• Compartir

Ahuyentador de pesadillas, compañero y profesor: un perro de asistencia cambia la vida de un niño con autismo

Tupper tiene autismo, se lo diagnosticaron con dos años. De pequeño le costaba establecer contacto visual con otras personas, se hacía daño a sí mismo, casi no hablaba y le costaba mucho dormir porque tenía pesadillas, se asustaba y se despertaba constantemente durante la noche... hasta que un día, por casualidad, una amiga de su madre vino de visita con su perro, un Jack Russell. Tupper inmediatamente conectó con el can, mucho más de lo que lo hacía normalmente con ningún humano. Repitieron la experiencia varias veces y pronto decidieron que el niño necesitaba tener un perro de asistencia, para él sería una gran ayuda. Y así llegó Lego a su vida.

Es impresionante ver el cambio que este Labrador ha obrado en la vida de Tupper. Tal y como explica su madre, el niño apenas hablaba, decía unas 10 palabras y tras seis semanas con Lego su vocabulario se había ampliado... ¡a más de 200 palabras!

Todos los reportajes que han dedicado a la pareja muestran el cambio radical en la vida de Tupper, su gran vínculo con Lego, sus sonrisas, la tranquilidad de su familia...

Y ahora que Tupper ha comenzado a ir a la guardería, ahí está Lego a su vera, su compañero y ayudante, su mayor apoyo para aprender a navegar por el mundo.

 

Te puede interesar

 

Utilizamos cookies para personalizar y mejorar tu experiencia en nuestra web, tanto con respecto al contenido y utilidades de SrPerro como a los anuncios que muestran en nuestra web nuestros socios publicitarios. Mira nuestra Política de Privacidad, actualizada en mayo 2018, para conocer más detalles sobre nuestras prácticas de recopilación de datos. Al hacer clic en Aceptar, nos autorizas a usar cookies para los fines enumerados. Aceptar