TODOS LOS TEMAS
Perro Urbano

¿Por qué algunos perros tienen más miedo a los petardos y otros ruidos fuertes? Influye la raza, la edad, el sexo...

Compartir

Los petardos y los estruendos fuertes son la pesadilla para muchísimos perros en todo el mundo. Colega los detestaba también. Por eso me ha llamado la atención este estudio sobre esta cuestión del que habla en detalle en su (siempre interesante y recomendable) blog Stanley Coren.

¿Por qué algunos canes tienen más miedo a los ruidos fuertes? La respuesta es múltiple, como es lógico: desde factores genéticos a alguna experiencia traumática asociada con algún ruido. O una mala gestión por parte del dueño del perro cuando se da este problema inicialmente (por castigar al perro o por sobreprotegerle, ambos comportamientos pueden tener el mismo efecto, reforzar esos temores)

Ahora hay mucha más información al respecto gracias al estudio que han desempeñado unos investigadores de la Facultad de Medicina Veterinaria y Biociencia de la Universidad Noruega de Ciencias de la Vida, en Oslo.

5.257 canes de 17 razas han participado en este estudio. Los dueños de los perros respondieron a preguntas sobre su reacción ante diferentes sonidos: fuegos artificiales, ruidos fuertes (disparos o portazos), tormentas y el ruido de tráfico intenso.

En sus respuestas tenían que aclarar en una escala del uno al cinco el nivel de ansiedad que sufría su perro ante todos estos estímulos.

Y el resultado fue que un 23% de los perros "dieron positivo". Es decir, algo más de uno de cada cinco canes tenían miedo a los ruidos fuertes.

Los investigadores, desgrana Coren, detallan varias conclusiones interesantes:

 

- La raza del perro influye en su predisposición a ser más sensible ante los estruendos.

Entre las más miedosas: Bunhunds Noruegos, Shiba inu y Soft Coated Wheaten Terrier.

Las razas que, por el contrario, demostraron ser menos sensibles a los ruidos son Pointer, Gran Danés, Bóxer y Crestado Chino.

 

- Las hormonas juegan un papel importante

El estudio ha confirmado que las perras son un 30% más propensas a tener miedo a los ruidos.

Hay, claro, diferencias en función del sexo pero la parte hormonal queda también demostrada puesto que los perros esterilizados resultaron ser 72% más susceptibles de reaccionar con miedo y ansiedad ante los estruendos que los perros no esterilizados.

 

- Cuanto más mayor, más sensible al ruido

Sí, la edad es otro factor clave. Según los resultados obtenidos por los investigadores noruegos, cada año adicional incrementa en un 3.4% la probabilidad de que un can muestre miedo al escuchar ruidos fuertes.

 

- El miedo a los ruidos y la ansiedad por separación

Un perro que es particularmente sensible a los ruidos fuertes también será sensible a otros estímulos: es muy probable que sufra ansiedad por separación y 18 veces más probable que muestre miedo ante situaciones nuevas.

Hay otros estudios que demuestran la alta probabilidad de que un can con miedo a los ruidos también tenga ansiedad por separación.

Es decir, el miedo a los ruidos puede ser un indicador útil para prever qué perros reaccionarían más ante estímulos estresantes de otra índole.



Te puede interesar 

 


Utilizamos cookies para personalizar y mejorar tu experiencia en nuestra web, tanto con respecto al contenido y utilidades de SrPerro como a los anuncios que muestran en nuestra web nuestros socios publicitarios. Mira nuestra Política de Privacidad, actualizada en mayo 2018, para conocer más detalles sobre nuestras prácticas de recopilación de datos. Al hacer clic en Aceptar, nos autorizas a usar cookies para los fines enumerados. Aceptar