TODOS LOS TEMAS
Salud perruna

Consejos básicos para evitar y tratar la diarrea canina

Compartir

Las causas más frecuentes de diarrea son todas aquellas que producen una irritación de la mucosa intestinal, la cual altera la permeabilidad de la pared y como consecuencia aumenta la cantidad de líquido en el intestino y el tránsito intestinal, por ejemplo: bacterias, virus, parásitos, basura y comida en mal estado, tóxicos, hierba y vegetales, arena y otros cuerpos extraños, etc.

Manual para afrontar con éxito la llegada de un cachorro a casa

Uno de los signos clínicos más frecuentes en nuestros perros, común a muchas enfermedades, es la diarrea. Para entender cómo podemos prevenir y si es necesario tratar la diarrea, primero debemos entender porqué de produce:

La aparición de heces blandas, con diferente consistencia (desde completamente líquidas a pastosas), es consecuencia de un cambio en el peristaltismo o motilidad normal del intestino, la llegada excesiva de liquido desde la pared intestinal y por último como consecuencia de las dos anteriores, una reducción en la absorción de agua en la parte final del intestino delgado.

En resumen, cuando nuestro perro se dispone a defecar, se encuentra con heces que tienen mucho más agua de lo normal y que han permanecido menos tiempo en el intestino, siendo la consecuencia final la diarrea.

Las causas más frecuentes son todas aquellas que producen una irritación de la mucosa intestinal, la cual altera la permeabilidad de la pared y como consecuencia aumenta la cantidad de líquido en el intestino y el tránsito intestinal, por ejemplo: bacterias, virus, parásitos, basura y comida en mal estado, tóxicos, hierba y vegetales, arena y otros cuerpos extraños, etc.

 

Algunos consejos básicos para intentar evitar la diarrea:

 

• En la calle: tener cuidado cuando nuestro can se acerca a olisquear los excrementos de otros perros, son fuente de infección de parásitos, bacterias y virus. Evitar el lamido de sustacias tóxicas y la ingesta de basura y restos de comida que se puedan encontar, así como prohibir la ingesta de hierba, palos, piñas y otros vegetales.

• En casa: estar atentos al cubo de la basura, muchos perros aprenden a abrirlo o tirarlo; no dejar acceso a sustancias tóxicas como el cubo de fregar, medicamentos, pegamento, etc

• En la alimentación: dar de comer pienso de alta gama prescrito por el veterinario, no hacer cambios bruscos de alimentación si vamos a cambiar de marca o referencia de pienso y evitar dar restos de comida de humanos.

• Los huesos, chucherías o galletas de marcas no conocidas, chocolate, etc son premios que debemos evitar, ya que en la mayoría de los perros producen irritación intestinal.

 

¿Qué hacer si tu perro tiene diarrea?

 

El tratamiento sintomático de la diarrea, consiste en dar un descanso al intestino manteniendo un ayuno durante unas horas y alimentar seguidamente con dieta blanda de alta digestibilidad.

En muchos casos se acompaña de molestias abdominales, debido al movimiento alterado del intestino y a su dilatación por presencia de abundante gas. Unas décimas de fiebre, apatía y temblores, son síntomas que hacen necesaria la visita al veterinario para que instaure  a nuestro perro un tratamiento adecuado.

 

Algunos consejos básicos para tratar la diarrea:

 

• Retirar el pienso seco o su comida habitual y mantener ayuno de comida durante 8 a 12 horas. En este tiempo debemos solo dar  agua  en pequeñas cantidades pero sin límite. El intestino "dejará de trabajar" y tendrá tiempo de reparar las lesiones que se han producido en su pared, reduciéndose también la inflamación, el gas y los movimientos peristálticos.

• Comenzar por una dieta blanda muy digestible y baja en grasa. Esta comida especial es muy poco irritante para el intestino y prácticamente se digiere en su totalidad, por lo que la cantidad de heces que se forman son muy escasas, favoreciendo la reducción de la diarrea.

• Esta dieta suave y templada, permite que las células del intestino se alimenten y regeneren.

• Una fuente de hidratos de carbono, como el arroz y la patata cocida, y otra de proteina como el pollo o pavo cocido y el queso blanco bajo en grasa (queso de Burgos), son ideales para empezar a alimentar a nuestro perro.

• Esta dieta debe mantenerse durante 4 ó 5 dias, ofreciendo pequeñas cantidades  tres o cuatro veces al día, para luego volver al pienso habitual de manera progesiva y sin prisa.

• Puede ser normal que no defeque durante 2 ó 3 días debido a un efecto rebote y a que la nueva dieta produce muy poco residuo, no hay que preocuparse.

• No es necesario utilizar remedios caseros como una cucharadita de aceite de oliva, Suero Oral, Aquiarius, el medicamento para la diarrea que te mando el médico, manzanilla, etc. Si el cuadro es leve y benigno, solo con ayuno y dieta debe corregirse, y si no es así necesitamos la ayuda de un profesional.

Tenemos que saber que los cuadros digestivos leves, con un vómito o una diarrea aislada, pueden ser frecuentes en los perros y suceder cada 2 ó 3 meses. Si nuestro SrPerro se encunetra animado, quiere comer y los síntomas cesan con el ayuno y la dieta, sabremos que estamos ante un problema sencillo y no debemos preocuparnos.

Estos son los consejos y las pautas que nos ha facilitado Javier Frias, anteriormente responsable del Centro Veterinario Ramón y Cajal.

 

Te puede interesar


Qué hacer en caso de vómitos o diarrea: primeros auxilios antes de ir al veterinario

Diarrea en perros: la dieta blanda más adecuada para su recuperación

Claves de la parvovirosis canina, una enfermedad vírica muy contagiosa

COMENTARIOS

Hola, me parecieron muy útiles estos consejos para la diarrea canina. Gracias! Patricia

Utilizamos cookies para personalizar y mejorar tu experiencia en nuestra web, tanto con respecto al contenido y utilidades de SrPerro como a los anuncios que muestran en nuestra web nuestros socios publicitarios. Mira nuestra Política de Privacidad, actualizada en mayo 2018, para conocer más detalles sobre nuestras prácticas de recopilación de datos. Al hacer clic en Aceptar, nos autorizas a usar cookies para los fines enumerados. Aceptar