• Compartir
  • Whatsapp de SrPerro

Gus, un perro adoptado de 10 años, sano y feliz, ha muerto el 1 de enero 2022 aterrado por los petardos

Gus, un perro adoptado de 10 años, sano y feliz, ha muerto el 1 de enero 2022 aterrado por los petardos

¿Qué hemos de hacer para que los petardos y fuegos artificiales ruidosos sean cosa del pasado o solamente se utilicen de forma muy controlada y teniendo en cuenta el bienestar de todas las personas y animales? ¿Qué campaña de concienciación podría llegar al alma de personas que eligen divertirse así, a sabiendas de que daña a los demás? ¿Hay alguien que aún no comprenda que cada petardo genera sufrimiento real?

Algunos ayuntamientos lo tienen en cuenta, la mayoría no saben, no contestan. Pero no se trata de prohibir sino de plantear alternativas, de mostrar empatía, de pensar en los demás.

La historia que han compartido en Os Palleiros es un drama demasiado real que muestra la absoluta indiferencia de algunas, demasiadas, personas hacia el sufrimiento de los animales: una familia intentó explicar a sus vecinos tras los petardos de Nochebuena que su perro lo había pasado fatal, les dio igual, el estruendo se repitió en fin de año. Y Gus no lo superó, su corazón no pudo aguantarlo.

"Hace unos días recibimos una noticia muy triste. GUS, un palleiriño que llevaba 10 años adoptado y feliz, se convertía en una víctima de la pirotecnia. Su familia contactó con nosotros para informarnos. Les preguntamos si podíamos hacerlo público y decidieron que sí... quieren que la muerte de GUS sirva al menos para remover alguna conciencia. Por eso han escrito esta carta que os publicamos ahora con una fotito suya... era un perro sano y feliz que murió DE TERROR.

Sabemos que cada vez hay más gente concienciada... estamos hablando de los animales, pero también hay personas que lo pasan tremendamente mal. ¿De verdad vale la pena tanto sufrimiento por unos minutos de disfrute?

GUS fue un luchador, explican desde Os Palleiros: "De bebé en la prote estuvo muy enfermito, pero al final salió adelante con todos los cuidados y el amor que le dio la familia que, aunque al principio iba a ser temporal, acabó convirtiéndose en la suya para siempre. ¿Es justo que por un par de petardos no pueda seguir viviendo la vida que se merecía? ¿Y qué pasa con su familia? Para ellos no hay consuelo posible. Nosotros solo podemos transmitirles nuestro ETERNO agradecimiento por todo lo que pelearon por él... desde el principio hasta el final.

No tenemos nada más que añadir. Leed y COMPARTID la carta de la familia de GUS, por favor. Él ya brilla alto y fuerte."

 

Esta es la carta que la familia de Gus envió a Os Palleiros, os la transcribimos aquí porque será más fácil leerla que en la imagen de instagram:

"Hola, gracias por estar leyendo mi historia. Me llamo Gus, ese es el nombre que me eligieron mis cuidadores de la Protectora de Animales “Os Palleiros” y que posteriormente mantuvo MI FAMILIA.

Mi vida no ha sido fácil, fui abandonado en un camping con menos de 1 año, en ese momento pensé que se habían olvidado de mí y que volverían a buscarme, pero finalmente no fue así, nadie volvió a por mí. A los pocos meses en la protectora enfermé de Parvovirosis, una familia provisional de acogida quiso ayudar a recuperarme de la enfermedad. Esta sí acabaría siendo MI FAMILIA, desde el primer día me sentí parte de ellos y he sido feliz, muy feliz.

Han sido 10 maravillosos años a su lado que tocaron a su fin el pasado 1 de enero del 2022. Durante estos dos últimos años estuvimos viviendo en una casa en la Parroquia de Viascón, en la que me encariñé de casi todos los vecinos y ellos se encariñaron conmigo.

Llegaron las fiestas de Navidad... esas temidas fiestas con los estruendos provocados por los fuegos lanzados por los vecinos más próximos a mi hogar, es algo que con la edad he ido llevando peor...

El 24 de diciembre fue un día muy difícil para mí. Mi familia, al ver mi estado de ansiedad y desesperación, expusieron a los vecinos mi problema para que comprendieran la situación de cara a la celebración del día 31 de diciembre. Llegado ese día, parece que los petardos, fuegos y bengalas eran inevitables para su diversión, hasta tal punto de que varios fuegos acabaron en el terreno de nuestra casa, con tan mala suerte que uno de ellos calló próximo a donde yo me encontraba... esto provocó que mi corazón se acelerase de tal manera que, a pesar de que mi familia y veterinarios intentaron todo cuanto estuvo en su mano para calmarme, nada consiguió ayudarme y mi corazón esta vez no lo resistió.

No recuerdo nada más, solo espero que mi familia no se esté sintiendo ahora mismo como me sentí yo cuando me abandonaron. Me gustaría haberme podido despedir de ellos y explicarles que nada de esto fue por su culpa.

Tras su pérdida, nosotros, SU FAMILIA, estamos muy dolidos y dándole vueltas a ver en qué le hemos fallado y qué podríamos haber hecho distinto para evitar que Gus no hubiera muerto aterrorizado. Sinceramente creemos importante fijar unas normas de convivencia para todo el vecindario, poniendo avisos antes de hacer más daño a los indefensos animales.

Ya no hay nada que podamos hacer por Gus, pero estamos seguros de que a él no le gustaría buscar culpables, pero si le gustaría que su muerte no fuese de gratis y nos ayude a reflexionar y poner límite a los fuegos y petardos para respetar a nuestros seres queridos."

En algunas zonas de Madrid esta Navidad ha sido infernal: el día de fin de año hubo más pirotecnia que nunca pero en muchos parques se siguen escuchando petardos todas las tardes desde mucho antes. Y aún siguen, pasados los Reyes -cuando, de hecho, el Ayuntamiento eligió celebrar la Cabalgata con gran espectáculo pirotécnico- seguimos oyendo petardazos cada tarde.

 

No es un problema sencillo de resolver, es evidente, porque por mucho que en teoría esté prohibido y se pueda denunciar es realmente complicado poder llegar a hacerlo, ¿vas a ir a buscar a la persona que acaba de lanzar un petardo cuando tu perro, a tu lado, está temblando de miedo?  

Pero no podemos seguir así año tras año, "porque siempre se ha hecho", "porque es tradición", "porque solo es un perro". Porque no es solo un perro, son cientos de personas y miles de animales.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by SrPerro.com (@_srperro)

 

¿Qué créeis que podemos hacer entre todos? En SrPerro vamos a recopilar toda la información posible sobre la normativa que afecta a la pirotecnia pero hay que poner en marcha cuanto antes una amplia campaña para lograr que lo que le ha pasado a Gus no pueda volver a suceder. Si tenéis alguna propuesta o idea concretas sobre cómo tratar de concienciar de verdad, de compartir un mensaje sobre el daño que causa la pirotecnia que realmente llegue donde debe llegar... somos todo oídos.

 

Te puede interesar

 

 

Utilizamos cookies para personalizar y mejorar tu experiencia en nuestra web, tanto con respecto al contenido y utilidades de SrPerro como a los anuncios que muestran en nuestra web nuestros socios publicitarios. Mira nuestra Política de Privacidad, actualizada en mayo 2018, para conocer más detalles sobre nuestras prácticas de recopilación de datos. Al hacer clic en Aceptar, nos autorizas a usar cookies para los fines enumerados. Aceptar