• Compartir
  • Whatsapp de SrPerro

El feliz reencuentro (con muchos besos) entre una Carlino que había sido robada y su humana

El feliz reencuentro (con muchos besos) entre una Carlino que había sido robada y su humana

La policía de Essex, en el Reino Unido, lleva un verano de lo más perruna. El vídeo que han compartido en el que Lola, una Carlino que había sido robada, corre a los brazos de su dueña se ha hecho viral y este domingo participan en el Essex Dog Day, para mostrar al público el trabajo de los canes que acompañan a la policía. Y por si eso fuera poco, en su unidad canina hay ahora ocho cachorrotes que algún día serán perros policía y unas semanas atrás, también hicieron posible otro gran y feliz reencuentro entre un perro que había sido robado y su familia. Olé por ellos.

Imposible no sonreír ante la felicidad tan evidente en este vídeo.

Según explican en un comunicado, la policía encontró a Lola mientras investigaban una serie de robos en la zona de Harlow. 

El momento del reencuentro con su dueña se ha visto ya más de 1 millón de veces. Si ha logrado colocar otras tantas sonrisas en todas esas caras, seguro que Lola y su humana, Kate Witham, estarán aún más contentas.

Inicialmente arrestaron a dos hombres y también a una mujer, esta última acusada del robo de la perra pero finalmente y debido a la falta de pruebas (?¿?), fue puesta en libertad.

Hmm, a veces la justicia es del todo inescrutable para los ciudadanos de a pie, no sé qué más prueba necesitan además de, ejem, el cuerpo del delito: la presencia de la propia perra en una casa que no era la suya y donde no había llegado por casualidad.

En cualquier caso, ¡vivan los reencuentros felices! Porque... el de Lola no ha sido el único de este verano :-)

He seguido mirando en el facebook de la policía de Essex -deformación profesional- y me he encontrado con otra gran historia que merece la pena compartir, la de Monty y sus humanos, que llevaban meses buscándole desesperadamente.

Cinco meses después de ser robado, este Bull Terrier miniatura por fin ha podido volver a casa. 

Obviamente es parte de la familia pero es que, además, el can salvó la vida de su dueño: Monty -que no tiene ningún tipo de entrenamiento al respecto- fue quien detectó el cáncer de garganta de Martin Kelly.

Según explica, el can empezó a chuparle la garganta insistentemente y por eso, cuando Martin fue al médico por otra razón, se lo comentó. Había notado un pequeño bultito donde el perro le chupaba y pensó que quizá le había causado alguna infección... todo lo contrario, Monty había detectado un cáncer de garganta y gracias a ello, Martin pudo ser tratado a tiempo y se ha recuperado.

Utilizamos cookies para personalizar y mejorar tu experiencia en nuestra web, tanto con respecto al contenido y utilidades de SrPerro como a los anuncios que muestran en nuestra web nuestros socios publicitarios. Mira nuestra Política de Privacidad, actualizada en mayo 2018, para conocer más detalles sobre nuestras prácticas de recopilación de datos. Al hacer clic en Aceptar, nos autorizas a usar cookies para los fines enumerados. Aceptar