TODOS LOS TEMAS
Salud perruna

Los perros y el cáncer: un problema creciente y su relación con la dieta

Compartir

Diabetes, obesidad y, sobre todo, cáncer: estas son las enfermedades que están acabando con la vida de más perros en todo el mundo. Y según analiza Rodney Habib -experto en nutrición canina- en su interesante charla TED que podéis escuchar íntegra a continuación: el ratio de cáncer en perros es mucho más alto que en otros mamíferos. Él tiene claro que la dieta es una de las claves, lo comprobó con uno de sus perros, y al final de su charla ofrece algunos consejos prácticos basados en su propia experiencia.

Algunas razas son más propensas que otras a sufrir cáncer y hay ciertos tipos de cáncer que afectan más a algunas razas que a otras pero lo que es realmente llamativo y preocupante es que, en general, todos los perros son mucho más proclives a tener cáncer que los demás mamíferos.

En el caso de los canes, a diferencia de otros mamíferos, el tamaño es clave: sí, los ratios de cáncer aumentan según aumenta el peso del perro. Pero como podéis ver en el primer gráfico, un Shih Tzu tiene bastantes más probabilidades de tene cáncer que un elefante...

En 2012, en EEUU se puso en marcha un estudio con 3000 Golden Retrievers: esta raza tiene un ratio de cáncer muy alto, en EEUU es del 60%, de ahí el interés por analizar todo lo que les rodea (su nutrición, el entorno, la genética, etc.) y tratar de entender porqué, debido principalmente al cáncer, la esperanza de vida de estos canes se ha ido reduciendo en los últimos veinte años.

Rodney Page, oncólogo veterinario y director de Flint Animal Cancer Center de la Universidad Estatal de Colorado y investigador principal del proyecto, describe algunos de los factores subyacentes al estudio: "Dentro de las estimaciones que tenemos actualmente, sabemos que el 50 por ciento de los cánceres caninos son curables con cirugía y otros tratamientos. Nuestro estudio se dirige a los que no se pueden extirpar: el 15 por ciento de los tumores de mastocitos que no son operables; Linfoma, un cáncer de cuerpo entero; Osteosarcoma y hemangiosarcoma, porque se propagan rápidamente antes de ser descubiertos. Estos cuatro tipos de cáncer causan aproximadamente el 80 por ciento de las muertes por cáncer en Golden Retriever. Estos cánceres mortales comienzan a aumentar en la incidencia alrededor de cinco a seis años, con un pico alrededor de la edad de nueve o diez. Sin embargo, también pueden desarrollarse en perros de dos años o menos."

Además de ayudar a los perros, el estudio puede ayudar a los humanos, obviamente, de ahí su doble interés. Es lo que se conoce como Oncología Comparada (también presente en España)

También en el Broad Institute están estudiando esta cuestión tanto en el caso de los Golden como en el de otras razas.

De todo ello habla Rodney Habib en esta apasioante charla en la que explica cómo empezó a interesarse por las causas de esta enfermedad y todo lo relativo a la longevidad canina cuando a uno de sus perros le diagnosticaron un cáncer.

Está en inglés pero podéis activar los sutbítulos en castellano. Dado que Habib es un experto en nutrición su teoría es que además del estrés, la obesidad, toxinas o un estilo de vida sedentario lo que hace enfermar a los perros es la dieta.

Habib habla de la nutrigenómica, sobre cómo la comida afecta a nuestro ADN. Y aboga por cambiar el tipo (y la cantidad) de comida que damos a los perros para así reducir las posibilidades de que puedan tener cáncer, para prolongar su vida.

Habib no tiene una varita mágica, pero todo lo que cuenta, lo que él ha puesto en práctica con su propio can, como mínimo debería hacernos reflexionar. Y añadir algo de verdura o pescado a la dieta de nuestros perros.

En este otro vídeo del Wall Street Journal ofrecen algunos consejos útiles: es importante, cuando un can comienza a hacerse mayor, hacerle una revisión completa una o incluso dos veces al año.

Así se podría detectar a tiempo para iniciar el tratamiento. Por supuesto si detectas cualquier cambio en el peso, ánimo, energía, etc. de tu perro deberías consultárselo a tu veterinario de inmediato.

Utilizamos cookies para personalizar y mejorar tu experiencia en nuestra web, tanto con respecto al contenido y utilidades de SrPerro como a los anuncios que muestran en nuestra web nuestros socios publicitarios. Mira nuestra Política de Privacidad, actualizada en mayo 2018, para conocer más detalles sobre nuestras prácticas de recopilación de datos. Al hacer clic en Aceptar, nos autorizas a usar cookies para los fines enumerados. Aceptar