• Compartir

#MejoresAmigos: un proyecto de FAADA para que las personas sin hogar no deban elegir entre un techo o sus animales

El objetivo es que los “Mejores Amigos” no se separen nunca: por eso mismo, sabiendo que muchas personas sin hogar se quedan en la calle al no poder acceder a los albergues con sus perros o gatos, desde FAADA se pusieron manos a la obra y han impulsado un impresionante, precioso y muy necesario proyecto que busca hacer posible el alojamiento de personas sin hogar con sus animales en los albergues y en las viviendas sociales o de inclusión de Barcelona y también de toda Cataluña. Llevan trabajando en ello desde 2016, en colaboración con entidades públicas y privadas.

Veterinarios solidarios: una ayuda indispensable para aquellos que solo tienen a sus perros

Todas estas historias que podréis escuchar a continuación, las entrevistas que han realizado desde FAADA de personas de la calle y sus perros o gatos, son parte de #MillorsAmics, #MejoresAmigos. 

Ojalá gracias a FAADA la situación cambie en Cataluña y también en el resto de España. En su web podéis ver todas las acciones que están desarrollando -desde hace años- para que el objetivo de este proyecto sea una realidad. A pie de calle, están hablando con personas sin hogar que conviven con animales para saber cuál es su realidad y los problemas concretos con los que se enfrentan y están planteando todo tipo de ideas imaginativas para ver cómo ayudarles. Al final os contamos también cómo colaborarar.

Verdaderamente emociona escuchar y ver estos relatos, estas amistades únicas...

"Suena a tópico, pero quíen te dice que quizás un día, cuando menos te lo esperas aparece esa "alma mater" que te acompañará para siempre. Óscar encontró a Moreno o quizás Moreno encontrara a Óscar, quién recuerda y describe ese momento, ese lugar, como algo mágico en su vida."

"Imagina que un día sales a pasear a los perros y cuando vuelves a casa, descubres que ha ocurrido algo que te obliga a tomar la díficil decisión de no volver a entrar en ella nunca más. No tienes dónde ir, no tienes nadie que te ayude, no tienes nada. Pero decides seguir adelante."

"Una bola de pelo blanca en una caja de zapatos junto a un contenedor. Así era Chaval cuando conoció a Angelito. Pasaba por allí y fue un "para siempre" a primera vista."

"Luís y Ares tienen la suerte de ser los primeros que pueden compartir habitación en una residencia y en unas condiciones muy favorables. Son un buen ejemplo de lo mucho que puede significar vivir en compañía para aquellas personas que más lo necesitan."

"Una conexión total es lo que ha propiciado que hayan recorrido media península juntos. Fran pedaleando en su bicicleta y Gordo de copiloto en su carro. Está claro que hay que elegir muy bien a tu compañero de aventuras. Ni uno, ni otro parece que tengan dudas de ello."

"Tal vez la "juventud" de Oso y el "saber estar" de Rita sean uno, ó dos de esos motivos donde Mariano se apoya cada día para seguir adelante; los tres han encontrado su equilibrio, juntos, no puede ser de otra manera."

"Todos imaginamos la cantidad de inconvenientes de vivir en la calle, sin un techo digno. Aún puede complicarse más, cuando además, vives en pareja, cuando además, tienes animales; podría decirse que no eres bienvenido ni en la calle. Pese a ello, Mónica, Jose, Miguel y Blanca, son una gran familia que hace todo lo posible por seguir juntos."

"Sin saber cómo se llamaba, Ildi intentaba llamar su atención con diferentes nombres hasta que por casualidad pronunció la palabra mágica: "Lili". Fue la primera vez que consiguieron comunicarse. Quizás lo que no es una casualidad es que sus nombres se parezcan tanto."

"Gracias a una amiga, conoció a Marinieves. Y como si todo hubiera estado escrito, en muy poco tiempo se convirtieron en almas gemelas. Ahora, por suerte, tienen un techo donde dormir. Pero si el destino les obligará a separarse, Nani incluso se ha planteado volver a la calle. Con ella, por supuesto."

 

En julio 2018, gracias al trabajo conjunto de Servicios Sociales, la Oficina de Protección de los Animales del Ayuntamiento de Barcelona (OPAB) perteneciente al Departamento de Bienestar Animal y FAADA, por primera vez una persona sin hogar puede alojarse con su perro en un centro de acogida público de Barcelona. En el marco del acuerdo de colaboración con el Ayuntamiento, Blacky y Omar, que llevan 12 años juntos, han arrancado la primera prueba piloto. Desde FAADA se han encargado de que al animal se le proporcionaran todas las actuaciones veterinarias para garantizar que su estado higiénico-sanitario fuera óptimo.

¿Cómo echar una pata a FAADA y a #MillorsAmics? Lo expican en la web del proyecto: 

"Si tienes algún tipo de negocio (peluquería, tienda de animales, residencia canina, etc.), eres veterinario, o eres un particular y quieres ayudarnos siendo casa de acogida temporal para cuando estas personas requieran algún tipo de ingreso y sus animales corran el riesgo de quedarse desamparados, déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo"

 

Te puede interesar

Una broma fabulosa logra que decenas de perros sean adoptados

Refugios móviles y otras iniciativas para ayudar a los sin techo y sus animales

Lifelines: emotivos retratos del vínculo entre los sin techo y sus animales

Un hombre que vive en la calle recupera a su perro gracias a la solidaridad

Un sin techo y su perro, un sin techo con una nueva oportunidad gracias a La Real

Utilizamos cookies para personalizar y mejorar tu experiencia en nuestra web, tanto con respecto al contenido y utilidades de SrPerro como a los anuncios que muestran en nuestra web nuestros socios publicitarios. Mira nuestra Política de Privacidad, actualizada en mayo 2018, para conocer más detalles sobre nuestras prácticas de recopilación de datos. Al hacer clic en Aceptar, nos autorizas a usar cookies para los fines enumerados. Aceptar