TODOS LOS TEMAS
Educación canina

El ejercicio y el descanso en los perros: la clave está en respetar su ritmo y, sobre todo, sus necesidades

Borja Cloquell y Emilio Vázquez, Walking Dogs Valencia
Compartir

Borja Cloquell y Emilio Vázquez, los responsables de Walking Dogs Valencia, ofrecen consejos sobre educación canina a través de su web, en redes y también en clases presenciales. Su filosofía es clara: todo empieza por entender al perro, desde el respeto y la confianza, con conocimiento y constancia. Compartimos aquí sus pertinentes y muy interesantes reflexiones sobre cómo afrontar el ejercicio y el descanso en los perros, esperamos que os sean de ayuda.

Ejercicio y descanso, siempre desde el punto de vista del perro, siempre desde sus necesidades y no las de las personas.

El ejercicio en los perros:

Mucha gente suele pensar que es bueno que los perros hagan ejercicio todos los días y que realmente lo necesitan. Según que razas esto se acentúa más, con los riesgos que esto conlleva para estos perros.

La realidad es que lo que necesita el perro es tener todos los días la posibilidad de ejercitarse si realmente lo necesita o quiere.

Al llevarlos a correr, en bici, usar pelotas, palos, o simplemente, juntarlos a diario con perros nerviosos, energéticos y que "necesitan" jugar mucho, lo que estamos consiguiendo es que ese can no pueda ejercitarse a su ritmo, sino al impuesto por nosotros o las compañías de otros perros que nosotros le ofrecemos.

El ejercicio inducido por las personas no es, necesariamente, lo mejor para todos los perros, sobre todo si esa es su principal actividad de forma cotidiana. Dejan de cubrir muchas de las necesidades que suelen quedar satisfechas en un buen paseo (por ejemplo poder oltatear con calma el entorno) y pierden habilidades sociales ya que el tiempo que pasan con la persona haciendo ejercicio es tiempo que no pasan con otros canes. Esto puede hacer que ese perro cada vez sea un poco más nervioso, más "patoso", "molesto", "incorrecto" a la hora de afrontar un encuentro con otro perro.

 

 

También hay que tener presentes los posibles problemas físicos asociados. Por norma general, muchas familias cuando llega un cachorro nuevo a casa, a parte de la sobre estimulación mental, intentan hacer que tenga días con momentos de juegos y actividades físicas muy intensas para cansarlo. Y cuando es posible salir a la calle, a los pocos meses, se hacen paseos, rutas o actividades muy largas e intensas: esto puede ser perjudicial para el cachorro, para el desarrollo de su sistema músculo esquelético.

Por todo esto, desde Walking Dogs recomendamos más que hacer deporte con nuestros perros, darles la posibilidad todos los días de poder ejercitarse, a su ritmo, en entornos y compañías tranquilos para que la práctica de este sea de forma natural y equilibrada.

 

El descanso en los perros

El descanso en los perros es crucial para tener una buena salud, tanto física, como mental.

Todos entendemos la importancia del descanso en el apartado físico: el cuerpo mejora porque el descanso ayuda a crecer y recomponerse los músculos. De hecho, tras el descanso los músculos rinden mucho más porque han reposado y se encuentran frescos frente a una nueva actividad, pero ¿le damos la misma importancia al descanso en el apartado mental? 

Cada vivencia, experiencia en el día a día del perro luego es reeditada y procesada durante los sueños, mientras descansan, dormitan o duermen.

Es fundamental comprender que hay que otorgar a los perros momentos de descanso a diario; después de cualquier actividad el descanso permitirá que pueda aprender de lo sucedido anteriormente y buscar soluciones a los problemas que puedan haber ocurrido.  

Para que haya este aprendizaje se debe de dar dos factores; que ocurra una experiencia (positiva o negativa), y que luego el perro tenga la posibilidad de tener un buen descanso. Aún siendo una experiencia negativa, el descanso ayudará y permitirá que el perro aprenda y busque una solución al problema o experiencia vivida para que en un futuro buscar la mejor solución. 

Uno de los grandes problemas es que muchas veces, desde cachorros, ofrecemos paseos y/o experiencias muy intensas, en las que ocurren demasiadas cosas para que el perro joven pueda procesar todo y realizar un buen aprendizaje.

Es muy importante facilitar y fomentar el descanso en el entorno diario de nuestro can.

 

 

Más información en la web de Walking Dogs Valencia

 

Te puede interesar

 

Utilizamos cookies para personalizar y mejorar tu experiencia en nuestra web, tanto con respecto al contenido y utilidades de SrPerro como a los anuncios que muestran en nuestra web nuestros socios publicitarios. Mira nuestra Política de Privacidad, actualizada en mayo 2018, para conocer más detalles sobre nuestras prácticas de recopilación de datos. Al hacer clic en Aceptar, nos autorizas a usar cookies para los fines enumerados. Aceptar