TODOS LOS TEMAS
Curiosidades

Los olores que calman a los perros: coco, jengibre, valeriana, vainilla...

Compartir

Investigadores de la Universidad de Hartpury en el Reino Unido han compartido los resultados de un estudio realmente interesante aunque limitado puesto que en él solamente han participado 15 perros. El objetivo era comprobar los efectos de la estimulación olfativa en canes que estaban en un entorno estresante, en los cheniles de una protectora para ver si su comportamiento cambiaba en función de diferentes olores. Los resultados son claros y potencialmente extremadamente útiles.


Se ha demostrado que la estimulación olfativa tiene efectos conductuales positivos en una variedad de contextos, dicen los investigadores británicos, pero esto es algo que no se ha estudiado aún en profundidad en lo que respecta a los perros.

Para este estudio, que se llevó a cabo en una protectora de Gloucestershire, se eligió utilizar aromas de coco, vainilla, jengibre y valeriana porque son seguros para los perros, están disponibles fácilmente y porque en el pasado se ha demostrado que son beneficiosos para otros animales. 

Participaron 15 canes, la mayoría de tamaño mediano y dos de tamaño pequeño.  

Los perros fueron expuestos simultáneamente a seis condiciones olfativas utilizando paños perfumados siguiendo un orden fijo (control de tela, coco, vainilla, valeriana, jengibre y control de olores) durante 2 horas al día durante 3 días con un intervalo de 2 días entre condiciones. El comportamiento de los perros se monitorizó y registró cada 10 min durante las 2.

¿Cuál fue el efecto de estos olores? 

La exposición al jengibre, coco, vainilla y valeriana dio como resultado niveles significativamente más bajos de vocalizaciones (ladridos) y movimiento en comparación con las condiciones de control, mientras que también se comprobó que los perros expuestos al coco y al jengibre dormían más.

Y su conclusión, por tanto, es que el uso del enriquecimiento olfativo puede ser de gran utilidad en perreras y protectoras: por un lado podría reducir el estrés de los canes y al reducir los comportamientos asociados al estrés (el ladrido y la actividad constante) esto también facilitaría su adopción puesto que transmitirían una imagen más calmada a los adoptantes en potencia.

De hecho, los mismos investigadores también han llevado a cabo otro estudio utilizando feromonas y en ese caso sus conclusiones fueron menos tajantes, de lo que podríamos concluir que es más efectivo el uso del coco que el de las feromonas.

 

Utilizamos cookies para personalizar y mejorar tu experiencia en nuestra web, tanto con respecto al contenido y utilidades de SrPerro como a los anuncios que muestran en nuestra web nuestros socios publicitarios. Mira nuestra Política de Privacidad, actualizada en mayo 2018, para conocer más detalles sobre nuestras prácticas de recopilación de datos. Al hacer clic en Aceptar, nos autorizas a usar cookies para los fines enumerados. Aceptar