TODOS LOS TEMAS
Educación canina

Cómo enseñar a tu perro a hacerse el muerto

Compartir

Es un truco divertido, eso seguro, pero también es útil. Como explica la gran Sophia Yin, una fabulosa educadora canina en positivo que, por desgracia, falleció, también puede servir para tranquilizar a un perro.

Es un truco divertido, eso seguro, pero también es útil. Como explica la gran Sophia Yin, una fabulosa educadora canina en positivo que, por desgracia, falleció, también puede servir para tranquilizar a un perro. Si lo practicas con frecuencia para que tu can también lo haga cuando se lo piden amigos o familiares, es fácil que cuando quiera conseguir chuches o captar tu atención, se tumbe en vez de saltar o ladrar.

Importante, hay que tener paciencia, hay que tener un buen puñado de chuches.

Lo suyo es enseñarle esto una vez que ya sepa sentarse y tumbarse, claro.

Aquí hay un tutorial que incluye esos pasos, en caso de que aún no los domine tu perro.

¿Cómo conseguir que aprenda a hacerse el muerto? 

Para que la clase sea un éxito trata de elegir un sitio tranquilo donde tu perro pueda prestarte atención a ti, sin distraerse.

Vamos por pasos. Primero, pídele a tu perro que se tumbe y se quede quieto.

Una vez en esa posición, con chuches, el asunto está en conseguir que se eche hacia un lado, hacia el lado en el que tu can suela tumbarse de forma natural.

Hay que hacerlo poco a poco, sujetando la chuche sobre su hombro de manera que logres el movimiento deseado sin que tu perro se levante para atrapar la chuche. En el vídeo un poco más abajo verás un ejemplo.

Hay quien en vez de chuches empieza acariciando al perro y le empuja suavemente para que se tumbe de lado, es otra opción.

Cuando tu can esté tumbado puedes seguir dándole chuches para que se relaje en esa posición. Y para ir prolongando el tiempo que pasa echado, sin levantarse, hasta que tú se lo pidas.

Dado que las chuches suelen ejercer un poder mágico, una vez que has repetido esto en varias sesiones muchos canes ya se echan de lado en cuanto quieren conseguir nuevos premios...

Entonces es cuando hay que añadir alguna palabra al entrenamiento para que la asocie (bang, por ejemplo).

Es importante usar siempre la misma "palabra mágica" para no liar a tu perro.

Una vez que ha pillado lo de tumbarse de lado hay que practicar con la palabra "mágica" y también intentar que lo haga con otra gente porque a veces nosotros hacemos, sin darnos cuenta, gestos extra que ayudan a que salga bien un truco.

Aquí podéis leer el tutorial de Sophia Yin por si tenéis dudas.

Otro tutorial diferente, en inglés.

Aquí podéis ver a algunos perros que dominan el arte de hacerse los muertos con mucho (pero mucho) estilo

Utilizamos cookies para personalizar y mejorar tu experiencia en nuestra web, tanto con respecto al contenido y utilidades de SrPerro como a los anuncios que muestran en nuestra web nuestros socios publicitarios. Mira nuestra Política de Privacidad, actualizada en mayo 2018, para conocer más detalles sobre nuestras prácticas de recopilación de datos. Al hacer clic en Aceptar, nos autorizas a usar cookies para los fines enumerados. Aceptar