TODOS LOS TEMAS
Salud perruna

Intoxicación por agua: ojo con los perros que beben agua a presión o juegan en el agua

Compartir

La hiperhidratación o intoxicación por agua es un riesgo desconocido para muchos humanos perrunos y puede ser mortal. Le ha ocurrido a Grub, el Jack Russell de la foto: estuvo jugando y bebiendo el agua que salía a presión de la manguera tras un largo viaje y al rato empezó a vomitar, a hacer mucho pis y entonces se desplomó. Sus dueños lo llevaron de inmediato al veterinario pero no pudieron hacer nada por él, el can entró en coma y murió a las pocas horas. Su familia ha compartido lo sucedido para advertir sobre este grave peligro que ellos desconocían por completo, para intentar que su tragedia sirva para concienciar e informar a otros dueños de canes.

Un perro muere tras un día de playa: el agua salada puede resultar extremadamente tóxica ingerida en exceso

La intoxicación por agua, que da como resultado la hiponatremia, es un trastorno relativamente raro pero potencialmente mortal que afecta a perros a los que les obsesiona jugar en el agua o con el agua. 

Es más peligroso en cachorros y cuanto más pequeño sea el perro puesto que es más fácil que su cuerpo acumule más agua proporcionalmente. También es más peligroso para perros muy delgados, según parece porque su metabolismo es más rápido.

Perros a los que les encanta recoger pelotas o juguetes en el agua, canes que se vuelven loquitos atrapando agua a presión de una manguera o de un aspersor...  En ambos casos se corre el riesgo de que traguen demasiada agua demasiado rápido. 

No es que sea peligroso que jueguen con el aspersor o que jueguen con una pelota mientras nadan en la piscina, lo que es peligroso es que lo hagan demasiado tiempo. 

 

A post shared by Micaela (@_srperro) on

Si ingieren mucha cantidad de agua "se produce una excesiva dilución del sodio en la sangre y se incrementa la producción de hormona antidiurética."  Entonces, para tratar de recuperar el equilibrio, las células acumulan más líquido en su interior y la consecuencia es que se inflaman órganos vitales, incluyendo el cerebro lo que puede causar un edema cerebral. 

Algunos estudios que se han llevado a cabo en el pasado mostraron que la toxicidad comienza cuando un perro bebe una cantidad de agua igual a un tercio de su peso.  

Los síntomas de la intoxicación por agua sonpérdida de coordinación, andar tambaleándose, letargo, vómitos, ojos vidriosos, exceso de saliva, dificultad para respirar, convulsiones.

 ¿Cómo evitarlo? Lógicamente, supervisando a tu can. Si juegas con él en una piscina o en un embalse, asegúrate de que haya muchos momentos de descanso sin estar a remojo. Y si es, como Tía, de los que se vuelven locos en cuanto ven un aspersor, ten cuidado para que no beba demasiada agua. 

Si tu perro es de los que disfruta atrapando pelotas en el agua puedes conseguirle juguetes planos para que así abra menos la boca y trague menos agua.

También hay que evitar que un perro beba en exceso después de hacer ejercicio. Es normal que beba más de lo habitual pero no le rellenes el cuenco de agua de nuevo hasta que no haya descansado un rato.

También puede suceder en la playa aunque por razón opuesta: si un perro bebe demasiada agua salada entonces puede sufrir un envenenamiento por sal (hipernatremia), igual de potencialmente mortal. Asegúrate de que tu can siempre tenga cerca agua fresca para que no le entre la tentación de beber demasiada agua en el mar.

¿Qué hacer si crees que tu perro sufre una intoxicación por agua? De inmediato al veterinario.

Comunícale a tu vete lo que crees que ha sucedido para ayudar en el diagnóstico puesto que los perros pueden morir en 3-4 horas tras una ingesta excesiva de agua.

El tratamiento de la hiponatremia en perros generalmente consiste en administrar IV electrolitos, diuréticos y medicamentos para reducir la inflamación cerebral. Dado que un can puede morir en sólo dos horas, es clave comenzar con ese tratamiento cuanto antes.

 

Utilizamos cookies para personalizar y mejorar tu experiencia en nuestra web, tanto con respecto al contenido y utilidades de SrPerro como a los anuncios que muestran en nuestra web nuestros socios publicitarios. Mira nuestra Política de Privacidad, actualizada en mayo 2018, para conocer más detalles sobre nuestras prácticas de recopilación de datos. Al hacer clic en Aceptar, nos autorizas a usar cookies para los fines enumerados. Aceptar