TODOS LOS TEMAS
Perro Urbano

Cómo afrontar el duelo ante la pérdida de un perro: una charla con la psicóloga Vanessa Carral, de Dogtor Animal

Compartir

Vanessa Carral es psicóloga y también codirectora de Dogtor Animal: por eso hemos querido charlar un rato con ella sobre un tema importante, quizá uno de los más importantes para las personas que convivimos con un animal y lo sentimos como parte esencial de nuestra familia. ¿Cómo afrontar el duelo? ¿Por qué es tan frecuente que exista un enorme sentimiento de culpa?

Ante una pérdida podemos tener sintomatología emocional, física y psicológica. Es totalmente lícito, igual de lícito ante la muerte de un can que ante la muerte de una persona.

Se habla de las fases del duelo y a veces esto puede ser contraproducente porque nos centramos en pasar de fase en vez de en vivir nuestro duelo, con nuestros propios ritmos y escuchando nuestras emociones.

Eso es lo fundamental, nos explica Vanessa: no existe un periodo normal de duelo y no es, por eso mismo, buena idea obsesionarse con presuntas fases que, además, nos puedan generar aún más presión.

Aún hoy en día, dice Vanessa, parece como si no nos mereciéramos tener un duelo cuando perdemos a un animal de familia. Casi te hacen sentir verguenza por sentirte mal. Te hacen sentir culpable porque "solo es un perro".  

Cuando otras personas no nos entienden o, de alguna manera, no nos autorizan nuestro duelo, Vanessa piensa que es importante hablar del amor, que es la parte más luminosa del duelo. 

Parece que el amor distinguiera si perdemos a un padre o a una madre que si perdiéramos a un animal de familia. Y realmente, biológicamente hablando, bioquímicamente hablando, nuestro cerebro cuando ama no distingue si el ser amado es un ser humano o un animal. Nuestro cerebro va a segregar las mismas sustancias, nuestras células van a reaccionar de la misma manera.

Esa es la respuesta, piensa Vanessa: el amor, biológicamente, no distingue si el ser amado es un perro, un gato o tu abuelo. La biología manda. Voy a sufrir igual porque mi grado de amor es igual, o incluso mayor, que también es lícito.

Porque a veces compartimos más intimidad, más tiempo, con nuestros animales que con ciertas personas. Y la relación con nuestros animales de compañía es necesariamente de dependencia, ellos nos necesitan para casi todo.

De ahí la importancia de poder hablar de lo que sentimos en un entorno seguro, en un entorno donde validen nuestras emociones: hay que intentar encontrar personas con las que podamos expresar nuestro dolor tal y como lo sintamos. 

El sentimiento de culpa puede entorpecer mucho el proceso de duelo. Y dada la responsabilidad que sentimos y ejercemos con nuestros canes, esa misma responsabilidad nos genera la culpa cuando llega su final, porque tenemos que tomar la decisión de su eutanasia. Es importante asumir que seguro que has tomado la mejor decisión posible para tu perro, que lo has hecho por evitar su sufrimiento, que lo has hecho por ella o por él.

Llegado el momento, siempre será mejor poder organizar la despedida en casa, haberlo hablado antes con tu veterinario, tener claro si puede acudir a tu casa, saber cómo es el proceso y también preparar el rito de la despedida: a nivel mental y emocional esto es algo que puede ayudar mucho.

Es como hacer testamento: es una manera de prepararnos, que sepamos que vamos a hacer todo lo posible para que esa despedida sea lo mejor posible para nuestro animal.

Hay que aprender a gestionar el dolor, porque esa pérdida nos va a doler, eso es evidente. Pero no hay que darle la espalda al dolor, ni ocultarlo.

Las situaciones de pérdida sacan los "monstruos" que llevamos dentro, las emociones "monstruosas" dice Vanessa, pero ella también nos recuerda que esta palabra comparte su génesis con maestro y mostrar... Las situaciones de pérdida pueden enseñarnos mucho.

Debemos reconocer a los animales de nuestra vida, son como boyas en nuestra vida: ellos nos han hecho como somos y nosotros a ellos. Los "monstruos" vienen para enseñarnos.

Te puede interesar

 

Utilizamos cookies para personalizar y mejorar tu experiencia en nuestra web, tanto con respecto al contenido y utilidades de SrPerro como a los anuncios que muestran en nuestra web nuestros socios publicitarios. Mira nuestra Política de Privacidad, actualizada en mayo 2018, para conocer más detalles sobre nuestras prácticas de recopilación de datos. Al hacer clic en Aceptar, nos autorizas a usar cookies para los fines enumerados. Aceptar