• Compartir

El cono de la vergüenza más bello y solidario: los retratos de perros de Winnie Au

La fotógrafa Winnie Au lleva dos años retratando a canes con el "cono de la vergüenza", con el collar isabelino que han de llevar cuando han pasado por alguna intervención médica y hay que evitar que puedan chuparse o morderse una herida. Ella quiere, así, y también a través del proyecto de Kickstarter que ha lanzado, poner el foco sobre los perros que están en las protectoras y perreras y conseguir fondos para sus tratamientos médicos.

Los conos de la fama: chulísimo proyecto fotográfico para fomentar la adopción de perros

"Hay 1.6 millones de perros esperando ser adoptados cada año en los Estados Unidos, y muchos de ellos tienen necesidades médicas urgentes. Quería tomar la imagen tradicionalmente triste de un perro con un collar isabelino y darle la vuelta con esta serie. Las imágenes están destinadas a hacer que estos perros se vean majestuosos, orgullosos y hermosos. Deben recordarte que cada uno de estos perros ha superado algo para emerger como las maravillosas criaturas que son", explica la fotógrafa.

Winnie Au, junto con la estilista Marie-Yan Morvan, creó cada uno de los conos con los que ha retratado a los perros. Son como esculturas vivas porque así es como lo idearon, cada uno de los conos fue creado para ese perro en cuestión.

Y, además de estas fabulosas fotos, Winnie Au ha lanzado una campaña de Kickstarter para -a través de un set de postales especial- tamibén conseguir recaudar fondos para una protectora, para Animal Haven.

Muchos canes son rescatados y llegan a las protectoras con necesidades médicas y por eso una vez que quede cubierto el coste de impresión de las postales, todos los ingresos adicionales irán para el "Recovery Road Fund" , a través del que Animal Haven puede atender y cuidar de aquellos animales que necesitan una intervención o cualquier apoyo veterinario.

En la web de Winnie Au podéis ver todos los retratos. Estos conos son todo menos de la vergüenza, además de por lo bonitos, porque los perros aquí no tienen esa carita de pena que se les suele poner cuando deben llevar el horrible collar isabelino de plástico rígido.

 

Te puede interesar

Historias reales, retratos llenos de humor: Adam Goldberg y la fotografía solidaria que funciona

El cono de la vergüenza con más arte y humor: Ty Foster capta la frustración de los perros

Un niño enfermo y su perra, una maravillosa foto con premio triple y solidario

 

Perros y más perros guapos en busca de un nuevo hogar: la fotografía solidaria

Las Crónicas Caninas, genial inspiración perruna

Utilizamos cookies para personalizar y mejorar tu experiencia en nuestra web, tanto con respecto al contenido y utilidades de SrPerro como a los anuncios que muestran en nuestra web nuestros socios publicitarios. Mira nuestra Política de Privacidad, actualizada en mayo 2018, para conocer más detalles sobre nuestras prácticas de recopilación de datos. Al hacer clic en Aceptar, nos autorizas a usar cookies para los fines enumerados. Aceptar