• Compartir
  • Whatsapp de SrPerro

Tico, ¿un perro con tres dueños? Una adopción que ha dejado a una familia desolada

Tico, ¿un perro con tres dueños? Una adopción que ha dejado a una familia desolada

La historia de Tico nos la han remitido desde Dog Rescue, un grupo de voluntarios que asesora a dueños de perro en la sierra noroeste de Madrid (entre otras cuestiones, cuando un can se pierde, ayudan en la difusión y hacen batidas de búsqueda, etc.) Ellos quieren compartir lo sucedido con Tico con la esperanza de que, de alguna manera, eso sirva para que el can pueda volver con su familia, con Blanca, una vecina de la zona. Ella lo está pasando muy mal porque Tico, por un cúmulo de accidentes o despropósitos, ha sido dado en adopción a otra familia. Es como si el can tuviera, sin querer, tres dueños: el original, que se negó a gestionar la cesión de Tico a Blanca, Blanca que fue quien lo encontró en la calle y quien ha cuidado de él durante dos años y medio y ahora, una nueva familia, la que lo adoptó sin saber que ya había quien le quería...

No conocemos personalmente ni a Blanca ni a la familia que ahora cuida de Tico pero compartimos lo sucedido tal y como lo narran en Dog Rescue. Si queréis más información o saber cómo apoyar a Blanca, lo mejor es contactar con Dog Rescue a través de facebook. 


"Hace unos días en un Municipio de la Sierra Madrileña se destapó un escándalo relacionado con la adopción de un perro. Queremos contaros la historia y que vosotros valoréis lo sucedido…

El perro en cuestión es Tico, un Bretón muy guapo y enérgico de unos tres años de edad. Tico vivía con su humana Blanca y su compañera perruna Tani de 12 años de edad. Blanca lo recogió de la calle cuando Tico tenía unos 8 meses, era invierno y estaba completamente empapado vagando por los alrededores de su casa. Cuando Blanca lo vio, el estado de Tico era bastante lamentable, estaba totalmente desnutrido, hasta tal punto que casi no podía levantarse sobre sus patas, helado de frío y muerto de miedo. Blanca no dudó en meterlo en su casa, secarlo, alimentarlo y darle cobijo. 

Lo llevo al veterinario donde descubrió que tenía chip. Al llamar al propietario del chip éste les comunicó que no quería al perro, que se lo quedara si así lo estimaba oportuno. Blanca decidió que quería compartir su vida con Tico y no lo dudó, pero en el momento de realizar la cesión del chip, el propietario no quiso hacerla, no quería moverse en absoluto por el perro… Tanto Blanca como su familia intentaron realizar el trámite en numerosas ocasiones a través de su veterinario, pero siempre obtuvieron la negativa del propietario, que les llegó a decir q el perro era suyo, y que dejaran de molestarle…

Tras un año y medio Blanca y su familia dejaron de intentar cambiar la titularidad de Tico a su nombre, aceptaron que nunca iba a ocurrir tal situación y siguieron con su vida. En la clínica veterinaria como sabían la situación no les han puesto nunca ningún problema para atender a Tico, ha recibido todas sus vacunas ya que lo que hacían era ponerse en contacto con el titular del chip y éste daba su consentimiento para vacunarle.

Al principio de vivir en su nuevo hogar, Tico se escapó un par de veces por unos desperfectos en el vallado, estos desperfectos fueron solucionados y no volvió a escaparse. Sus aventuras duraron muy poco tiempo, iba a explorar algún lugar cercano y volvía a casa. La relación que creó con Blanca fue de absoluta adoración desde el primer momento. Siempre han estado muy unidos, hasta el punto de que Tico la seguía a cualquier sitio. Nunca se separaban, paseaban todos los días por los alrededores junto con Tani su compañera perruna y por el monte junto con los perros de la hija de Blanca y su marido.

A principio de mes, tras un paseo por el monte con la hija de Blanca, Tico saltó del coche al llegar a casa y salió corriendo tras una perra en celo. Pensaron que volvería tras unos minutos, pero no fue así. Durante 5 días lo estuvieron buscando por todo el pueblo, hablando con todo el mundo, pero parecía que a Tico se lo había tragado la tierra… 

Cual fue la sorpresa de la familia cuando una vecina les informa que el Servicio Municipal de Recogida de Animales de la zona lo ha dado en adopción… La familia no daba crédito a lo sucedido y se pusieron en contacto con ellos. Tras varios intentos fallidos consiguieron hablar con los gestores del servicio de recogida que les manifestaron que la policía les había entregado al perro 5 días antes y que tras pasarle el lector de chip y verificar que tenía propietario se pusieron en contacto con él, siendo la respuesta del propietario que el perro ya no era suyo, que no lo quería y que podían hacer lo que quisieran con él, pero que desde hacía varios años lo cuidaba una familia de la zona. Tras insistir o amenazar al dueño con una denuncia por abandono, éste accedió a ceder el chip, y una familia apareció en ese momento justo para adoptarlo.

Desde el Centro Municipal de recogida de animales en ningún momento se intentó buscar a la familia de Tico, simplemente se procedió a dar al perro en adopción a la pareja. Una vez que Blanca y su familia consiguen contactar con los gestores del Centro, éstos les dicen que hablaran con la nueva familia de Tico para intentar mediar una devolución de Tico. 

Tras varios días y mucha presión en las redes sociales, los adoptantes y la familia de Blanca hablan por teléfono. La conversación está cargada de nervios, por lo que no es muy fructífera, aún así quedan en volver a hablar, ya que los nuevos adoptantes quieren pensarlo. Varios mensajes después en los que los adoptantes no tienen claro que hacer (unas veces parece que si están dispuestos a entregar a Tico y otras no) deciden finalmente quedarse con Tico y no devolverlo a la familia, alegan que el perro se les escapaba con frecuencia, llegan a decirles que está desnutrido y que con ellos que son personas muy activas va a vivir mejor que con Blanca. En ningún momento parecen que tienen en cuenta la situación emocional por la que está pasando Blanca. Tico ha sido un perro muy querido desde el primer momento, un miembro más de la familia, y tanto Blanca como Tani están rotas de dolor por lo sucedido. Tani no quiere ni levantarse de la cama, no encuentra por ningún lado a su compañero perruno y la está destrozando, con 12 años no tiene alegría por seguir adelante.

Se ha pedido ayuda a la empresa de Recogida de animales, pero desde hace días su respuesta ha sido estar callados, desactivar la publicación en la que se trataba el tema de Tico y bloquear a todas las personas que trataron de mediar en el conflicto a favor de Blanca. Sabemos que la empresa no ha cometido ninguna irregularidad legal esta vez, ya que al estar el perro cedido a su nombre lo podían poner en adopción sin esperar plazos, pero creemos que si han cometido una gran irregularidad moral, ya que aún siendo conocedores que Tico tenía familia en ningún momento se preocuparon de buscarla.

En la actualidad se está buscando la manera legal de que Tico pueda volver a casa, pero queremos informar a todo el mundo de la historia ocurrida y preguntaros, que prima más en este caso ¿la legalidad de un número de chip? ¿O la moralidad de  años de cuidados y amor de una familia?

Por último también queremos recalcar que no es una caza de brujas contra los nuevos adoptantes, que en el momento de la adopción no tenían ni idea de la situación de Tico. Pero nos gustaría llamarlos a la reflexión, ya que en el momento de la conversación con Blanca los nervios estaban a flor de piel y se dijeron muchas cosas incoherentes llevadas por el estrés del momento. Pedirles disculpas si algún comentario se les ofendió y solicitarles que por favor recapaciten, que piensen en la familia que está esperando a Tico. Por desgracia hay millones de perros abandonados en la calle o en un frío chenil sin ninguna familia que les espere, pero Tico si tiene una familia que le quiere y está deseando que vuelva a casa."

Dog Rescue

Utilizamos cookies para personalizar y mejorar tu experiencia en nuestra web, tanto con respecto al contenido y utilidades de SrPerro como a los anuncios que muestran en nuestra web nuestros socios publicitarios. Mira nuestra Política de Privacidad, actualizada en mayo 2018, para conocer más detalles sobre nuestras prácticas de recopilación de datos. Al hacer clic en Aceptar, nos autorizas a usar cookies para los fines enumerados. Aceptar