TODOS LOS TEMAS
Curiosidades

Retos de la profesión veterinaria en salud mental: la WSAVA ofrece recursos de bienestar para los veterinarios

Compartir
Whatsapp de SrPerro

Última actualización del articulo el día 09/01/2024

Muchos profesionales de la veterinaria, dicen desde WSAVA (la Asociación Mundial de Veterinaria de Pequeños Animales), suelen tener una personalidad dominada por rasgos idealistas y perfeccionistas y esto hace que les sea aún más complicado afrontar una realidad cotidiana que dista, con frecuencia, de ser ideal o controlable.

Hay muchos factores en juego que hacen que el estrés desemboque en angustia y en graves crisis de salud mental. Multitud de estudios recalcan las altas tasas de abandono temprano de la profesión y, todavía más preocupante, las altas tasas de suicidio que se dan entre los veterinarios.

Por eso desde la WSAVA han publicado una completa guía con pautas de bienestar profesional para los veterinarios que se puede consultar, en inglés, aquí.

Es algo que en España trabajan también desde Vetnia, el portal de Elanco dedicado a los profesionales de la salud animal, una web en la que ofrecen información muy valiosa para esta comunidad, desde formaciones a campañas de sensibilización

La guía de WSAVA repasa la gran mayoría de estudios en torno a la salud mental y a los desafíos con los que se enfrentan los veterinarios, aclarando los diferentes tipos de estrés que pueden surgir y todos los aspectos que influyen en la salud mental de las personas.

Nos parece importante tener en cuenta esta información para que todas las personas con perro también seamos cuidadosas y tengamos en cuenta todo esto cuando acudimos a las consultas veterinarias:

Entre los principales estresores estarían:

  1. Preocupaciones Financieras: La profesión veterinaria enfrenta estrés relacionado con problemas financieros, siendo una razón principal por la que los veterinarios consideran dejar la profesión.

  2. Cuidado y Desafíos Éticos, incluyendo la Eutanasia: Los veterinarios frecuentemente enfrentan dilemas prácticos y morales, especialmente en situaciones de eutanasia y cuidado al final de la vida. Las diferencias en las creencias sobre el valor moral de los animales y las responsabilidades del cliente y del veterinario pueden causar tensión ética.

  3. Dificultades con los Clientes: Los clientes pueden ser una fuente significativa de estrés para los veterinarios, especialmente aquellos que no pueden o no quieren pagar, los que no siguen los tratamientos, los que son agresivos o tienen expectativas poco realistas.

  4. Sesgo e Inequidad, Especialmente de Género: La investigación en el Reino Unido muestra que las mujeres enfrentan discriminación en la profesión veterinaria, con menos presencia en los niveles superiores, a pesar de ser mayoría en el campo.

  5. Seguridad y Acceso en el Lugar de Trabajo: Los veterinarios están expuestos a diversos peligros en sus lugares de trabajo, y la variabilidad en los niveles de competencia y en la atención a la seguridad y salud ocupacional puede crear un ambiente laboral inseguro o perjudicial.

  6. Impacto de las Redes Sociales y Acoso Cibernético: El acoso cibernético y la vergüenza pública en redes sociales son problemas comunes que afectan a los veterinarios, causando tensión laboral y problemas de bienestar mental, e incluso llevando a algunos a considerar cambiar de carrera.

En el documento de WSAVA hay, además de recomendaciones como las que compartimos aquí, multitud de recursos de programas concretos para ayudar a los veterinarios.

Sus sugerencias incluyen:

Apostar por la creación y fomento de programas específicos de apoyo y entrenamiento de bienestar para estudiantes y también para profesionales veterinarios jóvenes: los nuevos graduados se enfrentan a mayores riesgos incluso y por eso son importantes los programas de mentoría y los que proporcionan a los estudiantes herramientas útiles para prevenir o manejar el estrés. 

Programas de Mejora en el Lugar de Trabajo: organizaciones como AVMA y AVA han creado programas para promover lugares de trabajo en los que se valore el bienestar. Estas iniciativas no solo son una afirmación pública de la importancia de valorar el bienestar de todos los miembros del equipo veterinario, sino también una oportunidad para que las empresas que valoran estos estándares obtengan reconocimiento público por sus esfuerzos.

Programas de Apoyo e Intervención en Bienestar: Los veterinarios y clínicas que deseen implementar estrategias para mejorar el bienestar de los miembros de su equipo pueden acceder a un variedad de recursos que pueden ayudar a lograr este resultado.

Además de los recursos y programas (la mayoría en inglés) que mencionan en WSAVA, en España contamos, como comentamos al principio, con los desarrollados por el programa Vetnia de Elanco.

Te puede interesar