• Compartir

Ojo con la peligrosa procesionaria del pino, cada año llegan antes las alertas y las plagas

El cambio climático también afecta, como es lógico, a la procesionaria del pino y, por tanto, a nuestros perros. Las plagas de esta peligrosa oruga comienzan cada vez antes. Desde enero y en algunos casos antes ya hay avisos de procesionaria en las zonas verdes de muchas ciudades españolas.

Lavar la boca con agua o suero, clave para evitar lesiones
La procesionaria del pino, una amenaza real para los perros

En teoría, las larvas de la procesionaria pasan el invierno en las bolsas que se fabrican en las ramas de los pinos y empiezan su "procesión" por parques y senderos cuando termina el frío, antes de primavera. 

 

Decimos en teoría más que nada porque cada vez aparecen antes, ya no es en abril sino en noviembre o diciembre cuando comienza a haber avisos sobre plagas de procesionaria.

A partir de enero y febrero es algo generalizado. 

 

 Por eso mismo los veterinarios están alertando en redes sociales sobre las plagas porque si un perro se acerca en exceso a estas orugas puede sufrir problemas oculares, bronquiales e incluso anafilaxia severa.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by CV El Lebrel (@cv_el_lebrel)

 

Ya ha habido algún caso, por suerte no grave, como el del pequeño Dino, atendido en esta clínica de Puerto de Mazarrón:

 

En resumen, si vas a pasear por cualquier zona en la que haya pinos junto a tu perro, fíjate bien en el suelo para evitar que tu perro pueda acercarse a estas orugas. 

Si ves una fila de orugas en procesión -de ahí el nombre- aléjate, no las pises porque eso podría hacer que sus dardos envenenados se pegaran a tu zapato, etc.

Y en caso de que creas que tu can ha entrado en contacto con una procesionaria, puedes lavarle la boca con agua templada o suero y de inmediato al veterinario. Sin frotar, eso puede empeorar la situación. 

 

 

 

Consejos prácticos ante la amenaza de la procesionaria

Lavar la boca con agua o suero, clave para evitar lesiones tras el contacto con la procesionaria del pino

La procesionaria del pino, una amenaza real para los perros

Utilizamos cookies para personalizar y mejorar tu experiencia en nuestra web, tanto con respecto al contenido y utilidades de SrPerro como a los anuncios que muestran en nuestra web nuestros socios publicitarios. Mira nuestra Política de Privacidad, actualizada en mayo 2018, para conocer más detalles sobre nuestras prácticas de recopilación de datos. Al hacer clic en Aceptar, nos autorizas a usar cookies para los fines enumerados. Aceptar