TODOS LOS TEMAS
Educación canina

Perros que ladran incesantemente, pautas para evitar ese comportamiento

Compartir

Un consejo patrocinado por Nutro

Es normal que cualquier perro ladre ante determinados estímulos y situaciones, por ejemplo, con los petardos, por el gran malestar que les ocasiona, o cuando un desconocido se acerca a nuestra casa.

El problema reside en el ladrido continuo, excesivo, incesante, que puede acompañar otro tipo de señales corporales indicando una reacción de miedo, frustración, etc.

Un consejo patrocinado por Nutro

 

Es normal que cualquier perro ladre ante determinados estímulos y situaciones, por ejemplo, con los petardos, por el gran malestar que les ocasiona, o cuando un desconocido se acerca a nuestra casa.

El problema reside en el ladrido continuo, excesivo, incesante, que puede acompañar otro tipo de señales corporales indicando una reacción de miedo, frustración, etc.

 

 

Si éste es el caso de tu perro, entonces re resultará muy útil este artículo de la estupenda educadora canina Sumara Marletta en colaboración con NutroExpertos. 

Ya hemos publicado consejos de Sumara en el pasado: ella nos explicó todo lo que hay que tener en cuenta antes de incorporar un cachorro a nuestras vidas.

Y compartió con nosotros un vídeo que muestra el mundo desde el punto de vista del perro, si aún no lo habéis visto es muy recomendable.


Si el perro ladra, es que tiene algo que decir

 


Lo más importante, como siempre aconsejamos con problemas de comportamiento del perro, es intentar descubrir la raíz del problema de los ladridos: cuál es la verdadera razón de que el perro ladre.

Hay que entender que el ladrido es parte de su naturaleza y una de sus formas de comunicarse, si ladra, es que tiene algo que decir.


Si no se tiene muy claro, puede ser una idea espiarle o grabarle mientras está solo, apuntando en qué ocasiones ladra hasta poder llegar a alguna conclusión.

Lógicamente pueden existir muchas razones, pero seguramente con el tiempo veremos que sigue un patrón (cuando alguien se acerca a la valla, cuando pasa una moto, cuando ve a otro perro, etc.).

En estos casos lo interesante será, en la medida de lo posible, hacer los cambios necesarios para evitar la causa que genera el ladrido, rutinas, horarios, lugares de paseo, etc.


Reforzar conductas positivas

 


Los perros, como nos pasa a los humanos, van aprendiendo de sus propias experiencias, y asentando hábitos. Es normal que un perro que se queda solo en el jardín y puede ver a través de la valla lo que sucede en la calle, cada vez que alguien pase por delante  empiece a ladrar. La persona, asustada, seguramente se aleje, por lo que el perro interpretará que ladrando consigue que los extraños se alejen de su casa.

¿Fácil verdad? De este modo la conducta se auto refuerza.


En algunos casos ha podido ser el propio dueño quien haya reforzado de manera involuntaria la conducta indeseada.

Un ejemplo típico es, si cada vez que el perro ladra el dueño le da lo que quiere, aunque sea sólo atención. De esta forma el perro aprenderá rápidamente la receta para conseguir siempre lo que demandaba y no dudará en aplicarla con intensidad. En estos casos el perro necesitará una terapia de re-educación.

Algo que está claro es que el ladrido problemático, sea de excitación, inseguridad, soledad, aburrimiento, miedo o estrés no debe nunca ser regañado por su dueño, por la simple razón de que no funcionará y puede empeorar el problema.

Es mucho más inteligente intentar minimizar las posibilidades de que vuelva a ocurrir (si pensamos en el ejemplo de la valla del jardín, lo ideal es tapar la valla), no añadir más estrés al perro sino ayudarle a gestionar situaciones en las que él solo no puede y por eso ladra y pedir ayuda profesional siempre.


_
Sumara Marletta
Experta en educación y comportamiento canino

 

¿Te ha quedado claro? Demuéstralo en Nutro Expertos resolviendo un quiz sobre este contenido y podrás ganar un lote de productos de Nutro y Greenies.

 

Más sobre Nutro en Facebook & en Twitter.

Utilizamos cookies para personalizar y mejorar tu experiencia en nuestra web, tanto con respecto al contenido y utilidades de SrPerro como a los anuncios que muestran en nuestra web nuestros socios publicitarios. Mira nuestra Política de Privacidad, actualizada en mayo 2018, para conocer más detalles sobre nuestras prácticas de recopilación de datos. Al hacer clic en Aceptar, nos autorizas a usar cookies para los fines enumerados. Aceptar