TODOS LOS TEMAS
Salud perruna

El botiquín perruno en vacaciones: lo que debes incluir en la maleta de tu can

Compartir
Whatsapp de SrPerro

Última actualización del articulo el día 19/06/2022

Para evitar sobresaltos en vacaciones es mejor planear el viaje con antelación, sobre todo caninamente hablando. Viajar con un perro puede implicar precauciones adicionales dependiendo de dónde nos desplacemos. Y aunque estemos de relax, una vez en el destino hay que seguir cuidando la salud de nuestros canes.

Le hemos consultado la cuestión a los veterinarios de Barkibu, y estas son sus prácticas recomendaciones al respecto, una "chuleta" imprescindible para SrsPerros aventureros.

Lo primero es saber dónde vamos a viajar y comentarlo con nuestro veterinario con antelación para que nos pueda aconsejar sobre:

• Enfermedades típicas de algunas zonas. Por ejemplo la leishmania o la dirofilaria (gusano del corazón).

Si vas a viajar a áreas donde son endémicas es importante proteger a tu can con anterioridad. 

Vacunas obligatorias. Especialmente la vacuna de la rabia, que es obligatoria de manera anual en Madrid o Castilla y León y opcional en otras comunidades como Galicia.

Una vez tengamos decidido dónde viajar y comprobemos que las vacunas están al día, hay que pensar en el botiquín para las vacaciones así como las demás cuestiones prácticas para que no falte nada en la maleta de tu perro:

Medicación. Si tu perro debe tomar alguna medicación, es muy importante no olvidarla ni perderla. Diabéticos, cardiópatas y epilépticos deben viajar con sus medicinas y a poder ser con una chapa en la que se especifique su medicación.

• Suero fisiológico tanto para lavar heridas (es lo mejor porque no quema los tejidos, pero hay que usar mucha cantidad) como para lavar los ojos.

Gasas estériles

 Esparadrapo de seda o de papel (si hay que sujetar una gasa, son los que mejor se despegan del pelo).

Desinfectantes como Betadine o productos a base de Clorhexidina (Cristalmina), que pican menos.

Antiparasitarios. Depende de dónde vayamos llevaremos unos u otros, pero siempre suficiente para el periodo que estemos fuera. Por ejemplo, muchas pipetas hay que renovarlas cada 3-4 semanas.

Protección solar. Aunque pueda sorprender a muchos, algunos perros sufren quemaduras solares en verano, especialmente los perros de color blanco o aquellos que tienen la trufa rosita. Hay productos específicos para ellos.

Debemos proteger a nuestro perro del sol directo, ya que quema y predispone al cáncer de piel.


Calmantes. Hay perros que se estresan en los viajes. Para ellos se pueden conseguir productos naturales en spray o tratamientos orales que previenen la ansiedad. Lo mejor es consultarlo previamente con tu veterinario.

Protección para las patas. Tanto si viajamos a una zona de montaña como si vamos a la playa, nuestros perros, que no llevan zapatos, se pueden quemar y rozar las almohadillas.

Hay productos especiales para las almohadillas, pero el aloe vera en general ayuda mucho cuando hay sequedad o molestia.

Sencillamente hay que esperar a que se absorba, vigilando que el perro no se chupe y retire el producto.
 

 

Consejos específicos para el viaje, en caso de ir en coche:

• Productos para el mareo. Es muy importante consultar con el veterinario. El producto más utilizado es muy eficaz y bastante seguro para la mayoría, pero es peligroso, por ejemplo, en el caso de animales epilépticos. Algunos productos solo evitan el mareo y otros, además son ligeramente sedantes. Esto es útil en animales muy nerviosos que lo pasan mal en el coche, pero hay que tener mucho cuidado con que no pasen frío.

+ consejos para evitar que un perro se maree al viajar en coche

Arnés para el coche. Si viajamos en coche y el perro va en el asiento, deberemos usar siempre un arnés y nunca collar para atarlo, podría estrangularse.

Y algunas cuestiones prácticas más:

Agua. Los perros se deshidratan con facilidad. Debemos ofrecerles agua de calidad con frecuencia y en cantidad suficientes.

Si el agua tiene mucha cal o no es potable, podemos comprar una garrafa o filtrar también su agua.

Comida. Es mejor llevar la comida de siempre o localizar una tienda que la venda en nuestro destino. Los cambios de dieta pueden desencadenar problemas, más si vienen acompañados de una situación estresante como un viaje.

Collar de repuesto. Creednos, nunca sabéis lo que puede ocurrir…

Bolsas para recoger excrementos: aunque en algunas ciudades las podéis encontrar en las papeleras de forma gratuita no es la norma, mejor llevar suficientes para todas las vacaciones.

Veterinario. Es muy útil tener localizada una clínica que os inspire confianza en la zona en la que vais a viajar. Para eso podéis echar un ojo en SrPerro, donde tenéis un listado de veterinarios a los que podéis acudir, y con los que podéis contactar antes de viajar y siempre que necesitéis.

PD Aquí encontráis consejos adicionales para el botiquín express pensado para excursiones y viajes.

 

PD: Otra forma de proteger a tu perro es a través del seguro de Barkibu que puedes contratar aquí con un descuento especial para amigos de SrPerro.

Te puede interesar