento interesante con una conclusión clara: tu perro intentará rescatarte si siente que estás en peligro pero solo si entiende que sabe cómo hacerlo.

Van Bourg y Wynne, profesor de psicología de ASU y director del Canine Science Collaboratory de ASU, han organizado un experimento para evaluar la propensión de 60 perros de compañía a rescatar a sus dueños. Ninguno de los perros tenía entrenamiento como perro de rescate.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by ASU Now (@asunow) on

En la prueba principal, cada humano estaba confinado en una caja grande equipada con una puerta liviana, que el perro podía mover a un lado. Los propietarios fingieron angustia al gritar "ayuda" o "ayudarme" (intentando que resultara lo más verídico posible)

Los humanos participantes en el estudio no podían llamar a su perro por su nombre para evitar que el can actuara movido por la obediencia en vez de por preocupación por el bienestar de su dueño.

"Alrededor de un tercio de los perros rescataron a su angustiado dueño, lo que quizá no suena demasiado impresionante de primeras pero que sí lo es si lo analizamos", según explica Van Bourg.

Esto es porque hay dos cuestiones a tener en cuenta: por un lado está el deseo de los canes de ayudar a sus humanos pero por otro la consideración de si habían entendido cómo podían ayudar.

Este es el factor clave de las pruebas de control que se han llevado a cabo: en una, un investigador echó comida en la caja. Solo 19 de los 60 canes abrió la caja para conseguir esa recompensa mientras que más perros intentaron rescatar a sus dueños. Es decir, el vínculo con el humano superó a la comida. 

"El hecho de que dos tercios de los perros ni siquiera abrieran la caja para comer es una indicación bastante fuerte de que el rescate requiere algo más que motivación, hay algo más involucrado, y ese es el componente de habilidad", aclara Van Bourg.

“Si nos centramos en los 19 perros que mostraron que podían abrir la puerta de la caja para conseguir la comida, el 84% también rescataron a sus dueños. Es decir, la mayoría de los perros quieren rescatarte, pero necesitan saber cómo hacerlo ”.

En otra prueba de control, Van Bourg y Wynne observaron lo que pasaba si el dueño del can se sentaba dentro de la caja y simplemente leía en voz alta de una revista. En este caso, cuatro perros menos, 16 de 60, abrieron la caja.
 

El estudio completo está en Plos One.

Te puede interesar

 

Utilizamos cookies para personalizar y mejorar tu experiencia en nuestra web, tanto con respecto al contenido y utilidades de SrPerro como a los anuncios que muestran en nuestra web nuestros socios publicitarios. Mira nuestra Política de Privacidad, actualizada en mayo 2018, para conocer más detalles sobre nuestras prácticas de recopilación de datos. Al hacer clic en Aceptar, nos autorizas a usar cookies para los fines enumerados. Aceptar