TODOS LOS TEMAS
Salud perruna

Vómitos, diarrea, flatulencias: causas de los principales problemas digestivos en perros

Compartir

Los problemas digestivos en perros son muy habituales y se traducen, por ejemplo, en diarreas, vómitos o flatulencias. ¿A qué se deben? Normalmente la causa está en la dieta o en factores externos como parásitos, ansiedad, infecciones... Con ayuda de los expertos de Nutro repasamos aquí todo lo relativo a la digestión de los perros puesto que estos problemas son los que más visitas al veterinario generan. Y, de propina, si entras en su web y completas un sencillo Test de Digestibilidad estarás donando 1kg de comida a los perros y gatos de la protectora SPAM (y entre todos los que hagan el test se sorteará 1 saco de Nutro + un cajón de madera).

Patrocinado por Nutro

Empezamos por lo básico, ¿cuáles son las fases de la digestión? 

La digestión es el proceso por el cual el aparato digestivo transforma los alimentos para convertirlos en sustancias útiles para el organismo. Las moléculas de los alimentos se descomponen y así pueden ser absorvidas. 

1. Digestión Mecánica: la digestión, se puede decir, empieza en la boca. Esta fase es el masticado del alimento y el desplazamiento de la bola alimenticia a lo largo del tracto gastrointestinal.

2. Digestión Química: ya masticado, el alimento se prepara para ser asimilado. Las enzimas digestivas son las encargadas de convertir las moléculas grandes en otras más pequeñas que puedan ser absorvidas por el organismo del perro. El proceso es, claro, similar al de los humanos pero los perros no tienen la enzima alfa-amilasa que en nuestro caso actúa ya durante el masticado: los canes tienen enzimas digestivas en el jugo gástrico, el jugo pancreático y en las secreciones intestinales.

3. Excreción: la digestión termina con la expulsión de todo aquello que el organismo no ha aprovechado, bien porque no era útil para el organismo del perro o porque tiene algún problema digestivo que impide la absorción de nutrientes. 

 

Haz el Test de Digestibilidad estarás donando 1kg de comida a los perros y gatos de la protectora SPAM

 

¿Por qué se producen problemas digestivos? 


Si nuestro perro tiene diarrea, vómitos, flatulencias, ruidos en el estómago, si ha perdido peso de repente o se muestra inactivo... podemos sospechar que tiene problemas digestivos y, normalmente, habría que acudir al veterinario: lo importante es saber cuál es la causa para poder proceder con el tratamiento más adecuado.

Las principales causas de los trastornos digestivos en perros son:

Gastritis

Es la irritación o inflamación del estómago y sus síntomas pueden ser vómitos, diarrea dolor abdominal... 

Puede ser aguda o crónica: la gastritis aguda casi siempre se debe a que nuestro perro ha comido algo que le ha hecho daño o le ha sentado mal (desde un veneno a un juguete, algún plástico, etc.). Hay que tener en cuenta que las infecciones bacterianas o virales, las enfermedades de riñón o de hígado o los parásitos internos pueden también dar como síntoma una gastritis aguda.

La gastritis crónica es la evolución de la gastritis aguda: la mucosa gástrica y la flora bacteriana del tracto digestivo sufren daños a largo plazo si la gastritis se prolonga.

Intolerancia alimentaria

Una intolerancia alimentaria es la incapacidad para digerir ciertos alimentos o para absorber determinados nutrientes: se manifiesta con diarreas, gastritis, muchas flatulencias, vómitos...

¿A qué se debe? Algunos canes son intolerantes a algún componente del pienso con el que se alimentan. Como puede ser complicado localizar lo que está provocando la intolerancia, los veterinarios suelen recomendar dietas de exclusión, según sospechen de un ingrediente y otro.  

Sobrecrecimiento Bacteriano del Intestino Delgado o SIBO

El sobrecrecimiento bacteriano del intestino delgado (SIBO) es, como su propio nombre indica, un síndrome que hace que se acumulen un número excesivo de bacterias (o bien de un tipo inadecuado) en el intestino delgado. Esto puede conllevar una mala absorción de nutrientes y, por lo tanto, desnutrición y todos sus problemas asociados.

Los síntomas del SIBO puede ser flatulencia, dolor abdominal, diarrea, pérdida de peso, etc.


Colitis

La colitis en perros, como en las personas, es la inflamación del colon o intestino grueso. Esto suele causar diarreas de gran contenido acuoso ya que el colon es la parte del intestino que más agua absorbe.

La colitis puede ser tanto aguda como crónica. Una causa común es un cambio brusco en la dieta de nuestros can o una alergia a algún ingrediente en el pienso pero también puede estar causada por parásitos, por tumores o por pólipos benignos. 

Pancreatitis

Cuando el páncreas se inflama, o bien no produce la cantidad suficiente de enzimas digestivas, el perro puede tener problemas al digerir los alimentos correctamente.

La pancreatitis puede ser aguda, recurrente o crónica, y sus síntomas son las heces blandas o la diarrea, los vómitos, la fiebre, el dolor abdominal, la pérdida de apetito e incluso la deshidratación.

En el caso de la pancreatitis crónica, su completa curación es muy difícil ya que el tejido pancreático queda dañado de forma permanente.

Prevención de los problemas digestivos en perros
 

Ofrecer siempre una alimentación de calidad y adaptada a las necesidades de cada perro es clave para evitar problemas digestivos..

También es importante estar atentos para que nuestro perro no se coma lo que no debe, alimentos, juguetes, basura, venenos... Si es cachorro, aún más cuidado puesto que suelen explorar el mundo con la nariz y la boca... Si es muy basurillas puedes optar por ponerlebozal durante los paseos mientras se aborda el problema con la ayuda de un etólogo o educador canino profesional.
 

Haz el Test de Digestibilidad estarás donando 1kg de comida a los perros y gatos de la protectora SPAM
 

Utilizamos cookies para personalizar y mejorar tu experiencia en nuestra web, tanto con respecto al contenido y utilidades de SrPerro como a los anuncios que muestran en nuestra web nuestros socios publicitarios. Mira nuestra Política de Privacidad, actualizada en mayo 2018, para conocer más detalles sobre nuestras prácticas de recopilación de datos. Al hacer clic en Aceptar, nos autorizas a usar cookies para los fines enumerados. Aceptar