TODOS LOS TEMAS
Salud perruna

Las claves de la diarrea canina: el proceso digestivo y lo que una caca puede indicar sobre su salud

Compartir

La diarrea canina es extremadamente frecuente, como seguro que todos sabéis. Es un problema que puede ser leve y pasajero pero que también puede ser un síntoma de alguna dolencia más grave. Por eso los veterinarios y expertos de Morris Animal Foundation le han dedicado un extenso seminario online a la diarrea, analizando desde el sistema digestivo de los perros a la consistencia de las cacas normales o lo que su color puede indicar.

Aquí podéis escuchar el completo seminario dedicado al sistema digestivo de los perros y a la diarrea en Morris Animal FoundationTraducimos, resumimos y desglosamos algunos de los cuestiones más importantes después del vídeo.

El aparato digestivo de los canes, compuesto por la boca, faringe, esófago, intestino delgado y grueso, es el encargado del proceso de la digestión, la transformación de los alimentos ingeridos para que puedan ser absorbidos y utilizados por las células del organismo.

Los procesos involucrados son la digestión mecánica y química, la absorción, el almacenamiento y la eliminación.

 Estas son las características del sistema digestivo del perro, tal y como detallan en la web del Hospital Veterinari de Catalunya:

- 42 dientes y mandíbulas potentes. 

- Pocas papilas gustativas. 

- El estómago puede tener un volumen muy importante, de hasta 8 litros en un perro gigante.

- La acidez de su estómago es mucho más elevada que la de las personas, para poder digerir huesos y luchar contra las bacterias que ingieren en cada comida. La capacidad corrosiva del ácido gástrico de los canes multiplica por seis la de las personas.  

- La longitud del intestino delgado varía entre 2 y 6 metros, según el tamaño del perro. La duración del tránsito por este intestion es de dos horas. 

- El tránsito por el intestino grueso es muy lento, pese a que es mucho más corto (entre 20 y 80 cm). Allí donde se fermentan los alimentos no digeridos.

¿Cuál es la composición, normal, de las heces y cómo es una caca "sana"?

75% agua y un 25% compuesto por proteínas, alimentos no digeridos, grasas no digeridas, bacterias, ceniza, polisacáridos...

Una caca normal tiene una consistencia firme, con segmentos, forma cilíndrica y no está seca.

A partir de ese estado ideal comienzan los diferentes tipos de diarrea posibles. Pero también es importante conocer lo que los diferentes colores de heces pueden significar:

El color marrón chocolate es el normal.

Las heces color amarillo o naranja pueden deberse a un problema biliar o hepático. 

Si aparecen rayas rojas, sangre, podría ser que tuviera alguna herida en el tramo final de su sistema digestivo.

Si la caca es verde puede ser porque ha ingerido hierba o un problema en la vesícula.

Si hay pequeños flecos blancos, como granos de arroz, pueden ser gusanos, los parásitos internos.

Si la caca es negra puede indicar la presencia de sangre en la parte superior del tracto gastrointestinal del perro. 

Si la caca es grisacea - grasosa, puede indicar un problema del páncreas o la vesícula

¿Cuáles son las posibles causas de la diarrea canina?

Entre otras, los parásitos internos, comer cosas que no deben (comida humana o porquerías variadas que encuentran por el campo, incluso objetos...), cambios en la dieta -incluso cambios de pienso de la misma marca-, intolerancias alimentarias, estrés, enfermedades del tracto gastrointestinal, otras enfermedades...

En el seminario entran en detalle en todas estas cuestiones y podéis encontrar información detallada también en este otro consejo que publicamos hace tiempo:

 

 

Utilizamos cookies para personalizar y mejorar tu experiencia en nuestra web, tanto con respecto al contenido y utilidades de SrPerro como a los anuncios que muestran en nuestra web nuestros socios publicitarios. Mira nuestra Política de Privacidad, actualizada en mayo 2018, para conocer más detalles sobre nuestras prácticas de recopilación de datos. Al hacer clic en Aceptar, nos autorizas a usar cookies para los fines enumerados. Aceptar