• Compartir

Una adolescente que entrena para los juegos paralímpicos y su mayor apoyo, su perro guía

Cuando está en el agua, Anastasia Pagonis no necesita a su perro guía, allí esta joven de 16 años se siente poderosa y libre, porque ha logrado recuperar su sueño de ser una atleta olímpica, porque tras perder la vista ella volvió a aprender a nadar y ahora entrena para los juegos paralímpicos. Pero sabe que fuera del agua pero cerca, en la piscina, mirándola, siempre está Radar, el can que es su mayor aliado y amigo.

Cuando perdió la vista, con 14 años, su vida se hundió: “Fue muy difícil para mí y mi familia. Pasé por una depresión. Sufrí ansiedad y estrés postraumático y no comí adecuadamente durante meses. Dejé de nadar. No quería salir de la cama. Solo estaba llorando”.

Gracias a su familia y a su entrenador, que apostó por entender cómo se sentía ella en el agua sin poder ver, Pagonis volvió a nadar y a recuperar la energía y las ganas de vivir. Y no solo eso, en redes trata de inspirar y de educar contra los estereotipos que rodean a las personas ciegas.

Ahora está en Colorado, en un centro especial donde entrena para los juegos paralímpicos, siempre acompañada por el perro que ha cambiado su vida fuera del agua, Radar.

 

Te puede interesar

 

 

Utilizamos cookies para personalizar y mejorar tu experiencia en nuestra web, tanto con respecto al contenido y utilidades de SrPerro como a los anuncios que muestran en nuestra web nuestros socios publicitarios. Mira nuestra Política de Privacidad, actualizada en mayo 2018, para conocer más detalles sobre nuestras prácticas de recopilación de datos. Al hacer clic en Aceptar, nos autorizas a usar cookies para los fines enumerados. Aceptar