• Compartir
  • Whatsapp de SrPerro

Un niño con vitiligo recupera la sonrisa y pierde la vergüenza al conocer a un perro como él

Un niño con vitiligo recupera la sonrisa y pierde la vergüenza al conocer a un perro como él

Seguro que recordáis a Rowdy, un bello labrador negro con un aspecto un tanto peculiar, como un oso panda al revés: el can tiene vitiligo, una enfermedad degenerativa que no es nada grave. El vitiligo provoca la desaparición de la pigmentación de la piel y es una dolencia que afecta también a los humanos. Los niños lo pasan particularmente mal porque sienten que son diferentes, de alguna manera defectuosos, piensan que se van a meter con ellos... Es lo que le pasó a Carter, de ocho años, que desarrolló la enfermedad más o menos al mismo tiempo que Rowdy, en 2014, y que incluso trataba de evitar ir al colegio porque le daba vergüenza y no quería que los otros niños se mofaran de él. Odiaba su cara, le dijo a su madre.

Hasta que pudo conocer a Rowdy, entonces todo cambió. La familia de Carter supo de la existencia del can porque, como ya os contamos, Rowdy estaba echándole una pata a la AVRF, la Fundación Americana de Investigación de Vitiligo, para compartir un mensaje clave, que lo diferente es bello

Le enseñaron sus fotos a Carter y empezaron a soñar con que los dos pudieran conocerse. Han pasado un año en contacto con la familia de Rowdy y de hecho, Carter aparece en el vídeo sobre el vitilligo que lanzó a Rowdy al estrellato. Eso ya le hizo muy feliz al churumbel, claro, el saber que gente de todo el mundo sonreía al verlos a él y a Rowdy.

Lo diferente es bello

Gracias a los donativos de un buen número de personas que conocieron la historia a través de internet y de la prensa, el encuentro por fin ha sido posible.

La familia de Carter pudo por fin coger un avión y cruzar el país para que Carter pudiera conocer a Rowdy en perrona y.. bueno, lo mejor es verlo porque es realmente maravilloso.

Conocer al guapo y famoso Rowdy, con un vitiligo tan parecido al suyo, le ha devuelto la confianza y la sonrisa a Carter. Ahora incluso se siente orgulloso de tener vitiligo, siente que es especial, como su nuevo amigo Rowdy. Lo único malo, como cuentan en el reportaje, es que Rowdy está ya muy mayor, va a cumplir 14 años, por eso era importante organizar el encuentro con Carter. Rowdy tuvo, por lo visto, convulsiones el domingo y necesita tratamiento veterinario. Por eso están tratando de recaudar fondos, aquí podéis ayudarle.



Te puede interesar

Lo diferente es bello: el labrador con vitiligo "comparte" su experiencia con los niños

Utilizamos cookies para personalizar y mejorar tu experiencia en nuestra web, tanto con respecto al contenido y utilidades de SrPerro como a los anuncios que muestran en nuestra web nuestros socios publicitarios. Mira nuestra Política de Privacidad, actualizada en mayo 2018, para conocer más detalles sobre nuestras prácticas de recopilación de datos. Al hacer clic en Aceptar, nos autorizas a usar cookies para los fines enumerados. Aceptar