OPINIONES

paw-rate 2/5

Recomiendo al 100% la medicina veterinaria holística y más concretamente la terapia sacrocraneal, pero no en El Nahual. La sobrecarga de trabajo que parecen tener, ya sea por cantidad de pacientes o por la organización de cursos de formación se traduce en desatención. Cuando acudimos por primera vez a El Nahual (septiembre 2020) mi perra Sacha ya tenía numerosos problemas de salud propios de perros mayores, entre otros, insuficiencia renal, Cushing, problemas digestivos y también acababa de sufrir un síndrome vestibular. Sentía que estaba estancada con las soluciones de la medicina convencional y buscaba un cambio de enfoque. Una amiga que se formó aquí en terapia craneosacral para animales me habló del centro y decidí llevar a mi perra para intentar mejorar su calidad de vida. Las tres primeras visitas a El Nahual aportaron valor. Reconozco que en este momento Rocío orientó acertadamente el caso de Sacha. Al retirarle un exceso de medicación e introducir remedios menos agresivos para el organismo, fue mejorando poco a poco y las secuelas del síndrome vestibular desaparecieron con una rapidez poco habitual en estos casos. También recibía terapia craneosacral con regularidad. La persona que me había introducido a este centro venía a hacerle sesiones a casa, obteniendo resultados muy positivos. Sin embargo, desde el principio empecé a comprobar que la comunicación con la veterinaria era muy complicada y descoordinada. Las respuestas que solía recibir eran vagas, imprecisas. Nunca sabía si me iban a contestar o cuándo, incluso en ocasiones llegaba a dudar si habían escuchado/leído los mensajes hasta el final, por las incongruencias que recibía como contestación. Cuando por fin se pronunciaba, me decía que todo lo que habíamos hecho mientras ella no me contestaba o no me había dado una pauta clara, estaba mal. En cualquier caso, mientras veía resultados, pasaba por alto unas tarifas nada irrisorias y la condescendencia y la prepotencia con las que me sentía tratada. Continuamos con las pautas de Rocío, coordinando sus tratamientos con nuestra clínica veterinaria de referencia, donde hacíamos las pruebas diagnósticas y el seguimiento de sus patologías. A finales de abril a mi perra le detectaron un tumor en el hígado. Decidí acudir a una consulta de urgencia a El Nahual (tarifa de 130€) para conocer cuanto antes su opinión. Al terminar la visita, Rocío me pidió una lista de las medicinas y suplementos que Sacha para revisarla y ver qué quitar y qué añadir a partir de ahora. Tras una semana sin NINGÚN tipo de respuesta (ni siquiera si se iba a retrasar, o cuándo podría contestarme algo) le reclamé varias veces, dada la gravedad del caso, y por fin me respondió con sus recomendaciones y advertencias sobre los suplementos y la dieta que estaba comiendo. En conjunto, las recomendaciones tenían sentido, pero me sorprendió que alguna de estas últimas advertencias sobre suplementos con los que llevaba meses me las hiciera ahora, en mi opinión, sencillamente, porque no había reparado en ello hasta entonces. El tono general de los mensajes era profundamente ofensivo, echándome en cara el tiempo que había dedicado, quejándose de que trabaja demasiado y sugiriendo que debería pagar otra consulta por el tiempo que había empleado en "estudiar" algo que, recordemos, ella misma me había solicitado. De no ser un momento tan angustioso para mí, hubiera pensado que era una broma de las de cámara oculta. Aún conservo todos estos mensajes para tener presente lo que nunca se debe consentir de un profesional. A pesar de todo, le dije que pondría en marcha sus recomendaciones y que si creía necesario que fuéramos a consulta, y si podía seguir haciendo algo, yo seguiría llevándole a mi perra; aceptaba cualquier cosa por intentarlo todo. Pero ahí esta veterinaria se retrató: no volvió a RESPONDER NADA. Y también se ha retratado cuando, pese a las discrepancias, no ha sido capaz de emplear un momento de su valioso tiempo para escribir un simple "lo siento" cuando les comuniqué hace unas semanas que Sacha (SU PACIENTE) había fallecido.

paw-rate 5/5

Quería agradecer al equipo de El Nahual todo lo que han conseguido con mi perro Rocco. Nunca pensé que las terapias naturales pudiesen ayudar tanto a nuestros animales y en concreto al mío, el cual venía desahuciado de otro sitio. Nos habeis devuelto las ganas de vivir y nos habeis unido más que nunca. Gracias por enseñarnos a entenderle mejor, a leer las señales de su enfermedad y a creer en que nunca hay que rendirse. Un abrazo para todos. Recomiendo este equipo veterinario tan especial donde seguro encuentras la solución que estabas buscando.

paw-rate-1 paw-rate-2 paw-rate-3 paw-rate-4 paw-rate-5

LOCALIZACIÓN Y DETALLES

912967050
informacion@elnahual.es
Polígono 36 parcela 695 - Chinchón

Especialidad Veterinaria holística Natural

Zona de trabajo Sureste

Horario Lunes a Viernes de 10:00 a 14:00 y de 16:00 a 20:00. Sábados de 10:00 a 14:00 y Domingos cerrado.

question-mark

¿Eres el dueño del local? ¿Algún dato erróneo? Escríbenos

Utilizamos cookies para personalizar y mejorar tu experiencia en nuestra web, tanto con respecto al contenido y utilidades de SrPerro como a los anuncios que muestran en nuestra web nuestros socios publicitarios. Mira nuestra Política de Privacidad, actualizada en mayo 2018, para conocer más detalles sobre nuestras prácticas de recopilación de datos. Al hacer clic en Aceptar, nos autorizas a usar cookies para los fines enumerados. Aceptar