TODOS LOS TEMAS
Salud perruna

Cuidados del perro en otoño: muda del pelo y bajadas de defensas

Compartir

Cambio de estación, la muda en los perros

La muda del pelo es una condición normal en muchos mamíferos. Se trata de un proceso necesario para adaptarse a las condiciones climatológicas cambiantes, justificado sobre todo cuando los canes no habían sufrido todavía la domesticación.

Cambio de estación, la muda en los perros

La muda del pelo es una condición normal en muchos mamíferos. Se trata de un proceso necesario para adaptarse a las condiciones climatológicas cambiantes, justificado sobre todo cuando los canes no habían sufrido todavía la domesticación.

La relación de los perros con las personas ha hecho que su adaptación al medio no sea tan imprescindible, ya que en un entorno doméstico es fácil encontrar alternativas para obtener calor. Así, las mudas de pelo en los perros, sobre todo los que habitan en el interior de las casas durante largos periodos de tiempo, suelen ser menos marcadas pero más continuas y duraderas.

Aunque el pelaje de los perros es muy variable según cada raza, en general todos ellos realizan un cambio más o menos marcado de pelo durante los traspasos de estación, sobre todo en primavera y en otoño.

En estos momentos la piel y el pelo del perro están en plena actividad por lo que es imprescindible dedicarles más cuidados que nunca: el uso diario del cepillo se convierte en indispensable y la utilización de productos adecuados para su nutrición y limpieza es clave para mantener el manto sano y fuerte, a punto para la llegada del invierno. En este sentido, Murnil Tabletas, de la línea Sano y Bello de Bayer, refuerza el pelo de las mascotas para que luzca sano, sedoso y brillante. Además, gracias a su aporte en Biotina, asegura un buen estado de pelo, piel y uñas.

Con el frío, bajada de defensas: la leishmania, siempre al acecho

Con el frío, las defensas de nuestros perros, al igual que las nuestras, pueden trabajar de forma menos eficiente, de manera que los perros quedan expuestos a todo tipo de bacterias, virus y parásitos oportunistas.

Como bien sabemos, si su sistema inmunológico baja la guardia es posible que la leishmaniosis encuentre una víctima perfecta y la enfermedad se desarrolle en un perro que hasta el momento parecía perfectamente sano.

Para evitar sorpresas desagradables, antes de la llegada del frío, consulta a tu veterinario si es necesario realizar un test a tu perro para detectar la posible presencia del parásito leishmania y, en caso positivo, establecer las medidas de control oportunas. El cambio climático ha provocado que la presencia de flebotomos se alargue hasta finales de año en zonas de alto riesgo como la cuenca mediterránea y el sur del país. Así que, es importante no bajar la guardia frente a la leishmaniosis.

Utilizamos cookies para personalizar y mejorar tu experiencia en nuestra web, tanto con respecto al contenido y utilidades de SrPerro como a los anuncios que muestran en nuestra web nuestros socios publicitarios. Mira nuestra Política de Privacidad, actualizada en mayo 2018, para conocer más detalles sobre nuestras prácticas de recopilación de datos. Al hacer clic en Aceptar, nos autorizas a usar cookies para los fines enumerados. Aceptar