TODOS LOS TEMAS
Salud perruna

Los veterinarios advierten: ojo con los huesos huecos o en forma de aro, con los huesos de médula

Compartir

Un buen hueso puede ser un rato de felicidad máxima para un perro aunque, para evitar accidentes, es importante que sea con supervisión y siguiendo las recomendaciones habituales -huesos crudos, nunca huesos cocinados, evitar los huesos de ave y si es un hueso recreacional tener en cuenta el tamaño, idealmente debe ser más grande que su cabeza. Aún así, hay muchos veterinarios y expertos que directamente prefieren recomendar no dar huesos nunca a los canes por los riesgos asociados y porque saben que muchas personas desconocen u optan por no seguir los consejos de los profesionales.

Y es que aunque algunos lo compartan como si fuera gracioso, es peligroso y, de paso, puede salirte caro. Es otro de esos virales presuntamente graciosos que no son, en realidad, ningún chiste.

La supervisión es realmente importante, igual que la elección del tipo -y del tamaño- de hueso que le damos a nuestro perro.  

Aquí compartimos varios sustos importantes que han requerido la visita al veterinario y que, por fortuna, se han resuelto sin ningún tipo de secuela o problema para los perros. 

Cuando un hueso de médula es demasiado estrecho es mucho más probable que suceda un accidente de este tipo: si estás decidido a darle este tipo de huesos a tu can, pídele al carnicero que los corte más anchos (hasta 20 cm si tu perro es grande).

En esta clínica veterinaria de Madrid se lo toman con humor y dicen que es un caso de "cocidosis", un hueso de cocido atascado... Al pobre can no le habrá hecho mayor gracia el asunto y el susto pero seguro que ya se le ha pasado el mal rato.

Lo cierto es que es un accidente demasiado frecuente.

Este pobre can llevaba toda la noche y parte de la mañana así, con un hueso atascado en su mandibula. 

La ASPCA también advierte sobre los riesgos asociados con los huesos de médula tras tratar recientemente a un can con exactamente el mismo problema.

Este otro perrete no sabemos cuánto tiempo llevaba con el hueso igualmente atascado en su mandíbula pero si pincháis en la foto podréis ver lo feliz que estaba cuando se lo quitaron.

Como suele ser habitual en estos casos, tuvo que ser sedado para que los veterinarios pudieran quitarle el hueso, rompiéndolo con tenazas.

Basta buscar un poco en internet para encontrar decenas de casos similares así que, lo dicho, mucho ojo si vais a darle este tipo de huesos a vuestro perro.

Incluso hay huesos con esa forma que son mordedores con sabores diferentes. En España se pueden encontrar en amazon y también son muy peligrosos, advierten los veterinarios de una clínica que ya han atendido a dos canes por la misma razón.

 

 

 

Te puede interesar

¿Puedo dar de comer huesos a mi perro? Un repaso a lo bueno, lo malo y lo peligros

Chuches poco recomendables: en EEUU alertan sobre los peligros de los huesos de piel prensada

La FDA advierte sobre los peligros de los huesos recreativos para perros

Utilizamos cookies para personalizar y mejorar tu experiencia en nuestra web, tanto con respecto al contenido y utilidades de SrPerro como a los anuncios que muestran en nuestra web nuestros socios publicitarios. Mira nuestra Política de Privacidad, actualizada en mayo 2018, para conocer más detalles sobre nuestras prácticas de recopilación de datos. Al hacer clic en Aceptar, nos autorizas a usar cookies para los fines enumerados. Aceptar