• Compartir

Un simpatiquísimo homenaje a la primera perra astronauta que regresó del espacio

Todos conocemos la triste historia de Laika, una perra callejera que fue enviada al espacio en una misión suicida. Ella fue el primer ser vivo en participar en la carrera espacial, a su pesar: aunque no lo dijeran inicialmente, todos sabían que era un viaje solo de ida.


El viaje de Laika, lejos de ser una gesta para recordar -se acaban de cumplir 60 años de ese evento que acabó desembocando en la llegada del hombre a la luna-, es más bien el símbolo de los aspectos más negativos y negros de la relación entre hombres y perros.

No así la historia de Belka y Strelka, dos canes (también mestizos y callejeros, como Laika)  fueron enviados al espacio por los rusos, a bordo de un Sputnik 5, y ¡volvieron sanos y salvos a la tierra! Fueron recibidos como verdaderos héroes y alcanzaron la fama, tanto en su tierra como en el resto del mundo.

Según nos recuerdan en la wikipedia, sus aventuras no quedaron ahí: resulta que Strelka (cuyo nombre significa pequeña flecha) luego tuvo seis cachorros con otro perro cosmonauta. Y una de ellos emprendió otro viaje improbable y, a su manera, valiente: de Rusia a EEUU porque el Presidente Jrushchov le regaló esa perrita a la hija de John F. Kennedy.

Ese can, llamado Pushinka, posteriormente tuvo también un romance con el perro del Presidente Kennedy y... sí, tuvieron cachorritos. Rusos y americanos unidos caninamente en plena Guerra Fría :-)

Os contamos todo esto porque resulta que Audi ha elegido a una (presunta) tataranieta de Strelka para protagonizar este simpatiquísimo anuncio. Ella ha nacido para perseguir sueños, ¡claro que sí!

Han creado una web especial en la que podéis encontrar más vídeos e información sobre Strelka y sus hijos. Echad un ojo porque está realmente bien, incluso hay un fascinante corto documental sobre Belka y Strelka, siguiendo el rastro a su descendencia.

Y aquí podéis ver a su hija, Pushinka, haciendo amigos en EEUU.

PD: Belka y Strelka también fueron los protas de una peli de animación made in Russia.

Te puede interesar

Un final feliz para Laika: reinventando la historia de la perra astronauta

La historia de Smoky, una Yorkie que participó en la II Guerra Mundial y se convirtió en la primera perra de terapia

La gran masacre de perros y gatos: la tragedia olvidada de la Segunda Guerra Mundial

Utilizamos cookies para personalizar y mejorar tu experiencia en nuestra web, tanto con respecto al contenido y utilidades de SrPerro como a los anuncios que muestran en nuestra web nuestros socios publicitarios. Mira nuestra Política de Privacidad, actualizada en mayo 2018, para conocer más detalles sobre nuestras prácticas de recopilación de datos. Al hacer clic en Aceptar, nos autorizas a usar cookies para los fines enumerados. Aceptar